Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Coronavirus   ·   Crisis Económica   ·   Pandemia   ·   Salud   ·   Fake News   ·   Posverdad   ·   Salud Pública   ·   Humanidad   ·   Ecología   ·   Economía



Reforma laboral... ¿O las mismas ñoñerías de siempre?


Inicio > Política Nacional
29/10/2012


988 Visitas



Llevamos ya 15 largos años en los que nuestro Congreso nada de muertito.


 No sé usted que piense, estimado lector, pero la verdad sea dicha yo ya estoy harto, fastidiado y hasta el copete de la mediocridad, estrechez de miras, pobreza política y moral, y, por qué no decirlo, mezquindad que nuestros diputados y senadores nos han mostrado una y otra vez. Ya porque el Partido Acción Nacional PAN) no le aprobó la Reforma Eléctrica al entonces presidente Ernesto Zedillo Ponce de León, de extracción priísta y ya porque el (Partido Revolucionario Institucional) PRI, y naturalmente el (Partido de la Revolución Democrática) PRD se la han pasado boicoteando, una y otra vez, en forma sistemática, todas y cada una del las iniciativas que en su momento presentó el también en su momento presidente Vicente Fox Quesada y las que ha presentado el aún presidente constitucional Felipe Calderón Hinojosa. Los pretextos, escusas, declaraciones y demás no han faltado: "Que si Manlio Fabio Beltrones se molestó porque los del Cisen lo estaban vigilando el día de la boda de su hija", "Que si el presidente Calderón vio feíto y de lado a los del PRI y éstos se sintieron ofendidos y por eso no querían colaborar con él", "Que si como oposición no es su función ayudar al presidente en turno que no es de su partido", "que si no están dispuestos a aprobar un Impuesto al Valor Agregado (I.V.A.) que lastime al pueblo (olvidándose de que el actual lo fijaron ellos con una roqueseñal incluída), que si tata tín, que si tata tan, pero el caso es que los mexicanos ya estamos fastidiados de tanta ñoñería, de tanta ideología, ideologización de nuestros asuntos y problemas. Repito, llevamos ya quince largos, eternos años diría yo, sumergidos en ese asqueroso porquerillero mientras México pierde oportunidades, muchas de ellas irrecuperables, de crecimiento económico, de competitividad tanto externa como interna y por supuesto, de creación de empleos.







¿Ha enfrentado usted algún juicio en una Junta de Conciliación y Arbitraje?

Si de pura casualidad, usted, apreciable lector, es un micro, pequeño o mediano empresario y le ha tocado la mala fortuna de tener un empleado, generalmente holgazán, irresponsable y desleal que lo demande ante una de estas juntas, sabrá el infierno y el mar de corrupción que es eso. De entrada, para empezar, usted no tiene los mismos derechos y obligaciones que el cretino que lo demanda, porque ante los ojos de la Ley Federal del Trabajo, de sus reglamentos y de las mencionadas "Juntas", usted es un miserable explotador jijo he sú que se está aprovechando del "pobrecito y sufrido" trabajador, así que este último no tiene que comprobar absolutamente nada de las cosas que señala en su demanda, así sean puras mentiras y viles patrañas, la carga probatoria pues, absolutamente toda, es responsabilidad de la parte patronal y tal como dicen en las películas gringas, cualquier cosa que usted diga, así sea la más inocente, puede, y será usada en su contra para darle en toditita la torre. Tan es así, que una Jefa de Junta, al quererme "apercibir casi maternalmente" para que le soltara un billete al que me demandó se ufanó de algo así como cuatro o cinco casos en los cuáles el patrón, micro comerciante en todos los casos, perdió hasta su casa y la camisa que traía puesta u salió de ahí llorando a mares.  Y lo peor es que todo eso es verdad, a la vuelta de mi casa unos pobres tipos pusieron un negocio de recolección de envases de refresco y similares, duraron 15 días con el negocio abierto y llevan 5 años con la bandera roji negra de huelga, les saquearon la casa completita y es la hora que no la pueden recuperar, incluso en el remoto caso de que lo consiguieran, esta se encuentra en ruinas y convertida en un verdadero muladar. ¿Qué tal si su intención hubiese sido la de amenazarme aquella "amable dama"? Y luego nos dicen algunos priístas y principalmente izquierdosos profesionales que la Actual Ley Federal del Trabajo no inhibe la creación de negocios y de empleos ¿Qué tal si sí los inhibieran?

 

Un círculo pernicioso conlleva a otro: los "outsursing".

Todo lo anteriormente expuesto, y "muchas cosas más", como diría la canción, ha ocasionado otro vicio laboral tan, o más pernicioso que el anterior y es el surgimiento de los llamados "outsursing", que no son otra cosa más que empresas que se dedican a contratar personal, desde el de limpieza, hasta el técnico especializado en computadoras y otras habilidades, que prestan sus servicios, por honorarios a una tercera empresa que de esta forma no se ve obligada a contratar a ese personal por su cuenta, ni pagarle las prestaciones de ley, y sobre todo, se libra de posibles demandas laborales. Y esto está tan de moda, que si usted va a pagar el agua en la Ciudad de México, el personal de limpieza y los policías están contratados bajo este esquema, incluso no dudaría nada que los cajeros también. . Lo mismo sucede en cualquier Junta Distrital del IFE o en los hospitales públicos y privados. Otro ejemplo más grave aún, porque ocasionó víctimas mortales, aunque increíblemente el líder del sindicato dijo que se está exagerando lo ocurrido, lo tenemos en el reciente incendio  de Refinería "Francisco I. Madero", que la empresa paraestatal Petróleos Mexicanos (PEMEX) tiene en Ciudad Madero, Tamaulipas. Nos hemos enfrascado en un sistema de simulaciones, en donde el trabajador trabaja para una empresa o institución, con la cual no tiene ninguna relación contractual pero esta demanda del trabajador que cumpla con una serie de labores y obligaciones como si fuese parte integrante de la misma. Así pues, la actual Ley Federal del Trabajo no es tan perfecta como los de las izquierdas nos quieren hacer creer, está saturada de grandes, abismales fallas, que se prestan, y de hecho fomentan, cada día más, una interminable serie de vicios laborales y legales que distan mucho de beneficiar a los empleadores y por supuesto, a los trabajadores. Es por eso que pregunto: ¿Queremos una Reforma Laboral? !O Las mismas ñoñerías de siempre!



Etiquetas:   Trabajo   ·   Reforma Laboral

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
19494 publicaciones
4877 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora