Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Pandemia   ·   Crisis Económica   ·   Internet   ·   Transformacion Digital   ·   Economía   ·   Medicina   ·   Ecuador   ·   Odontología   ·   Auditoría



Contractura Muscular


Inicio > Medicina
11/10/2012


8182 Visitas



 






Dicen que cada persona es un mundo, pero la mayoría de las personas con las que tengo gusto de tratar me hacen la misma pregunta: “¿Qué es una contractura?” y ¡¡Eso se puede quitar!!

 

Bien, voy a intentar en las próximas líneas explicar el concepto, así como su tratamiento desde el punto de vista de la Fisioterapia.

 

Lo primero es delimitar el tema que vamos a hablar. Cuando hablamos de contracturas debemos saber, que estas se enmarcan dentro de las Lesiones Musculares que podemos tener.

 

Dentro de estas lesiones, una de ellas es la archiconocida “Contractura”.  ¡¡Pero es que hay no queda todo!!

 

Con el término contractura sostenemos dos entidades completamente diferentes. Una de ellas sería la Contractura Aguda, es decir el calambre. En este tipo de problema, el músculo se queda en estado de contracción permanente, involuntaria, y lesión en la cual no existe solución de continuidad en las fibras (es decir, no ha habido rotura).

 

El tratamiento para esta causa es bastante sencillo y además inmediato. Sólo es necesario estirar el músculo, de forma suave, hasta que la contracción desaparezca. Posteriormente es recomendable un tratamiento fisioterapeútico, el cual se compondrá fundamentalmente de masoterapia (masaje) y estiramientos suaves.

 

El segundo término es el denominado Contractura Crónica, que es el que comúnmente la gente, e incluso la mayoría de los profesionales, nos referimos como simplemente contractura. Y que, en la mayoría de las clínicas, casi el 90%, es lo que se trata diariamente.

 

Dicha contractura tiene varios días de evolución. Se trata de una contracción involuntaria y persistente en la que, de nuevo, no hay solución de continuidad (no hay rotura).

 

En el momento que sobre-solicitamos la acción de un músculo (para la que no está preparado) o bien se trate de un músculo débil, le llevaremos a un sobre-esfuerzo. En dicha situación, el músculo comienza a acumular en su interior sustancias de desecho que le impiden funcionar correctamente. Hay fibras que se quedan contraídas y esto suscita un ciclo patológico de dolor (o teoría de las crisis energética), que por supuesto aumenta la contractura y provoca una compresión arterial, disminuyendo el aporte sanguíneo a dicha estructura muscular. Esto lleva a que se acumulen un exceso de metabolitos (basura) que hace que, por medio de una excitación química, y por otro lado mecánica, haya una respuesta sensitiva, registrando en la corteza cerebral la sensación nociceptiva (dolor).

Si esa situación se mantiene un período prolongado o se repite con frecuencia, el músculo se contractura cada vez con mayor facilidad. En esa situación, hacer el ejercicio físico adecuado es fundamental para romper esa tendencia.

Bien, el tratamiento que se plantea, básico, se mantiene en las siguientes ideas, o mejor dicho vamos a dividirlo en tres etapas: aumento de flujo, masoterapia y estiramientos.

-Aumento de flujo: Se asume que la contractura muscular crea un compromiso arterial, disminuyendo el flujo arterial y acumulando sangre venosa (con un aumento de metabolitos). Esto, fundamentalmente, es el origen, casi 70% prácticamente, de  dolor que registramos. Por ello se propone que aumentemos el flujo arterial en esa zona, para poder desintoxicar el músculo y que acuda un correcto aporte sanguíneo. Para aumentar el flujo tenemos, dos técnicas:

·         Ventosas: realizan una tracción de los planos dérmicos y epidérmicos aumentando el espacio virtual, y por tanto aumentando el flujo sanguíneo a la zona.

·         Electroterapia: el calor que produce localmente hace que se dilaten los vasos sanguíneos, aumentando por tanto el flujo.  La diatermia (calor) que produce la onda corta o el láser alcanzan tejidos más profundos. Algo más asequible, el uso del IR (infrarrojo), aunque es más superficial, pero igualmente beneficioso. Todas ellas corrientes, por supuesto no iónicas. Hay muchos profesionales, que deciden usar simultáneamente TENS (corrientes analgésicas, estimulación eléctrica transcutánea) junto con un IR.

-Masoterapia: como si de una cicatriz de tratara, los planos musculares forman tejido fibroso, fibras de colágeno fundamentalmente, y de elastina, que debido a fuerzas vectoriales, hacen que se formen puentes y planos mal orientados. Las diferentes técnicas de masoterapia van dirigidas a reconstituir el equilibrio perdido.

-Estiramientos: realizando, al final de la sesión, una serie de estiramientos suaves (esto es sin llegar a la fase plástica), es decir sin dolor, sólo sensación de tensión, logramos terminar de devolver la morfología original y funcionalidad al músculo.

Como vemos, sí podemos “quitar” la contractura, o al menos la sensación dolorosa rompiendo  dicho ciclo que hemos descrito al principio de la columna.  Pero el trabajo más duro no termina ahí. Se recomienda la realización de ejercicio físico, una buena alimentación y no determinados excesos para intentar prevenir la recaída. Además son necesarias las revisiones periódicas con un fisiotereapeuta. Todo, como digo a mis pacientes, en su justa medida y uso racional y equilibrado en todo lo que concierne nuestro día a día.

 

Rubén Ruiz

Fisioterapeuta.

 



Etiquetas:   Fisioterapia   ·   Contractura Muscular

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

3 comentarios  Deja tu comentario


Jaime Acosta Chávez , Investigación y Docencia Muy interesante y clara la información, felicidades.


Rubén Ruiz Lázaro, Kinesiología Muchas gracias!! Me alegro que te gustara!! No dudes, que seguiré escribiendo!! =)


, Pues me parece muy interesante, me gusta como escribes, publica más columnas!!!




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21004 publicaciones
5178 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora