Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Escritores   ·   Sociedad Civil   ·   Medicina   ·   Pandemia   ·   Coronavirus   ·   Lectores   ·   Periodismo   ·   Salud   ·   Automóviles   ·   Alimentos



Escritor de Mensajes Sociales


Inicio > Cultura
29/10/2012


938 Visitas



Desde niño, estimulado por una profesora de español que realizaba concursos de redacción en el aula, Gustavo Bolívar Moreno, comenzó su camino por el mundo de la literatura.


A los doce años escribió su primer libro titulado “El precio del silencio” que veinte años después se convirtió en un guión televisivo que presentó RCN Televisión de Colombia.

Según ha dicho el propio Moreno, ha escrito ya más de 2 mil 500 guiones para televisión, en su mayoría con temas sociales.

“Entre mis guiones para televisión destacan, principalmente, los de corte social, entre ellos Pandillas, Guerra y Paz; en este último retrató la situación de los barrios pobres de Bogotá. Es un drama sobre la lucha territorial de pandillas que buscan controlar el mercado de drogas. Se exhibió durante siete años en la televisión de su país.

 Entre otros trabajos destacados de este escritor colombiano se mencionan “Los Victorinos” y “Ojo por Ojo”.

Su pasión

Al momento de sentarse a escribir, Gustavo tiene en mente la situación social y política de su país.

“Nunca desperdicio la oportunidad de llegar a millones de hogares de Latinoamérica, porque es un privilegio que no tienen muchos; por eso siempre aprovecho esa oportunidad para llevar un mensaje social, así como contra la corrupción, la violencia, en resumen… un mensaje de paz.

Sus dos grandes éxitos

“Sin tetas no hay Paraíso” fue el libro que, según Gustavo, le abrió las puertas en el ámbito internacional, por el tipo de situaciones que trataban.

“Esta novela está basada en una realidad de mi país que involucra a las niñas. Ellas, para poder acceder a ese paraíso, sinónimo de dinero y lujos de los narcotraficantes, deben agrandarse artificialmente el busto”, explicó.

 ¿Quién no recuerda al “Fresita” y al “Guadaña”, dos de los personajes principales de la exitosa novela “El Capo 1 y 2”, otro de los libros de este autor colombiano.

Gustavo explicó que “El Capo” gustó porque demuestra una verdad que a los colombianos les es conocida.

“A nosotros, los colombianos, nos gusta mirarnos en ese espejo de violencia cruda que nos ha tocado vivir y que, a veces, sirve para hacer catarsis y también para dejar un testimonio histórico de las cosas que nos han pasado para que, como dice la frase de cajón, no se vuelva a repetir”, explicó el escritor.

Para Gustavo lo que hace diferente a El Capo es que no demuestra al mismo tipo de narcotraficante, estereotipado de manera folclórica, el que utiliza muchas cadenas.

 Lo describe en cambio como un tipo autodidacta, al que creó con un poco de conciencia política para enfrentarse, precisamente, a la clase política. De esta manera cuestiona quién es el verdadero culpable, el delincuente o el político corrupto que roba a las personas.

“Finalmente, se expresa una crítica social que va más allá de una serie de televisión, por eso es que ha gustado mucho El Capo”, afirma su autor.

Nuevos proyectos

 Actualmente este novelista escribe el libro “Amores Valientes”, que está separado del tema del narcotráfico.

“Es una historia de amor de los años 30 del siglo pasado, entre dos leprosos que han sido confinados en unos pueblos especiales que había en esa época ya que se consideraba que esa enfermedad era incurable y además hereditaria”, dijo.

 En la actualidad trabaja en el proyecto “Los tres Caínes”, donde narra la historia de un eslabón suelto entre los paramilitares, los hermanos Fidel, Carlos y Vicente Castaño, tres hombres que estuvieron ligados con el tráfico de drogas en Colombia.

Tres secretos para escribir

 El atrevimiento sería el primero. “Atreverme a ir un poco más allá de lo que comúnmente hacen las personas y más cuando se vive en un país que está en conflicto, donde impera el miedo”.

El segundo seria la  investigación. Indagar y leer mucho es vital para que las personas se vean reflejadas en sus historias.

Finalmente, la disciplina es muy importante cuando se abarca un proyecto, el romper muchas hojas es parte de ese afán  por perfeccionar su trabajo.



Etiquetas:   Comunicación   ·   Cultura

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
20074 publicaciones
5026 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora