Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Alimentos   ·   Alimentación   ·   Nutrición   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Lectura   ·   Libros   ·   Escritores   ·   Innovación   ·   Poesía



Es el momento de Allamand


Inicio > Política Nacional
23/11/2012


1141 Visitas



Cuando sólo falta el trámite de promulgación para que la ley de primarias[1] comience a regir, en el intertanto los pre-candidatos presidenciales principalmente los de la Coalición -Andrés Allamand y Laurence Golborne-, comienzan a conformar sus comandos, estrategias y programas con miras a las primarias oficialistas de junio del próximo año. 


 

En ese punto ex ministro de Defensa y candidato presidencial de Renovación Nacional (RN), Andrés Allamand, ha señalado que durante su campaña está dispuesto a tomarse todo el tiempo que sea necesario para escuchar a la gente. En clara alusión al 60% de chilenos que se abstuvo de votar en la pasada elección municipal.

 

Allamand forma parte de una de las generaciones más exitosas de políticos de la centro-derecha chilena tras el retorno a la democracia en 1990, integró la denominada ‘Patrulla Juvenil’ junto a Sebastián Piñera, Evelyn Matthei y Alberto Espina. A comienzos de los 70, como dirigente de la juventud secundaria con sólo 15 años el candidato presidencial RN abandonó su colegio particular –el Saint George- para participar en la elección de la entonces Federación de Estudiantes Secundarios (FESES), matriculándose en Liceo Lastarria de Providencia.

 

A comienzos de los 90`s, el actual candidato de RN, fue el arquitecto y lideró una centro-derecha mediadora y constructiva con los primeros gobiernos de la Concertación de Patricio Aylwin y Eduardo Frei.  La reforma constitucional de 1989, fue el éxito más significativo para el liderazgo de Allamand, que transformó a RN durante gran parte de esa década como un factor articulador y protagonista de la transición política chilena. 

 

Ya en ese entonces, Andrés Allamand, señalaba la necesidad de una “derecha con vocación de mayoría”, donde el eje central –en ese entonces- estaba puesto en “la democracia de los acuerdos”. Fue así como desde la presidencia de RN, lideró una oposición constructiva y leal hacia los gobiernos de la Concertación, con dos objetivos: el primero, consolidar la transición democrática, propósito alcanzado con creces; y el segundo, transformar a la centroderecha en una opción real de gobierno, cosa que se lograría años después con la llegada de Sebastián Piñera a La Moneda. 

 

Ahora Allamand como candidato presidencial de RN, plantea la urgencia de un país más justo, donde todos importan de igual forma y nadie vale más o menos que el otro. Esto “sólo es posible aborreciendo los privilegios, terminando con los abusos del más poderoso y asegurando la igualdad de oportunidades. Nuestra idea de Chile es la de un país con una democracia más transparente y participativa"[2].

 

 

Tras las movilizaciones sociales y estudiantiles del año pasado, y la baja participación ciudadana en las elecciones municipales 2012, se vislumbra un el escenario político complejo con miras a las presidenciales 2013.  Donde la ciudadanía no sólo pide mayor participación, sino que también demanda que los candidatos muestren sus ideas y transparenten sus definiciones, sin ocultar lo que piensan y muestren sus equipos de trabajo. 

En ese sentido, Allamand ha sido claro en que los énfasis de su campaña estarán puestos en buscar acuerdos para temas como el desafío energético, el combate a la delincuencia y la disminución de la desigualdad.  Mientras que en lo valórico se ha mostrado partidario del AVP y contrario al aborto.

 

Además, marcando sus diferencias con sus contendores, Allamand ha señalado: "Chile ha entrado en un ciclo político en que las convicciones serán más importantes que nunca. No habrá espacio para la popularidad vacía ni los lugares comunes”[3]. Donde la experiencia política, el liderazgo, la convicción y la capacidad de Andrés Allamand serán fundamentales para triunfar en las primarias oficialistas. Con el objetivo de enfrentar políticamente hablando a Bachelet -u otra candidato de la Concertación + PC- en el terreno de las ideas y los equipos, y no en el de la simpatía o el carisma. 

 

Con todo, Allamand tiene en los atributos denominados ‘duros’ -capacidad, conducción o liderazgo- sus fortalezas como candidato, que dado el momento político por el que atraviesa el país, deberían ser fundamentales junto a su experiencia política para sacar ventaja frente a sus contendores, ya sea en las primarias de la Coalición o en las presidenciales del noviembre del 2013. Por ahora deberá concentrase en desplegarse por el país y conformar su equipo de trabajo, porque su momento llegó.

[1] Voluntarias y vinculantes para elecciones presidenciales, parlamentarias y municipales. 



[2] El Mercurio, 3 de junio de 2012.



[3] La Segunda, 27 de julio de 2012. 







Etiquetas:   Política

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
22655 publicaciones
5344 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora