Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Coronavirus   ·   Pandemia   ·   Estados Unidos   ·   Poesía   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Reseña   ·   Escritores   ·   Paz Social   ·   Lectura



A y B por 'padre' y 'madre'


Inicio > Ciudadanía
14/11/2012

1166 Visitas



Desde que en 2006 se aprobó la ley, padezco síndrome de perplejidad por el absurdo del absurdo. Desde entonces, alucinado por las ocurrentes memeces que nos imponen, he llegado a la conclusión de que, si 'A' es igual a 'B', y 'A+B' es igual a 'X', quiere esto decir que, tras el reciente refrendo del Constitucional reconociendo como ‘matrimonio’ la unión entre gays y lesbianas, se ha hecho firme la genial y sabia iniciativa, alumbrada por uno de esos genios que trabajan por el bien de la humanidad, para que a nuestros descendientes no les llamemos hijo ni hija, sino que la denominación justa, equilibrada y correcta es que les llamemos ‘X’ como producto directo de A+B.






Me explico. Si de la unión sexual entre un hombre (padre) y una mujer (madre) se obtiene como resultado natural un producto que llamamos hijo o hija, dependiendo del sexo con que viene al mundo, a partir de ahora ya no será así puesto que, según sea la criatura, deberemos de llamarla X-A o X-B. El enigma es fácil de descifrar, para eso lo han diseñado concienzudos pensadores del absurdo.





Si al padre ahora se le denomina ‘progenitor A’ y a la madre ‘progenitor B’, de la unión sexual de ambos progenitores A+B se obtiene como resultado el producto X, según demuestra la lógica del siguiente y sencillo teorema [si A=B resulta que A+B=X]. Por otra parte, y a pesar de tener que introducir ahora la demandada definición que sustituye a la de ‘madre’ y ‘padre’, -conceptos ya caducos que nadie quiere utilizar-, la nueva denominación para nuestros ascendientes ha supuesto una gran alegría para todos los españoles, en especial lo ha sido para los miembros de la Real Academia de la Lengua Española que, durante años, trataban de eliminar del diccionario eso de ‘padre’ y de ‘madre’ por lo carca, obsoleto y discriminatorio que resultaba.





Tengo noticias de que ahora, tras conocerse la justa y equilibrada decisión del cambio y la introducción de los nuevos conceptos de progenitor A y progenitor B, o conyuge A y cónyuge B por marido y mujer, los miembros de la Real Academia se han reunido de urgencia para saludar la llegada de la buena nueva y, al mismo tiempo, felicitar de forma efusiva a la despejada cabeza del novedoso diseño por facilitarles la solución justa al grave problema que tenían planteado con las confusas y obsoletas denominaciones de ‘madre’ y de ‘padre’, o de 'marido' y 'mujer'..





Lo que más me preocupa en estos momentos es el proceso de adaptación. No crean, es un tanto complicado. Cuesta adaptarse a llamar ‘Equis-A’ al hijo y ‘Equis-B’ a la hija. Espero que sea cuestión de tiempo.





Mientras nos vamos acostumbrando a tamaña mamarrachada, yo quiero volver a la vieja tradición de que mis hijos nos llamen padre y madre. Pido al Gobierno de Rajoy, que ahora puede con su potente mayoría, que anule o modifique la absurda ley de progenitores A y B, y retornemos a lo de ‘padre’ y a lo de ‘madre’.









 



Etiquetas:   Ciudadanía   ·   Política   ·   Minorías Sexuales   ·   Matrimonio

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
20146 publicaciones
5042 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora