Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Alimentos   ·   Alimentación   ·   Poesía   ·   Nutrición   ·   Periodismo   ·   Lectura   ·   Lectores   ·   Muerte   ·   Libros   ·   Escritores



Beneficios de la mediación


Inicio > Psicología
15/11/2012


3047 Visitas



Las intenciones de la mediación en contexto de la justicia juvenil han ido cambiando o evolucionando con los años. La ley 4/92 no hacía referencia alguna a la mediación, contemplando la reparación de la víctima. La mediación sería el “modo” de reparar los daños a las víctimas.


 La entrada en vigor de la Ley Orgánica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal del menor, marca una nueva etapa en materia de legislación penal en menores.

La víctima se hace más presente en el proceso que en la Ley Orgánica 4/92, reconociendo su situación de víctima y la posibilidad de participar en la resolución del conflicto.

 El artículo 19 de la Ley 5/2000 plantea el sobreseimiento del expediente por conciliación o reparación entre el menor y la víctima, y según el artículo 51.2 de la L.O 5/2000, el juez podrá dejar sin efecto la medida impuesta en fase de ejecución, cuando se realice la conciliación del menor con la víctima.

Por otro lado, la edad también se modifica pasándose de la franja de 12/15 años a la de 14/17 pudiéndose alcanzar hasta los 21.

Además de la implicación de los jueces mediante el artículo 2.2. Sobre la responsabilidad civil.

La mediación pues, se venía centrando en el menor exclusivamente para dar un cambio sustancial con el tiempo, y centrarse además en las víctimas.

Una inclusión de la víctima, para facilitar la mediación, el entendimiento entre ambas partes.

En cuanto a los beneficios de la mediación que se identifican en el artículo, son divididos en beneficios para la víctima y para el menor infractor:

En primer lugar se indica la responsalización en el proceso. Es decir, el entendimiento consciente por parte del menor, de las consecuencias de sus actos, para con la víctima, y para con él o ella mismo.

Es un claro beneficio que facilitara enormemente la empatía y por tanto no volver a cometer actos de ese tipo.

Así mismo, permite el proceso, una toma de conciencia, de sus actos y de cómo repercuten en la vida de las personas.

Otro de los beneficios de la mediación juvenil, en este contexto, es que al introducir a la victima existe un cambio en la actitud del menor siendo imposible que no piense, reflexione sobre su propia conducta. La mediación implica un ejercicio de introspección, fundamental para la propia conciencia del problema y para la resolución favorable de los conflictos.

Por otro lado, la mediación trabaja con el sentimiento de culpa evitando que éste frivolice o realice una mala “lectura” de los acontecimientos.

Permite que la persona pueda alcanzar un sentimiento de haber concluido su propia labor en la situación, siendo muy enriquecedora para esta persona, que se considerara responsable del acto juzgado, pero también responsable de la solución.

En último lugar, la mediación fomenta el autocontrol, previniendo así la reincidencia.

El menor asumirá los conocimientos y las experiencias adquiridas propiamente por su trabajo en todo el proceso de mediación.

Por otro lado, en el proceso de mediación, también existen múltiples beneficios para las víctimas que al participar en dicho proceso, reducen, alivian, y solucionan varios daños, reduciendo pues la victimización.

Se convierte la mediación en un espacio de atención y escucha donde puede exponer libremente sus miedos, el daño sufrido, sus temores. Así mismo, es un espacio de información donde recibe todo lo concerniente al proceso judicial.

Es un espacio además de desdramatización, donde se intenta que la victima relativice lo sucedido para poder seguir con su vida, y superar el dolor o el trauma sufrido. Es pues, un espacio de reparación.

Finalmente, he de destacar, que la mediación es favorable para ambas partes, en el sentido de que, se abren los canales de comunicación entre las dos partes, existe un encuentro productivo, donde se dialoga, en un clima adecuado.

 



Etiquetas:   Leyes

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

1 comentario  Deja tu comentario


Francisco Javier Brenes Berho, Periodismo Mer interesa mucho leer este artículo y no puedo porque está completamente cubierto de anuncios. !Saludos!




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
22646 publicaciones
5343 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora