Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Escritores   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Coronavirus   ·   Pandemia   ·   Alimentos   ·   Poesía   ·   Paz Social   ·   Estados Unidos   ·   Alimentación



Costa Rica, un país interesante


Inicio > Economía
24/12/2012


2651 Visitas



Llamativo, exótico e interesante. Costa Rica es uno de esos lugares en donde se combinan factores atractivos que despiertan la curiosidad y acaso la envidia. Es una de las democracias más antiguas, con una marcada estabilidad política, muy distante de las democracias latinoamericanas endebles que, confusas y propensas a lo indefinido, nos acostumbraron a lo imprevisible. Como toque de distinción, mientras los gobiernos latinoamericanos se militarizaban y hasta empotraban dictaduras empuñando las armas, Costa Rica abolió su ejército hace más de 60 años. La de idea de nación era clara: las victorias armadas no eran las importantes, sino que habría que ganar batallas en el campo educativo para que el beneficio se extienda a la sociedad.


Hoy en día es uno de los países más alfabetizados de América Latina y ha ido mejorando sus niveles de calidad educativa. Pasar de los presupuestos militares a la inversión en educación ha generado una sociedad más próspera y menos tendiente al conflicto. Y como resultado de la apuesta a la educación, no sólo han mejorado los niveles de productividad y competitividad en materia de recursos humanos, sino que han generado un clima atractivo para la inversión de las empresas que requieren de mano de obra calificada, como las grandes compañías productoras de tecnología. Los beneficios sociales son importantes, aunque todavía la pobreza sigue afectando a alrededor del 20% de la población, de acuerdo a los datos de Naciones Unidas.

Los “ticos” no sólo se están adelantando al resto de los países latinoamericanos en su carrera hacia la economía del conocimiento, sino que han sabido aplicar buenas estrategias para el aprovechamiento de sus recursos naturales. Precisamente, sus volcanes, bosques y parques nacionales en general son un atractivo que ha convertido al país en uno de los pioneros del ecoturismo, en tanto se suman ingresos superiores a los 2 mil millones de dólares por año en materia de turismo. De esta manera, al sumar los beneficios de la educación, los ingresos por turismo, la inversión extranjera y el desarrollo de la industria de alta tecnología, Costa Rica presenta factores importantes que apuntan a que el país siga una ruta de progreso y mejoría de las condiciones de vida de su gente.

Hablar de lo “orgullosamente tico” es referirse a una marca país que se traduce en seguridad, calidad y respeto. Es uno de los países más seguros de América Latina –según el Índice de la Paz Global 2012- y respetado por sus cuidados al medio ambiente, por las libertades de las que gozan los ciudadanos y por la apuesta permanente que se hace por la educación.

Costa Rica se encuentra actualmente en un proceso de recuperación económica, tras la crisis global que hizo sentir sus efectos en el país en 2009. Con un crecimiento promedio del 4% en los últimos dos años y con una buena generación de empleo, los indicadores son alentadores aunque todavía insuficientes para cubrir todas las necesidades de una economía emergente.

Hay muchos factores interesantes que aprender de los ticos. Desde su redireccionamiento de los gastos militares hacia la inversión educativa, hasta su apuesta por la competitividad de los recursos humanos como incentivo para el desarrollo de empresas tecnológicas. ¿Cuántos gastos innecesarios tenemos que bien podrían servir para una inversión a futuro? ¿Cuánto tiempo más vamos a priorizar en nuestros presupuestos a los partidos políticos, a la burocracia parasitaria y a los avivados que se cuelgan de las bondades del poder para hacer fortunas impuras? ¿Cuándo destinaremos los recursos al desarrollo de la gente y no al mantenimiento de estructuras obsoletas?

Vivimos en sociedades injustas porque no hemos priorizado la educación de la gente, de manera que esta es la verdadera fuente de la desigualdad, la exclusión y la limitación para el progreso. Si hiciéramos el ejercicio de pensar un cambio en el destino de los recursos que tenemos… ¿qué gastos deberíamos suprimir y qué inversiones serían las urgentes para mejorar al país? Vale la pena pensarlo. Con urgencia.



Etiquetas:   Educación   ·   Políticas Públicas   ·   Crecimiento Económico

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
20111 publicaciones
5035 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora