Estaré entrenando por encima de mis posibilidades



¿Estaré entrenando por encima de mis posibilidades?

 

. Siempre escuchamos que su práctica nos aportará beneficios saludables, a nivel estético y en la calidad de vida.

Pero en otro sentido somos testigos de la muerte súbita de deportitas de élite que cada tanto caen irremediablemente ante nuestros ojos, en el campo de juego.

Con lo cual es normal que los pacientes se pregunten: ¿Qué me puede pasar a mí que practico tal deporte de ciertas características?, si a una mega estrella con el dinero que ha costado ha muerto sin que nadie hubiese podido predecir tal evento.

Bueno como todo en la vida hay niveles, tanto entre los deportes, que los son de distinta intensidad; entre los deportistas, los hay de distinto nivel; en la frecuencia de la práctica, diaria, semanal; las causas de mortalidad deportiva, las hay muy conocidas y otras en las que, hoy por hoy, no conocemos la exacta fisiopatología; en los servicios de prevención, suelen ser de distinto enfoque, algunos más cardiológicos, otros más traumatológicos y un tercer grupo que sería un mix de ambos.

Con la práctica deportiva tienen lugar distintos cambios fisiológicos tanto a nivel cardíaco, neurohumoral, vasos sanguíneos, musculares etc. Ciertos órganos son sometidos a isquemia relativa -cierta falta de oxígeno relativa- la cual estimula tanto su función, como su neo vascularización y por otro los somete a una condición de trabajo que pone a prueba tanto su viabilidad como su rendimiento.

La prevención se basa en intentar detectar aquellas cardiopatías que no tolerarán la práctica intensiva, o simplemente aquellas condiciones genéticas a las que el estímulo intenso disparará la aparición de una arritmia, o aquellas vasculaturas coronarias que no están para soportar ese estímulo isquémico.

No todo será desaconsejar la práctica, se pueden diseñar o estimar ciertas frecuencias óptimas para entrenamiento, para competición, etc.

Resumiendo groseramente el estudio de los athletas se podría dividir por edad, poniendo un corte en los 35 años. Por debajo presencia de muerte arrítmica, por encima cobra predominio la aparición de enfermedad coronaria.

Muchos de estos cuadros se pueden detectar con un simple electrocardiograma, otros requerirán una búsqueda algo más compleja que podría implicar la realización desde un ecocardiograma, un holter, una resonancia cardíaca, etc. Quedará un porcentaje mínimo de eventos idiopáticos, pero al menos se habrá desbrozado la mayoría de los riesgos, al menos los previsibles.

El ejemplo más común sería que cruzar la calle tiene cierto riesgo, no será lo mismo cruzar la avenida principal de una capital, que el camino de mi pueblo. En ese sentido tampoco resultará igual si miro a ambos lados, que si miro hacia uno solo. Por último si decido cruzar con los ojos cerrados, estoy dejando demasiadas variables al azar. Tal vez no pase nada un número finito de veces, pero...

Pues la prevención es eso. Intentar mirar lo visible y evitar al menos lo evitable. Podrían tener lugar incidentes no previstos, pero el porcentaje de los mismos será mucho menor

 

Posted by CardioBaiona.jimbo.com/



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF


UNETE






Estaré entrenando por encima de mis posibilidades


¿Estaré entrenando por encima de mis posibilidades?

 


El deporte es un estilo de vida. Siempre escuchamos que su práctica nos aportará beneficios saludables, a nivel estético y en la calidad de vida.

Pero en otro sentido somos testigos de la muerte súbita de deportitas de élite que cada tanto caen irremediablemente ante nuestros ojos, en el campo de juego.

Con lo cual es normal que los pacientes se pregunten: ¿Qué me puede pasar a mí que practico tal deporte de ciertas características?, si a una mega estrella con el dinero que ha costado ha muerto sin que nadie hubiese podido predecir tal evento.

Bueno como todo en la vida hay niveles, tanto entre los deportes, que los son de distinta intensidad; entre los deportistas, los hay de distinto nivel; en la frecuencia de la práctica, diaria, semanal; las causas de mortalidad deportiva, las hay muy conocidas y otras en las que, hoy por hoy, no conocemos la exacta fisiopatología; en los servicios de prevención, suelen ser de distinto enfoque, algunos más cardiológicos, otros más traumatológicos y un tercer grupo que sería un mix de ambos.

Con la práctica deportiva tienen lugar distintos cambios fisiológicos tanto a nivel cardíaco, neurohumoral, vasos sanguíneos, musculares etc. Ciertos órganos son sometidos a isquemia relativa -cierta falta de oxígeno relativa- la cual estimula tanto su función, como su neo vascularización y por otro los somete a una condición de trabajo que pone a prueba tanto su viabilidad como su rendimiento.

La prevención se basa en intentar detectar aquellas cardiopatías que no tolerarán la práctica intensiva, o simplemente aquellas condiciones genéticas a las que el estímulo intenso disparará la aparición de una arritmia, o aquellas vasculaturas coronarias que no están para soportar ese estímulo isquémico.

No todo será desaconsejar la práctica, se pueden diseñar o estimar ciertas frecuencias óptimas para entrenamiento, para competición, etc.

Resumiendo groseramente el estudio de los athletas se podría dividir por edad, poniendo un corte en los 35 años. Por debajo presencia de muerte arrítmica, por encima cobra predominio la aparición de enfermedad coronaria.

Muchos de estos cuadros se pueden detectar con un simple electrocardiograma, otros requerirán una búsqueda algo más compleja que podría implicar la realización desde un ecocardiograma, un holter, una resonancia cardíaca, etc. Quedará un porcentaje mínimo de eventos idiopáticos, pero al menos se habrá desbrozado la mayoría de los riesgos, al menos los previsibles.

El ejemplo más común sería que cruzar la calle tiene cierto riesgo, no será lo mismo cruzar la avenida principal de una capital, que el camino de mi pueblo. En ese sentido tampoco resultará igual si miro a ambos lados, que si miro hacia uno solo. Por último si decido cruzar con los ojos cerrados, estoy dejando demasiadas variables al azar. Tal vez no pase nada un número finito de veces, pero...

Pues la prevención es eso. Intentar mirar lo visible y evitar al menos lo evitable. Podrían tener lugar incidentes no previstos, pero el porcentaje de los mismos será mucho menor

 

Posted by CardioBaiona.jimbo.com/




Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar

PDF


UNETE