Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Libros   ·   Escritores   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Reseña   ·   Poesía   ·   Chile   ·   Filosofía Social   ·   Novela   ·   Fondos de Pensiones



Acosar y derribar a los ciudadanos


Inicio > Política Nacional
02/11/2012

1158 Visitas



"No podemos permitir que España se derrumbe", ha declarado el presidente norteamericano Barack Obama. Añade el presidente y candidato a la reelección: "España es el país más grande. Los problemas de Grecia obviamente son más graves, pero es un país más pequeño". 'We can?'


Más allá de las lecciones de "Barrio Sésamo" sobre las diferencias entre grande y pequeño, y de la traducción al castellano; qué diantres ha querido transmitirnos el presidente del imperio USA.

Evidentemente España contiene varias veces tanto la extensión en kilómetros cuadrados como el número de habitantes de Grecia. Pero hace tiempo sabemos que la preocupación de los mercados, de la gran banca, de los especuladores financieros, y del poder político gubernamental a su servicio, no es precisamente la geografía o la demografía, sino mas bien su dinero y los intereses de su dinero. Réditos acrecentados con el dinero de todos los ciudadanos, empleado en rescatar bancos. Bancos que toman el dinero público del Banco Central Europeo al 0 ó 1%, y lo prestan al Estado al 6 ó 7%.

Mientras que los bancos griegos deben 88.900 millones de dólares a otros bancos (13.400 a Alemania; 44.400 a Francia; 10.500 a Reino Unido; 4.500 a Estados Unidos); sus bancos son acreedores de otros en 33.500 millones de dólares (10.900 de Chipre; 11.700 de Reino Unido).

Los bancos españoles adeudan 483.600 millones de dólares a otros bancos (146.100 a Alemania; 114.700 a Francia; 83.100 a Reino Unido; 45.900 a Estados Unidos); mientras que otros bancos les deben 614.800 millones de dólares (54.500 de Alemania; 27.500 de Francia; 31.000 de Italia; 391.200 de Reino Unido).

Sólo hay tres países europeos con un saldo positivo en los balances entre créditos concedidos y deudas pendientes. Las deudas pendientes de cobro de la banca alemana ascienden a 1.251.600 millones de dólares (un billón doscientos cincuenta y un mil seiscientos dólares; saldo de 127.800 millones de dólares). 975.500 millones de dólares pendientes de la banca francesa (362.400 millones de dólares de saldo positivo). 483.600 millones de dólares de la española (saldo de 131.200 millones de dólares). Para la banca de Italia (-126.400 millones de dólares); Irlanda (-206.700); Portugal (-102.200); Grecia (-55.400); el saldo es negativo (las deudas pendientes superan a los créditos concedidos).

Detrás de este baile de cifras entendemos mejor el interés de USA, Alemania, Francia, Reino Unido, en que sus bancos cobren sus préstamos y los réditos de sus préstamos, al precio que sea.

Entendemos muy bien la mercantilización de la sanidad y la salud, cediendo los hospitales (como en la Comunidad de Madrid) a la empresa privada, para repartir el negocio y enriquecer a los de siempre; habiéndose demostrado la ineficiencia de este sistema (en Madrid y en el Reino Unido). Que no se preocupen los accionistas, cuando tengan pérdidas y presenten concurso de acreedores, ya acudirá el Gobierno al rescate (como en el caso de las autopistas) con dinero público.

En España se entienden peor declaraciones como las del caradura excopresidente de Novacaixagalicia, Julio Fernández Gayoso, avalando las pensiones millonarias de los ex altos cargos que hundieron y arruinaron a las cajas, por ser los "culpables del éxito".

No se entienden, en un país en donde uno de cada cuatro trabajadores está desempleado, alcanzando la escalofriante cifra de 5.778.000 personas. Que ha destruido en el pasado verano 96.900 puestos de trabajo. La reforma laboral de la "flexibilidad" (empresarial) lo ha sido tanto que ha eliminado 179.400 puestos de trabajo indefinidos, entre julio y septiembre. El "ajuste" inicial que preveía el Gobierno del PP (para después crear millones de puestos de trabajo) va para largo. Sabían perfectamente lo que hacían, abaratando y facilitando el despido. ¿O también esperaban "buenas prácticas" de los patronos, como los banqueros con los desahucios?

Es lógico que les preocupe el derrumbe de España, de la España bancaria y financiera, y no les preocupe lo más mínimo el acoso y derribo de los ciudadanos; la privatización de la salud y el desmantelamiento de la sanidad, la educación y cultura, la dependencia, los servicios públicos y la función pública. Sin ningún rubor; sin escrúpulos; sin piedad; con saña; con regocijo.





Etiquetas:   Ciudadanía   ·   Economía   ·   Finanzas   ·   Política   ·   Crisis Económica   ·   Sociedad   ·   Banca   ·   Clima Laboral   ·   Reforma Laboral   ·   España

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18856 publicaciones
4745 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora