Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   América   ·   Ética   ·   Dioses    ·   Religión   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Libros   ·   Reseña   ·   Psicología



El PSUV en cinco líneas


Inicio > Política Nacional
23/04/2011

1379 Visitas
















En el seno del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) se discute el documento titulado “Las Líneas Estratégicas de Acción Política”; cuyo objetivo sería contribuir a la elaboración de un plan de acción política y electoral para los próximos dos años, con el fin de garantizar un triunfo en los procesos electorales del año 2012. El documento reúne en cinco lineamientos estratégicos, las tareas pendientes por el PSUV para alcanzar su objetivo electoral como es la reelección del actual Presidente; pero también nos devela su valoración sobre su problemática interna.

 

Además de la introducción del documento, las cinco líneas estratégicas del PSUV se resumen así: i) De la “cultura política capitalista a la militancia socialista”; ii) Convertir la maquinaria en un Partido-Movimiento al servicio de las luchas del pueblo; iii) Convertir al Partido en un poderoso medio de propaganda, agitación y comunicación; iv) El PSUV como plataforma del desarrollo y fortalecimiento del poder popular y v) La constitución del Gran Polo Patriótico: una audaz política de repolarización.

 

La Introducción a las “Cinco Líneas” pese a ser una apología a la crítica tradicional y simplista al capitalismo, como presunta causa de todos los males del mundo, no ofrece una interesante visión autocrítica de la situación interna del PSUV, al reconocer el progresivo predominio de la burocratización, el oportunismo, el sectarismo; así como también la necesidad de vencer la inercia y la dispersión en la actual coyuntura. Por otra parte, se reconoce el avance las fuerzas de la oposición democrática, a la que denominan como “la derecha”, sin querer aceptar que el bloque de las fuerzas democráticas reúne a un amplio abanico plural de organizaciones políticas y sociales de distinto signo ideológico y político.

 

El primer lineamiento, denominado “de la cultura política capitalista a la militancia socialista”, pretende al parecer, fijar una orientación ética sobre la militancia político-partidista. Por supuesto, en este segmento del documento el sonsonete anticapitalista (al mejor estilo de los años sesenta) no puede faltar. Sin embargo, de nuevo el “papel de trabajo 2 del PSUV apunta hacia las prácticas y desviaciones que vienen predominando en su interior; tales como: el burocratismo, el oportunismo, el sectarismo, el nepotismo y el gradual alejamiento de la base social bolivariana.

 

El segundo lineamiento, titulado “convertir la maquinaria en un Partido-Movimiento al servicio de las luchas del pueblo” estaría dirigido a posicionar -con fines electorales- al PSUV al frente de las luchas sociales y populares; lo cual parece una muy dura y difícil tarea. Y resulta una tarea difícil para el PSUV porque justamente ese partido se ha venido colocando en contra de las múltiples protestas populares sociales que se vienen produciendo en el país. En realidad, ha sido notoria la justificación del PSUV ante las acusaciones por violación de los derechos humanos y la restricción de los derechos civiles y políticos que viene sufriendo la población venezolana.

 

El tercer lineamiento, pretende “convertir al Partido en un poderoso medio de propaganda, agitación y comunicación”; y que constituiría un pivote dentro de una estrategia general de reposicionamiento hegemónico de ese partido en la sociedad venezolana. De todos es conocido, el enorme esfuerzo institucional, financiero y político que realiza el Gobierno Nacional por ejercer la “hegemonía comunicacional” con el único fin de presentar ante la opinión pública –nacional e internacional- una imagen favorable del régimen con independencia de la realidad. Pues bien, a esa estrategia es la que ahora intenta ser replicada desde el partido oficialista.

 

Así, la “manipulación ideológica de la realidad” será el recurso para el PSUV en su propósito de obtener una victoria electoral en los comicios de 2012; además de neutralizar la auténtica protesta social y política del país. En este contexto -se define con precisión-, como objetivo de esta política propagandística a los venezolanos de 29 años o menos que representarían el 56,5 % de la población del país. Esta selección no resulta casual; sino que obedece al criterio de que ese segmento poblacional ofrece mayores posibilidades de manipulación, mediante la propaganda.

 

El cuarto lineamiento se orienta a “convertir al PSUV como plataforma del desarrollo y fortalecimiento del Poder Popular”, mediante el impulso de mecanismos organizativos dependientes de ese partido. Así las denominadas “Base de Patrulla” y los también denominados “Círculos de Luchas Populares y del Buen Vivir” serían un primer escalón para crear las “Redes de Luchas Populares y del Buen Vivir”. De esta manera, se trataría de controlar las expresiones y asociaciones populares; tal como se ha intentado hacer con los Consejos Comunales desde el Ministerio del Poder Popular de las Comunas.

 

Por último, se propone “la constitución del Gran Polo Patriótico como una audaz política de repolarización”; y no podía ser de otra manera pues la estrategia general que se ha impulsado desde el gobierno ha sido la división del país y la confrontación social. Pero también, esta propuesta nos indica la aparente conciencia que tiene el oficialismo de su progresivo aislamiento del resto de la sociedad. El problema para emprender la reconstrucción electoral del “polo patriótico” es que justamente el bloque oficialista es incapaz de reconocer la diversidad y la pluralidad.

 

No cabe duda que, en el PSUV se intenta reconstruir su tejido político-organizativo con miras de sobrevivir como principal fuerza política en el país. No sabemos si lo logrará; pero sí conocemos de las dificultades que atraviesa y no sólo aquellas provenientes de las malas prácticas partidistas por ellos mismos señaladas; sino por la lapidaria realidad que de desencanto popular han generado doce años de una gestión gubernamental cada vez más basada en un “proyecto ideológico” personalista, y por lo tanto, ajeno a los mandatos de la Constitución y, a la aspiración y tradición libertaria del pueblo venezolano. 

 

 

@migonzalezm

 

 

 

 

 

 

 

                   

 

 



Etiquetas:   Política

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
17839 publicaciones
4560 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora