Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Libros   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Poesía   ·   Lectura   ·   Italia    ·   Mundo   ·   España   ·   Cambio Climático



Los secuestros y asesinatos frenenan a la sociedad en México


Inicio > Política Nacional
05/11/2012

1283 Visitas



LOS CASOS NOTABLES: MARTÍ, DIEGO, MOREIRA, Y UN LARGO ETCÉTERA.


Hasta hace un  par de décadas solía decirse en las charlas y tertulias de café, cantina, antesala médica o en la cola de las tortillas que el problema de la inseguridad era únicamente de los fregados y clase medieros que no teníamos, ni tenemos costosos autos blindados ni guaruras pero el caso del secuestro y asesinato del niño Martí, hijo de un prominente, muy conocido y al parecer también sumamente apreciado en su medio, empresario Alejandro Martí, vino a romper el mito falsamente creado porque ya anteriormente otros grandes empresarios habían sido víctimas de secuestros, algunos de ellos muy prolongados, mencionaré sólo algunos de los más notables y que mayor difusión tuvieron en los medios de comunicación masiva, aunque no en orden de "importancia" de los personajes, ni cronológico:

INTERMINABLE E ILUSTRATIVA LISTA DE ALGUNOS  FAMOSOS SECUESTRADOS

 La Niña Silvia Vargas Escalera, hija de quien fuera titular de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE), Hugo Alberto Wallace, de quien su señora madre tuvo que hacer personalmente todas las investigaciones del secuestro y asesinato porque ninguna autoridad hizo el menor caso del asunto, las actrices y hermanas Laura Zapata y Ernestina Sodi, quienes a pesar de haber salido con vida quedaron con problemas emocionales tan severos que acabaron con su relación familiar, el cantante de ranchero Vicente Fernández, el mismísimo  Ex-Secretario de Gobernación quién "gozaba" de negra fama desde los movimientos estudiantiles del 68 cuando dirigía a la siniestra Dirección Federal de Seguridad (DFS), el empresario Alfredo Harp Helú de quién apareció una foto de portada completa en la "Revista Proceso" con el torso desnudo y portando un cartelón como si fuese criminal, el comediante Adal Ramones, secuestrado durante una semana y fue liberado justo un mes antes de su boda.

DE LOS PROBLEMAS EMOCIONALES AL "SÍNDROME DE ESTOCOLMO".

 Posteriormente al "Jefe Diego", Diego Fernández de Cevallos quién salió visiblemente disminuido física, emocional y moralmente, "medio justificando" a sus captores y "entendiendo" a sus captores con algo que alcanzo a percibir como una suerte de "Síndrome de Estocolmo", fenómeno llamado así porque en el año de 1973 se realizó un asalto al Creditbanken, de esa ciudad capital, como los asaltantes fueron cercados por la policía secuestraron a cuatro mujeres y un hombre durante seis días y cuando por fin fueron sometidos los asaltantes y secuestradores y llevados a juicio, una de las mujeres se negó a declarar contra ellos siendo el caso que un fotógrafo asegura haberla visto, durante esa encerrona, besándose con uno de los delincuentes, es decir, que terminó solidarizándose "con su causa" y enamorándose de él. Algo muy similar sucedió con la nieta del magnate norteamericano William Randolph Hearst, quien fuera secuestrada del departamento de su novio por una organización político-criminal que se hacía llamar "Ejército Simbiótico de Liberación" (Cualquier cosa que eso pretendiera significar) y pocos meses después fuese fotografiada portando un rifle de asalto durante un atraco a un banco.

¿Y LOS MORTALES COMUNES DE A PIE? ¿QUÉ HAY DE LOS QUE NO ESTAMOS EN EL OLIMPO?

Varias organizaciones civiles del Estado de Coahuila reclaman, principalmente, vía twitter, y con justificada razón, que a los casos de sus familias, evidentemente ubicadas al otro extremo de los círculos del poder económico y político, se les preste la misma atención que al recientemente asesinado muchacho Moreira. Yo les he respondido por el mismo medio que a lo sumo, les dirán que sí, que les van a hacer idéntico caso, que la justicia es para todos y un sin fin de lugares comunes más, es decir, puro rollo y bla, bla, bla..  Pero que la verdad no les van a hacer caso alguno por dos razones fundamentales: La primera es que no tienen capacidad para hacerlo, ni intelectual, técnica, administrativa, de investigación, procuración de justicia, moral y  un montón de renglones más. Ni siquiera para ellos pueden investigar y ninguno  o casi ninguno de los casos que mencioné, ni de otros que no alcancé a mencionar, ha sido resuelto ni los culpables de los delitos llevados ante la justicia, menos aún, sentenciados. La segunda razón, nada menor, es que en su esquema mental y orden lógico de prioridades nosotros, el pueblo, "            "la pinche prole", parafraseando a la dulce hijita de nuestro flamante y copetón presidente electo, Enrique Peña Nieto, no pintamos en el esquema mental de los poderosos más que cuando se acuerdan de que requieren de nuestros votos para seguir gozando de las mieles y excesos que el poder les proporciona !A nuestras costillas Off course!

ESE EXTRAÑO Y PODEROSO SENTIMIENTO DE INDEFENCIÓN.

Queda en el consciente y subconsciente colectivo un sentimiento, también plenamente justificado, de impotencia, de desamparo frente a la ley y las instituciones, "si a los ricos y poderosos, a los que tienen la sartén por el mango les pasa eso ¿Qué podemos esperar nosotros?". Casi no existe familia en México que no tenga, o conozca de cuando menos un caso de asalto, secuestro (expréss o de larga duración) o asesinato y esto daña severamente nuestra productividad desde lo más profundo, desde lo más hondo de nuestro ser, incluso se trabaja más allá de nuestras fronteras porque es de todos sabido que los compatriotas que regresan son constantemente extorsionados, secuestrados y asesinados para quitarles aquello que con muchas penalidades se fueron a ganar, solo que ellos no tiene voz, no gozan, como la familia Moreira, de los reflectores y micrófonos para gritarles a nuestros gobiernos municipales, estatales y federal, su profundo dolor e indignación. Todos en México tenemos miedo de convertirnos en una víctima más de la delincuencia, sea esta organizada, desorganizada, improvisada u lo que sea, al fin y al cabo, para nosotros el resultado es el mismo, nos friegan y punto, por eso digo que LOS SECUESTROS Y ASESINATOS  EN MÉXICO FRENAN A LA SOCIEDAD.



Etiquetas:   Seguridad Pública   ·   Crecimiento Económico

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
19284 publicaciones
4837 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora