Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Alimentación   ·   Alimentos   ·   Poesía   ·   Nutrición   ·   Lectura   ·   Lectores   ·   Periodismo   ·   Muerte   ·   Libros   ·   Escritores



¿Qué Pensamos?


Inicio > Psicología
29/11/2012

1937 Visitas



¡O te decides a brillar o te enmoheces, tú eliges!


Se dice que las personas somos lo que comemos, pero yo creo que somos lo que pensamos. El pensamiento es como el alimento de nuestra mente y por lo tanto responsable de las acciones que emprendemos. Dada la enorme importancia que tiene el pensamiento, es de suponer que todos deberíamos cuidarlo impidiendo que se nos cuele algún pensamiento indeseado que nos perjudique; pero lejos de esto, las personas solemos tener predilección por los pensamientos negativos, parece como que así, sufriendo desde el principio sus consecuencias, imaginándolas, recreándolas en nuestra mente y en nuestro cuerpo, nos pareciera que estaremos mas preparados para hacerles frente cuando lleguen de verdad.

Es como una vacuna diaria contra la desgracia que está por llegar y una forma de morir cada día.

Pensar de forma positiva, dejar que nuestra mente se nutra de valor, de ánimo, de fuerza, de verdad, de afecto.... Parece que no nos resulta cómodo, parece como que nos deja expuestos a la frustración, al miedo a perder, a que no sea verdad, como si estuviéramos en un sueño perfecto sabiendo que alguien nos lo va a arrebatar; miedo a sufrir de golpe todo lo que no hemos ido sufriendo día a día.

Preferimos morir de a poquito, en lugar de vivir a grandes bocanadas, con confianza.

De este modo vamos entrando en un círculo vicioso, los pensamientos negativos nos alimentan y, así nutridos, aparecerá el miedo por todo lo malo que está por llegar, y esto nos hará más vulnerables, asustadizos, ansiosos... yo suelo decir que es como volvernos mohosos, y estando así, no disfrutaremos de todo lo bueno que habremos sido incapaces de ver, ni de las oportunidades que habrán pasado inadvertidas para nosotros.

Soy consciente de que es difícil en situaciones dolorosas, complicadas y tristes, pensar siempre en positivo, pero también soy consciente de que las personas que han pasado por experiencias terribles y han sabido remontar la negatividad de la desgracia, son las que han conseguido ser felices, superarse y tener una vida plena. Por lo tanto, ¿qué tienes que perder?

La semana pasada asistí a una conferencia de Teresa Perales, nuestra nadadora paralímpica ganadora de 22 medallas igualando a Phelps, y fue fantástico escucharla, entender que una persona que perdió a su padre con 15 años y que a los 18 se vio en una silla de ruedas por una neuropatía, supo encontrar su destino disfrutando de la vida y huyendo de la autocompasión. Adivinad, cual fue la clave, sí, fue "el pensamiento", lo que ella se dijo en aquel durísimo momento condicionó su actitud y por lo tanto sus acciones ante esa desgracia vivida; por eso hoy no es una joven frustrada en una silla de ruedas, sino una persona admirada, exitosa y un ejemplo para todos. Ella eligió Brillar.

Llegados a este punto, nos diremos, " pero yo no puedo" ... " yo soy así" ... " a otras personas les es mas fácil" ... " a mi edad ya es muy difícil cambiar" .... y otros pensamientos similares que solo buscan que siga todo como está, no salir de nuestra zona de confort que es gris, muy gris, pero también es cómoda.

Pero, todos podemos!!! Todos, absolutamente todos los seres humanos pueden cambiar su forma de pensar, a veces sucede de forma espontánea como reacción a una experiencia vivida, pero otras muchas lo podemos cambiar tan solo con la voluntad de querer hacerlo :

  • Tomando conciencia de que en nuestra mente mandamos nosotros y de que podemos elegir lo que pensamos y desechar lo que no queremos.
  • Dándonos tiempo y no dramatizando cuando fallemos. Perseverando.
  • Relativizando los problemas, las dificultades, sólo eres un ser vivo más en el universo; tanto, y a la vez tan poco.
No será fácil al principio, porque nuestra mente tiene una rutina, pero por repetición lo conseguiremos. Pensar en positivo, con optimismo es una opción una elección personal para brillar.

"Un optimista ve una oportunidad en toda calamidad, un pesimista ve una calamidad en toda oportunidad." (Winston Churchill)



Etiquetas:   Inteligencia Emocional   ·   Coaching

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

1 comentario  Deja tu comentario


Eduardo Rebollada Casado, Letras Un artículo muy conciso. La frase final de Churchill resume lo que Ud. ha querido decir: somos dueños de nuestra vida o lo que dice de en nuestras mentes sólo deberíamos mandar nosotros mismos.
¡Enhorabuena!




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
22646 publicaciones
5343 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora