Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Dirección de Empresas   ·   Liderazgo   ·   Cultura   ·   Facebook   ·   Instagram   ·   Twitter   ·   Adolescentes   ·   Redes Sociales   ·   Hipocresía   ·   Música



Día de los santos inocentes. 28 de Diciembre


Inicio > Cultura
27/12/2012


2299 Visitas



El 28 de diciembre se conmemora a los santos niños inocentes que Herodes mandó matar al enterarse que en su entorno nacería el rey de Israel. Así lo señalan los Evangelios: Herodes llamó a los Sumos Sacerdotes para preguntarles en qué sitio iba a nacer el rey de Israel. Ellos le contestaron: “Tiene que ser en Belén, porque así lo anunció el profeta Miqueas: De ti, Belén, saldrá el jefe que será el pastor de mi pueblo de Israel” (Miq 5, 1). Herodes se propuso averiguar dónde estaba ese niño, para después mandar a sus soldados a que lo mataran. Y fingiendo dijo a los Reyes Magos: “Vayan y averigüen acerca de ese niño, cuando lo encuentren regresan y me lo informan, para ir yo también a adorarlo". Los magos – Melchor, Gaspar y Baltasar – guiados por la estrella, partieron a Belén. Llenos de alegría encontraron al Niño Jesús junto a la Virgen María y San José; lo adoraron y le ofrecieron sus regalos de oro, incienso y mirra. En sueños recibieron el aviso divino de que no volvieran a Jerusalén y regresaron a sus países por otros caminos. Herodes se quedó sin saber dónde estaba el recién nacido. Esto lo enfureció, por lo que mandó matar a todos los niños menores de dos años, en Belén y sus alrededores (Mt 2,15).


Recordamos por extensión a todos los niños no nacidos, que por una u otra razón no han podido vivir. Es un día en que podemos renovar la convicción de que toda vida, desde su concepción hasta su ocaso natural, debe ser cuidada y dignificada. Donde hay un resplandor de vida, por pequeño que sea, debemos esforzarnos en protegerla. La vida es don, regalo inmerecido. Nadie tiene derecho a disponer de ella o decidir quién vive o no.

Por lo mismo, no es día de bromas. Lamento la torpe asociación de hacer “inocentadas” en este día, en que se recuerda un crimen atroz, por mucho tiempo que haya pasado. Más que bromas, es día de reflexión sobre el don de la vida y el respeto a la vida de los demás, sobre todo los más indefensos y débiles: los niños y los aún no nacidos.

Aprovechemos también a agradecer a quienes, venciendo la tentación de interrumpir una vida, han optado por ella y la han asumido. Es una actitud valiente, que nos obliga como sociedad a hacernos cargo en parte de esa nueva vida. De ahí que apoyar a las madres, sobre todo las que están solas, es un deber ineludible como sociedad. Nos debe irritar especialmente el atropello a los derechos de los más débiles. Es algo que indigna y agrede al más elemental sentido de justicia. Que los santos inocentes nos despierten a una mayor solidaridad y justicia.



Hugo Tagle

twitter: @hugotagle

Etiquetas:   Religión   ·   Vida   ·   Navidad

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18302 publicaciones
4646 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora