Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Lectores   ·   Cultura   ·   Escritores   ·   Cine   ·   Libros   ·   Literatura   ·   Estrategias   ·   PYME   ·   Marketing Digital



Refuerzo negativo, ojos que no ven


Inicio > Psicología
26/04/2011


3210 Visitas



La manera más segura de no llegar a ser muy infeliz es no querer ser muy feliz.


Arthur SHOPENHAUER



No escribiré sobre lo que tenía pensado escribir. Creo que les debo una explicación.

JUSTIFICACIÓN PREVIA .-

Hoy les iba a proponer un cotilleo que ilustrase de algún modo el hecho de que unos estímulos refuerzan y otros no. Pensaba comentarles como unos son estímulos reforzadores apetitivos y otros son estímulos reforzadores aversivos. Trataríamos de descubrir las relaciones que tienen con la conducta. Y sobre todo llegaríamos a saber los efectos de esas relaciones sobre el comportamiento.

Así tenía intención de desarrollar alguna de las tres posibilidades que se pueden dar según la relación entre la conducta y el reforzador:

1 –"Contingencia positiva"  - La conducta va seguida de la aparición del estímulo.



2 –"Contingencia negativa" - La conducta va seguida de la desaparición del estímulo.



3 –"Acontingencia" - La aparición de la conducta y el estímulo no están relacionados.



CAMBIO DE PLANES.-

Pues de eso les iba a hablar cuando recibí un mensaje en mi correo electrónico que decía :

Mañana tengo que volver allí y no quiero. Sé que va a ser poco tiempo, pero no quiero. Es así de sencillo.

Ustedes desconocen la historia que hay detrás de estas frases. Por razones obvias y por no ser de interés para el relato dejaremos de lado esos detalles. Sin embargo nos va a servir como material de análisis. Les invito a que observen la expresión del enunciado



  • A menudo sucede que creemos tener determinado comportamiento  porque "queremos" que ocurra determinada "consecuencia". Conviene saber que esas cosas que llamamos deseos, necesidades o intenciones, en sí mismo son conductas privadas que no explican nada. 

  • Cuando se utiliza la terminología de querer, necesitar, tener la intención, etc.... se está cometiendo un error, se está intentando viajar al futuro con el resultado de que al no existir todavía ese futuro, sólo hay campo para la especulación, la expectativa y el compromiso con una “conducta” que no existe. La única conducta real (es conducta privada) es la de pensar , que fácilmente se convertirá en ficción explicativa.

  • En este caso el "no quiero" del mensaje es la expresión de la conducta de pensar. Parece que "volver allí"  es duro y penoso para mi comunicante, es un estímulo aversivo. Por eso el quedarse significa  evitar la experiencia desagradable. Para mi comunicante resulta reforzado el proceso de elaboración verbal que le protege de la situación no deseada.

  • Podemos afirmar entonces que en una situación futura funcionalmente parecida la conducta de evitación aumentará con toda probabilidad. La conducta de evitación de esta persona queda así bajo refuerzo negativo con todas sus implicaciones, entre ellas la imposibilidad de acceso a situaciones y estímulos gratificantes que sin duda existen en el entorno donde se sitúa la situación evitada.

Más que pensar y focalizar  atención en el  tiempo que le queda en la situación no deseada , a mi comunicante tal vez le vendría bien valorar un principio básico de conducta que ya conocemos:

La función de la conducta está determinada por las consecuencias que han seguido a esa conducta en el pasado.

La ventaja de este principio está en que nos descubre que "el pasado no puede ser cambiado". Eso que puede resultar demoledor  sin más análisis , tiene una contrapartida mucho más importante y es que el entorno presente y futuro son potencialmente cambiables. Podemos admitir  de forma simplificada que el "querer" es una experiencia operante. No nos sirve de mucho porque también es verdad que no  tenemos por qué hacer lo que queremos, o en otro sentido  podemos hacer  todo tipo de cosas que no queremos. Por eso el querer y no querer son elementos no válidos en esta situación.



Se le podría sugerir a mi comunicante la puesta  en marcha de un programa  sencillo con los siguientes objetivos . 



  • 1 - Tolerancia del propio malestar. Para ello aceptación de sus emociones, de sus sensaciones, de su sufrimiento.

  • 2 - Desde ese pequeño nivel de aceptación emocional, empezaría un plan de tareas de activación  sencillas. Actividades que provoquen el contacto con reforzadores positivos en el entorno donde va a estar.
  • 3 - Más que sentirse bien, la meta es vivir bien. Después uno se siente como sea,  pero eso sí, se siente  mientras vive bien.

PARA TERMINAR .

Como habrán visto hemos sacado a relucir al reforzamiento negativo. Habrán podido comprobar que también es un procedimiento para aumentar conductas:

      - Si se emite la conducta operante, el estímulo aversivo  no aparece o se acaba.

      - Si no se emite la conducta operante , el estímulo aversivo  se presenta .

      Las dos modalidades de reforzamiento negativo son :

        Escape: La conducta acaba con el estímulo aversivo

        Evitación: La conducta previene de la presentación del estímulo aversivo

Un interesante ejercicio puede ser la observación de los múltiples comportamientos en la vida cotidiana mantenidos por reforzamiento negativo.Tiempo tendremos en ir viendo algunos ejemplos.



….............................................

Puede leer otros artículos míos sobre Análisis de Conducta en este enlace y si le apetece ver algo de lo escrito en el blog, lo puede hacer desde este enlace.





Usted es libre de utilizar mis artículos de acuerdo con esta licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.



Etiquetas:   Psicología

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18554 publicaciones
4699 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora