Por qué Santa Claus entra a las casas por la chimenea?



Es clasica la imágen de San Nicolás entrando por la chimenea de una casa, y en la imágen de nuestro artículo ponemos a este santo obispo de la navidad entrando por la chimenea de la casa del mundo. Y ya sabemos que santa Claus vive en el polo norte. Ahora hay que preguntarse porque el mito se proyectó al polo norte y a la chimenea de la casa.

 


La razón viene del yoga y del hinduismo. Y de otras tradiciones esotéricas relativas al "axis mundi". Al eje del mundo. La mitología hindú situa a los dioses morando en el monte Meru, y en el polo norte del mundo, para simbolizar el axis mundi y la sushumna, o el eje de la columna vertebral donde están los chakras de la ciencia yoga.

Así el monte Meru está en nosotros mismos, y su cuspide coincide con el Brahmarandra, o la Puerta de Brahma, un orificio místico por donde el espíritu entra y sale del cuerpo en los éxtasis yóguicos y búdicos. Es la misma puerta de Dios en la cumbre de la cabeza, la fontanela donde desciende el fuego del Espíritu Santo en Pentecostés, sobre los apóstoles.

El Espíritu Santo es rojo en la tradición cristiana, y rojo es el traje de Santa Claus.

Así entendemos que el mito de la navidad nos habla en un lenguaje esotérico. Santa Claus es la representación de la Fuerza Ignea del Espíritu Divino que penetra en el cuerpo por la Puerta de Brahma, la puerta del Creador, el acceso a la Consciencia Cósmica y el descenso de sus Bendiciones sobre la cabeza del buscador de Dios. Esa es la Chimenea, es la Puerta de Brahma, por donde la luz divina entra en el cerebro y por donde el espíritu sale a la hora de la liberación o del sueño hiperlúcido de los profetas.

Es nuestro Norte existencial, el eje o arbol Yggdrasil de la tradición nórdica, árbol que une los nueve mundos o los nueve chakras de la tradición yóguica. Esa conciencia cósmica está simbolizada por la estrella radiante en la cumbre del árbol de navidad. Cada uno de nosotros es un árbol de navidad cuando se armoniza con la divinidad.  



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF


ÚNETE






Por qué Santa Claus entra a las casas por la chimenea?


Es clasica la imágen de San Nicolás entrando por la chimenea de una casa, y en la imágen de nuestro artículo ponemos a este santo obispo de la navidad entrando por la chimenea de la casa del mundo. Y ya sabemos que santa Claus vive en el polo norte. Ahora hay que preguntarse porque el mito se proyectó al polo norte y a la chimenea de la casa.

 


La razón viene del yoga y del hinduismo. Y de otras tradiciones esotéricas relativas al "axis mundi". Al eje del mundo. La mitología hindú situa a los dioses morando en el monte Meru, y en el polo norte del mundo, para simbolizar el axis mundi y la sushumna, o el eje de la columna vertebral donde están los chakras de la ciencia yoga.

Así el monte Meru está en nosotros mismos, y su cuspide coincide con el Brahmarandra, o la Puerta de Brahma, un orificio místico por donde el espíritu entra y sale del cuerpo en los éxtasis yóguicos y búdicos. Es la misma puerta de Dios en la cumbre de la cabeza, la fontanela donde desciende el fuego del Espíritu Santo en Pentecostés, sobre los apóstoles.

El Espíritu Santo es rojo en la tradición cristiana, y rojo es el traje de Santa Claus.

Así entendemos que el mito de la navidad nos habla en un lenguaje esotérico. Santa Claus es la representación de la Fuerza Ignea del Espíritu Divino que penetra en el cuerpo por la Puerta de Brahma, la puerta del Creador, el acceso a la Consciencia Cósmica y el descenso de sus Bendiciones sobre la cabeza del buscador de Dios. Esa es la Chimenea, es la Puerta de Brahma, por donde la luz divina entra en el cerebro y por donde el espíritu sale a la hora de la liberación o del sueño hiperlúcido de los profetas.

Es nuestro Norte existencial, el eje o arbol Yggdrasil de la tradición nórdica, árbol que une los nueve mundos o los nueve chakras de la tradición yóguica. Esa conciencia cósmica está simbolizada por la estrella radiante en la cumbre del árbol de navidad. Cada uno de nosotros es un árbol de navidad cuando se armoniza con la divinidad.  




Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar

PDF


ÚNETE