Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Pandemia   ·   Crisis Económica   ·   Internet   ·   Transformacion Digital   ·   Odontología   ·   Auditoría   ·   Economía   ·   Medicina   ·   Ecuador



Estrés... y ¿Alzheimer?


Inicio > Medicina
29/10/2012

2382 Visitas



Es importante distinguir el deterioro cognitivo leve (DCL) que suele cursar a demencia (tipo Alzheimer o de otro tipo) con el tiempo, del envejecimiento normal o sano. Con el envejecimiento natural, se producen pérdidas de memoria que nosuelen ser incapacitantes.






En el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer hay factores de riesgo genéticos, pero sobre todo ambientales como el grado de educación (está demostrado que a mayor nivel de estudios, hay más recursos funcionales para no perder la memoria: ¡¡¡hay que mantenerse activos intelectualmente!!!), el ejercicio físico y el estrés. Hay factores como la edad y también de tipo hormonal: por ejemplo, en situaciones de estrés, liberamos una hormona suprarrenal llamada los glucocorticoides. 



(Fuente)



¿Qué tiene que ver el estrés con el envejecimiento, y con el Alzheimer? Se puede identificar una respuesta física inespecífica, denominada el Síndrome General de Adaptación en la que se distinguen dos fases:





1) Reacción de alarma (fase inicial): se produce la activación del sistema simpático con adrenalina y noradrenalina, aumenta la atención, y el cuerpo está preparado para luchar o huir.





2) Fase de resistencia (si el estrés sigue): se activa el ventrículo del hipotálamo produciéndose la liberación de glucocorticoides que son supresores del sistema inmune.





Si el estrés es crónico provoca otros síntomas como fatiga, hipertensión, infarto, osteoporosis y amenorrea. Y también se producen alteraciones del sistema nervioso hacia ansiedad y depresión. 





Lo que está comprobado es que una situación de estrés continuada causa la atrofia del árbol dendrítico, siendo un proceso reversible siempre que el estrés revierta. Si no lo hace... puede llegar a convertirse en muerte neuronal de las neuronas que forman el hipocampo, y esto sí que es irreversible.







Los glucocorticoides inhiben el transportador de glucosa, de manera que las neuronas se quedan sin alimento. Los glucocorticoides son liposolubles y atraviesan la barrera hematoencefálica si no están unidas a proteína transportadora (la transportina, y la albúmina en menor proporción). Se ha detectado que pacientes de Alzheimer presentan más cantidad de cortisol en líquido cefalorraquídeo que los pacientes control (población de edad avanzada pero que tienen un envejecimiento normal), lo que no se sabe es si esto es causa o consecuencia, pero los corticoides tienen muchos efectos secundarios y sobre la memoria. Se sabe que la depresión puede ser un predictor de la demencia, ya sea de Alzheimer o Parkinson, incluso antes de los síntomas motores. 





Cuando se da demencia + depresión puede deberse a una reacción psicológica a la pérdida de memoria. Sin embargo, también puede deberse a factores biológicos: un déficit de noradrenalina, déficit de dopamina, disminución de serotonina (la falta de estos neurotransmisores produce depresión). Son importantes los antecedentes familiares y personales. 





(Vía)El cortisol afecta al hipocampo reduciéndolo, sobre todo al lado derecho. Este efecto es tanto mayor cuanto  más dure la depresión sin tratar. La depresión es un factor de mal pronóstico, ya que hay más riesgo de pasar de un DCL a demencia, y tiene una peor respuesta al tratamiento farmacológico de la demencia, así que urge un diagnóstico precoz.





Los episodios depresivos en demencia pueden remitir naturalmente sin tratamiento, pero es mejor no arriesgar. Además, el tratamiento depresivo ayuda a mejorar la demencia aunque no sea tan intenso como en otras personas (se evita tratar a las personas con depresión demencial con fármacos anticolinérgicos). La depresión en este contexto aumenta el deterioro y el sufrimiento, acelerando el curso de la demencia.



Referencias



Todo esto y mucho más lo aprendí en el III Curso de Demencias Neurodegenerativas y Alzheimer (en concreto en la conferencia del profesor César Venero)







Angelucci, L. (2000). The glucocorticoid hormone: from pedestal to dust and back European Journal of Pharmacology, 405 (1-3), 139-147 DOI: 10.1016/S0014-2999(00)00547-1







  Este post participa en el XVII edición del Carnaval de Biología



Etiquetas:   Salud   ·   Bioquímica

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

4 comentarios  Deja tu comentario


Dolores Bueno López, Química Gracias por el enlace Juan!! Tiene muy buena pinta..., a ver en qué evoluciona como dices..., porque si aún está en animales... Esperemos que vayan por buen camino!!!


Juan Álvarez, Técnico Eso es digno de saber, porque hasta que la sociedad no se conciencie de este problema, las empresas no empezarán a buscar soluciones. Para mi también es un tema que me afecta personalmente.

Yo tengo esperanzas en la rapamicina (fuente: http://bbc.in/S9l8Om). Veremos cómo evoluciona el asunto.

Saludos Dolores.


Dolores Bueno López, Química Mi abuela tiene Alzheimer (y ya es la tercera generación que hay en mi familia) así que fui a un congreso sobre el tema en Madrid. Y me parece que ahora nos estamos concienciando sobre la magnitud de este problema, al menos en el congreso tuvimos una charla sobre Alzheimer y demografía... Espero que cumplamos las palabras de Chillida( artista y enfermo de Alzheimer): "Un hombre debe mantener el nivel de dignidad por encima del nivel del miedo"



Juan Álvarez, Técnico Estás en todos los campos científicos Dolores =). Estos temas me llaman la atención, pues creo que las enfermedades degenerativas son el principal problema de la humanidad en el S.XXI. Espero que no se cumpla la frase del premio Nobel de Medicina, del oncólogo brasileño Dr. Drauzio Varella:

"En el mundo actual, se está invirtiendo cinco veces más en medicamentos para la virilidad masculina y silicona para mujeres, que en la cura del Alzheimer. De aquí a algunos años, tendremos viejas de tetas grandes y viejos con pene duro, pero ninguno de ellos se acordará para que sirven"




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21004 publicaciones
5178 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora