Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Elecciones Municipales   ·   Quintana Roo   ·   Poesía   ·   Joe Biden   ·   Sociedad   ·   Donald Trump   ·   Escritores   ·   Lectores   ·   Periodismo   ·   Lectura



Las Profesiones y su marco legal


Inicio > Derecho
10/12/2012

8590 Visitas



¿Serán las profesiones un factor que impulse, o un obstáculo que limite, nuestro crecimiento?


¿Cuál es el rol de las profesiones en nuestro País actualmente?, es una pregunta inquietante, pero lo es más inquirir ¿cuál alternativa tendrán en los próximos lustros: a) serán uno de los factores que impulsen el progreso nacional o, en cambio, b) constituirán una barrera que limite nuestras posibilidades de crecimiento y  den origen a complejos problemas sociales  y lamentables frustraciones?.

Responder a la primera cuestión inquieta porque no existe información precisa acerca del total de las profesiones que existen en nuestro país, ni de su correspondencia con las necesidades sociales y económicas existentes, menos la hay acerca del número de profesionistas, y tampoco hay un marco jurídico que regule eficazmente su ejercicio. Peor aún, no existen conceptos claros y precisos de lo que son una profesión y una carrera profesional, ni se distingue con nitidez en los textos legales que diferencias existen entre un profesionista y un profesional, entre una profesión y un oficio, y entre las competencias profesionales y laborales.

Todas estas insuficiencias producen graves consecuencias que repercuten en nuestro desarrollo inhibiendo la calidad en la prestación de los servicios, la competitividad de nuestras industrias y comercios, la seguridad jurídica para los usuarios de los servicios profesionales, la equidad entre los profesionistas nacionales y extranjeros, la generación de riqueza y la creación de empleos, entre otras.

Contestar a la segunda de las interrogantes planteadas, sin haber resuelto las insuficiencias de información mencionadas en el segundo párrafo, resulta una tarea colosal, propia para nigromantes. No obstante lo anterior, sí se puede afirmar que conocimiento y profesión se encuentran íntimamente vinculados, como también lo están ambos con la educación y la investigación.

Por eso es preciso ahondar en el tema, a fin de poder conquistar la primera de las alternativas, mencionadas en el párrafo inicial a), disponiendo de los argumentos suficientes para diseñar e implantar las políticas públicas apropiadas para ese fin.

Disponer de esa información y definir e implementar tales políticas públicas no constituye una panacea que venga a resolver ipso facto todos los problemas nuestros derivados de esta materia pero, en cambio, significa contar  con los elementos de juicio necesarios para aplicar todas nuestras facultades en hacernos cargo de nuestro propio destino, y el plus de encausar el ánimo nacional en pos de esperanzas colectivas factibles.

Con lo anterior no se trata de asumir una actitud de arrogante suficiencia que prescinda a priori de todas las experiencias externas; sí de aprovechar las buenas ideas de quien provengan siempre que se adapten y subordinen a nuestras prioridades y objetivos nacionales.

La ruta para caer en la segunda de las alternativas b, en cambio, es muy sencilla; simplemente asumir que internamente el estado actual de las cosas en la materia es el óptimo, que no precisamos esforzarnos en comprender las complejidades de nuestro entorno internacional y que el azar, antes que la razón y el esfuerzo tenaz y decidido,  resolverán nuestros problemas.

Debemos tener presente que aunque a lo largo de los tiempos, ser educado significó “ser improductivo”, hasta el siglo XX ninguna sociedad pudo permitirse tener más que un puñado de individuos educados, el nuevo hecho esencial es que todo el mundo debe estar educado al límite de su capacidad para que una sociedad y una economía sean del todo eficaces. La gente instruida es el "capital" de una sociedad desarrollada. En la cima de todo esto debe florecer la educación de adultos, que  ahora significa, cada vez más, educación avanzada para los que ya recibieron alta educación. (I)

Las leyes, como expresión suprema de las políticas públicas, deben responder satisfactoriamente a las exigencias actuales y propiciar la existencia de condiciones favorables para enfrentar las previsiones y contingencias de los tiempos futuros. ¿El marco legal de las profesiones en México responde a estas condiciones?, evidentemente no, por los razonamientos que se desarrollarán a lo largo de este y los subsecuentes análisis.

En otro orden de ideas, es preciso explicar que el título de esta obra se compone de dos temas en íntima conexión dentro del ámbito territorial de nuestro país: por una parte las leyes (marco legal) y, por la otra, las profesiones.

Ambos conceptos, marco legal y profesiones, suelen ser mencionados con relativa frecuencia en los medios masivos de comunicación y por lo mismo solemos tener una idea muy general de ellos.

No obstante, a fin de iniciar con claridad la argumentación necesaria para los fines de estos articulos, resulta oportuno acotar el significado de ambos; así como dar una somera explicación acerca del porqué se eligieron precisamente estos y no otros como, vgr. marco jurídico, marco normativo, o, los profesionales, los profesionistas, etc.

He preferido marco legal, porque las leyes son el punto de partida y referencia obligatoria para las normas de inferior jerarquía tales como reglamentos, decretos, acuerdos, lineamientos, circulares, etc.; aclarando que se usa el término ley, aplicado a los ámbitos federal y local, en el sentido muy amplio que le da el artículo 133 de nuestra Constitución Política, que establece:

Esta Constitución, las leyes del Congreso de la Unión que emanen de ella y todos los tratados que estén de acuerdo con la misma, celebrados y que se celebren por el Presidente de la Republica, con aprobación del Senado, serán la Ley Suprema de toda la Unión.

Bajo esta perspectiva, los análisis comprenderán también a los Tratados y, además, a las constituciones y leyes existentes en las entidades federativas en tanto que el tema es de naturaleza local como se expondrá en su oportunidad.

Por otra parte enfocar como parte central a los marcos, jurídico o normativo, que son conceptos de mayor amplitud en tanto que comprenden en el primer caso, además de la Constitución, leyes y tratados, a las normas administrativas, la jurisprudencia, los actos consensuales, e inclusive la doctrina sobre el tema, y en el segundo a las normas morales, del trato social, religiosas, etc., repercutiría necesariamente en una mayor extensión de estos articulos que excedería con mucho su propósito; no obstante, sí haré mención de algunos de estos para ejemplificar e ilustrar temas muy concretos.  

En cuanto a la palabra profesión, que usa nuestra Constitución en su artículo 5º., se  entiende por tal, de una manera general, aquella ocupación u oficio que requiere estudios especiales y una declaración de carácter público de que se han cursado y aprobado; y se prefirió sobre profesionales o profesionistas, atendiendo a su calidad de sustantivo, en tanto que estos últimos son adjetivos calificativos de los cuales podríamos decir inicialmente que profesional se aplica a quien tiene los conocimientos y aptitudes suficientes para resolver exitosamente problemas relacionados con un área de conocimiento, en tanto que profesionista se aplica a quien posee un título. (II)

Abordar el estudio del marco legal de las profesiones en México en estos articulos responde a los motivos siguientes:

1.- Contribuir a llenar un vacío doctrinario en esta materia de trascendental importancia, tomando en cuenta el papel que las profesiones, tanto en su desarrollo como en su correcto ejercicio, pueden significar para el desenvolvimiento exitoso de nuestra Nación.

2.- Hacer un inventario de las leyes y tratados vigentes aplicables en materia federal y local, incluyendo una somera retrospectiva de sus antecedentes constitucionales y legales.

3.- Analizar el ámbito de competencia que en la materia poseen las autoridades federales y locales, así como investigar posibles conflictos de leyes y lagunas, legales y reglamentarias.

4.- Detectar las complejidades derivadas de la celebración de tratados en el ejercicio de las profesiones dentro de nuestro país, y proponer medidas para aprovechar las ventajas que se puedan derivar en beneficio de los Mexicanos.

5.- Integrar un inventario de las profesiones que actualmente requieren de título profesional para su ejercicio.

6.- Motivar la reflexión acerca de los vínculos existentes entre la educación superior, el servicio social, las prácticas profesionales, el ejercicio profesional y la  empresa.

7.- Considerar los factores que pueden incidir en la calidad del ejercicio profesional, tales como la evaluación en la educación superior, la colegiación obligatoria, la educación continua, la competencia profesional, la “certificaciòn” y la previsión, así como su expresión dentro del marco legal vigente.

8.- Delimitar el fundamento legal para las sanciones aplicables a los profesionistas.

Atendiendo a los propósitos enumerados, dentro de los análisis se deberían atender por lo menos los siguiente temas:

El “concepto  de profesión y su presencia dentro de los textos legales en nuestro país”, con un recuento de los usos y significados de la palabra profesión, sus derivados y afines, dentro de la historia; así como una recapitulación de las leyes y sus disposiciones relacionadas con la materia a partir del México Independiente, para concluir con una propuesta argumentada de definición.

“La competencia establecida por la Constitución Federal”, para  esclarecer el ámbito de competencia legal de las autoridades federales y locales en materia de profesiones.

Los tratados celebrados por nuestro Estado que inciden en el ejercicio profesional y  sus complejidades, haciendo énfasis en el ejercicio profesional por extranjeros y el principio de reciprocidad.

“Las particularidades de las leyes locales”, con mención específica de las disposiciones de mayor relevancia contenidas en las mismas, así como un análisis del enfoque que aplican a las profesiones.

“Problemas de la regulación y el ejercicio profesional: la cédula, la colegiación, la educación continua, la competencia profesional y la certificación; el servicio social y las prácticas profesionales, los niveles dentro de  las profesiones”.

“Los problemas y oportunidades que el desarrollo científico, tecnológico y de la competencia suponen para el desarrollo del marco legal en materia de profesiones”,

“Fundamento legal para las responsabilidades y sanciones aplicables a los profesionistas”, con el marco normativo, su trascendencia y efectividad de las mismas.

“Prospectiva del marco legal aplicable en materia de profesiones”, para establecer algunas reflexiones acerca de posibles estrategias internas a seguir para capitalizar las ventajas que se presentan en el entorno mundial y reducir las desventajas que la participación contextual significa.





(I) La Revolución Educativa; De Landmarks of Tomorrow, por Peter F. Druker (Nueva York, Harper and Row, 1959). Derechos de propiedad literaria, 1959, de Peter F. Drucker, y reproducido con autorización de Harper an Row, Editores, Inc., en Etzioni, Amitai y Eva. Los Cambios Sociales. México. FCE. 1995. 5a. reimpresión. 453 p.

(II) El diccionario define al profesionista como aquel “profesional que cuenta con título académico”; Diccionario General de la Lengua Española VOX; 1987-1997, CD Microsoft Bookshef en Español.







Etiquetas:   Educación   ·   Políticas Sociales   ·   Empresas   ·   Formación Profesional

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21483 publicaciones
5225 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora