Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Alimentos   ·   Alimentación   ·   Poesía   ·   Nutrición   ·   Periodismo   ·   Lectura   ·   Lectores   ·   Muerte   ·   Escritores   ·   Libros



¿Qué es un Punto de encuentro familiar?


Inicio > Psicología
15/11/2012


2575 Visitas



 






Un punto de encuentro familiar, es un recurso social especializado, vinculado al ámbito de la familia, cuya finalidad es garantizar el derecho de los niños y las niñas de relacionarse con sus padres (ambos) y/o familiares, cuando no convivan con estos por motivo de separación entre los progenitores o de separación del niño de ambos por aplicación de medidas de protección.





Es un espacio físico en el que trabajan un equipo de profesionales, que pretenden normalizar las relaciones entre las partes permitiendo que los contactos de los niños con sus padres y otros familiares, en su caso, se desarrollen en un marco de seguridad y bienestar, mediante una intervención de carácter temporal, que promueva que los progenitores asuman sus responsabilidades parentales y sean capaces de establecer y cumplir acuerdos relacionados con el régimen de comunicación y estancia con sus hijos, en beneficio de estos.





El punto de encuentro, además de facilitar el encuentro del menor con sus progenitores, garantizando sus interese en situaciones de conflicto, el Punto de Encuentro pretende:





Establecer en las familias en situación de ruptura de la convivencia familiar, los vínculos necesarios para un buen desarrollo psíquico, afectivo y emocional del menor





Garantizar que el cumplimiento del régimen de visitas no suponga una amenaza para la seguridad del menor y prevenir la violencia doméstica.





Preparar a los progenitores y familias biológicas y acogedoras para conseguir autonomía y poder mantener las relaciones con los menores sin depender de este servicio.





En el Punto de Encuentro se garantiza a las parte la confidencialidad del contenido de la visita, que solamente interesa a los progenitores y a los menores, sin perjuicio de los informes que se emitan relativos a la evolución de los cumplimientos e incidencias que se produzcan.





Las siguientes normas serán aplicadas teniendo siempre en cuenta el interés del menor.





El menor será entregado o recogido por el progenitor o familiar autorizado para ello en la resolución judicial o por el Servicio de Protección a la Infancia o bien por consentimiento escrito del progenitor.





Sólo podrán acompañar otros familiares al progenitor que debe realizar la visita en el Punto de Encuentro si es así contemplado en la resolución judicial, administrativa o con consentimiento escrito del progenitor.





Los usuarios llegarán puntualmente para entregar o recoger a los menores, respetando el calendario establecido.





El plazo máximo de espera, tanto para la entrega como para la recogida del menor, será de 15 minutos, salvo causa debidamente justificada. Pasado este plazo podrán solicitar documento que acredite su asistencia y la ausencia del otro progenitor.





Los menores permanecerán en el Punto de Encuentro acompañados de uno de sus progenitores o familiares, responsabilizándose éstos de su cuidado y su atención durante el régimen de visitas establecido.





Ante cualquier alteración o incidencia que modifique la cita prevista, los usuarios lo pondrán en conocimiento del personal del Punto de Encuentro con la mayor antelación posible.





Todas las personas que se encuentren en el Punto de Encuentro deben mantener una conducta respetuosa y cívica sin que se permita ningún tipo de alteración en la normal convivencia de menores y adultos.





Los usuarios deben hacer buen uso de las instalaciones del Punto de Encuentro, procurando su cuidado y responsabilizándose de que sean respetadas por los menores. No podrán usarse objetos de grabación sonora o visual.





Los usuarios deberán cumplir con las normas y horarios establecidos en los Puntos de Encuentro. El uso de teléfonos móviles queda reducido únicamente a las necesidades de comunicación personales de emergencia y siempre que no atente contra la intimidad de los demás usuarios o a las normas del Punto de Encuentro





Hay que dejar muy claro que esta intervención es de carácter temporal, desarrollada por profesionales en un lugar neutral, y tiene como objetivo principal la normalización de la situación conflictiva respecto al régimen de visitas, siguiendo en todo caso las indicaciones que establezca la autoridad judicial o administrativa competente y garantizando el interés y la seguridad de los menores y de los miembros de la familia en conflicto.





En cuanto a cuál es su función, cuales son los objetivos de los puntos de encuentro, destacan varios:





Favorecer el cumplimiento del derecho fundamental del menor a mantener la relación con ambos progenitores y/o familiares después de la separación, estableciendo los vínculos necesarios para su buen desarrollo psíquico, afectivo y emocional.





Prevenir las situaciones de violencia en los regímenes de visitas conflictivos.





Orientar y apoyar a los padres, madres y familiares para que consigan la autonomía necesaria en el ejercicio de la coparentalidad sin depender del Servicio, prestando los servicios asistenciales adecuados para este objetivo.





Velar para que el cumplimiento del régimen de visitas no suponga una amenaza para la seguridad del menor, de! progenitor o del familiar.





Favorecer el encuentro entre el menor y el progenitor no custodio y con la familia extensa de éste.





Permitir a los menores expresar sus sentimientos y necesidades en un espacio neutral frente a las indicaciones paternas, maternas o de familiares.





Facilitar orientación profesional para mejorar las relaciones paterno/materno-filiales y las habilidades de crianza parentales, así como la derivación a otros servicios asistenciales que favorezcan este objetivo.





Fomentar y mejorar la capacidad de los progenitores u otros familiares en la resolución consensuada de los conflictos relativos a los menores, tanto presentes corno futuros.





Disponer de información fidedigna sobre las actitudes y aptitudes parentales que pueda ser de utilidad a las entidades derivantes y siempre con el fin de defender en mejor medida los derechos del menor.



Etiquetas:   Psicología Social

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
22646 publicaciones
5343 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora