Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Chile   ·   Libros   ·   Escritores   ·   Lectores   ·   Periodismo   ·   Filosofía Social   ·   Constitución   ·   Libre Pensamiento   ·   Revolución Francesa



Todos divididos triunfaremos


Inicio > Política Nacional
06/10/2012


1583 Visitas



Qué puede hacer la oposición para evitar la Reforma Constitucional y un tercer mandato de la presidenta


Cristina Fernández pidió que en la Oposición haya" un" liderazgo. Decir uno, no fue solo una forma de expresarse,  tuvo toda una intencionalidad, por eso en esta columna hacemos una síntesis de 2007 hasta ahora y pensando en 2013, cinco años que la  sociedad, los  habrá vivido como una campaña electoral permanente.   

Desde el 2007 los argentinos vivimos en campaña electoral permanente. Néstor Kirchner podía ir aquel año por su reelección, pero estrategicamente, posicionó a su esposa Cristina Fernádez - el próximo presidente va a ser" pingüino o pingüina"- para ser su sucesora y ella ganó. No lo hizo con un porcentaje tan importante, para la administración y de algún modo la revolución que Kirchner había provocado. La Presidenta obtuvo algo más del 46% ,el otro 40% lo compartieron Carrió y Lavagna y el resto Frentes de Izquierda. Apenas comenzó ese segundo mandato de un mismo modelo, pero con otro cónyuge, se desató la Crisis con el Campo, unida a ella la guerra con los multimedios (varios en ese momento)  y la aparición en la escena política, de los intelectuales de Carta Abierta (ya estaban desde antes, en particular Ernesto Laclau, pero allí se manifiestan). Para contrarrestar el mensaje mediático negativo sobre la coyuntura, abundaron los actos y discursos con gran despliegue de aparato, las consignas, la revisión histórica, surgieron los periodistas y programas militantes (o rentados con dinero público) y por último se conformó el Relato. Aveces con datos reales de la historia y la actualidad y otras con modificaciones a conveniencia del gobierno.

Pese al relato, a los cada vez más periodistas y medios oficialistas y militantes,  que lo repetían, la denuncia permanente de "clima destituyente" y el recuerdo cercano del crac de 2001, del que -según el gobierno- Néstor Kirchner nos había sacado, en 2009 el oficialismo perdió duramente en esas elecciones legislativas. 

Los parecidos se habían reunido en dos grandes frentes, por un lado la UCR, el Socialismo, el ARI y la CC y por otro el PJ Federal y el PRO. La Izquierda como siempre disgregada, algunos estuvieron en el Acuerdo Cívico, otros con el Oficialismo y los restantes por su cuenta. Todos en líneas generales habían hecho una buena elección, salvo el partido del gobierno que perdió bancas. Pero increíblemente, en ese período desde las elecciones- muy adelantadas por el gobierno- y el recambio de bancas en el Congreso, consiguió aprobar las leyes más,  importantes- luego para su gestión- tomó las medidas más polémicas y todo eso lo hizo con Legisladores salientes y como dijeron muchos opositores: con una mayoría ilegitima. Desempolvaron de la plataforma electoral del FPV la Ley de Servicios Audiovisuales propuesta en ella, Estatizaron las AFJP y se quedaron con la administración de los fondos jubilatorios y Expropiaron Aerolineas Argentinas.

Todo eso, sumado, a impedir de todas las formas posibles,  que la Oposición le quite,  la Ley de Emergencia Económica, promulgada luego de la crisis de 2001 y que a la Jefatura de Gabinete le daba - y le da hoy-  amplios poderes para reasignar fondos - pauta publicitaria, el Fútbol para Todos, Automovilismo para Todos y grandes gastos reservados-

 El oficialismo todo eso  lo consiguió sin mayorías absolutas en la Cámaras , utilizando los legisladores salientes y aprovechando esa transición. Lo demás es historia cercana, la Oposición reunida en aquella elección por semejanzas, se separaron luego de un modo asombroso- es posible que el oficialismo haya influido en eso- se volvieron a reunir algunos, de un modo disparatado y en las siguientes elecciones presidenciales de 2011, evidentemente fracasaron y el oficialismo arrasó con la reelección de Cristina Fernández. Hoy desde el periodismo, hablamos de Oposición difusa, disgregada, sin iniciativa y sin liderazgos. la Presidenta misma reclama "un líder de la oposición" y sus palabras no son inocentes (ni bien intencionadas para la Oposición) porque reclama "Uno".

El peor escenario para el oficialismo, sería tener una oposición muy dividida, imposible de cooptar  y así satisfaciendo todas las demandas de las distintas preferencias partidarias e ideológicas de la sociedad.

 En una primera mirada, la Oposición no vería este escenario como "favorable" para ellos, porque ninguno lograría obtener muchas bancas propias de las que están en juego (que son las de 2009 en su mayoría  pero si lo analizan con cuidado, advertirían,  que si ellos se presentan en frentes, de los cuales 1 o 2 solo le hace resistencia importante al oficialismo, los votos totales se dividirían en 2 o en 3 . En cambio si cada partido o conformación política, se presenta y presenta sus candidatos a esas bancas por su cuenta, van a dividir mucho más las opciones y el mayor perjudicado de esto es el oficialismo. Después obviamente, podrán pensar en 2015 en el armado de frentes, ya que si no permitieron que el gobierno consiga los dos tercios, Cristina Fernández se estará despidiendo de la función presidencial  y no podrá ser candidata.

Un 2015 con la presidenta compitiendo, porque finalmente logró la reforma constitucional, obliga a lo imposible, lo que pasó en Venezuela, que toda la Oposición deba presentar un solo candidato, porque si no, no tendrían posibilidades ni de ballotage,  representada en 2 o 3 candidatos distintos. En cambio si Cristina Fernández no compite, cualquier candidato del oficialismo no tendría suficiente peso especifico para poder ni siquiera sostener el tercio del electorado, que mantiene como base el kirchnerismo. De ese modo, si sería posible una elección realmente amplia, diversa, con muchos candidatos y con opciones democráticas, para todas las preferencias, sectores e ideologías. Quedando en un seguro ballotage, las dos formulas más votadas.

Ahora todo esto va a ser posible, si los Peronistas no kirchneristas no se dejan correr con discursos peronistas, si la Izquierda no sigue creyendo en falaces discursos de izquierda del gobierno, si los radicales no dejan de auto-criticarse y dividirse y si el Pro empieza a creer en algún plan opositor común a todos.

La mejor estrategia opositora, debe ser "dividirse en 2013" aunque eso les signifique menos bancas a cada Frente de Partidos afines, para evitar que el oficialismo se lleve la mitad de las bancas y asi consiga con facilidad los dos tercios para modificar la Constitución.

Si en 2013 no van lo más separados que puedan por partidos y buscando cada cual a su sector social, a riesgo de perder en los sectores compartidos, en 2015 se van a ver obligados a ir todos juntos con un candidato único, para poder enfrentar a Cristina.

Tampoco debe perder de vista la Oposición, que no importa lo que haya en juego, luego con mayoría opositora lo pueden volver a tratar, no deben dejarse seducir por el oficialismo, en ningún proyecto de ley en la transición entre las elecciones y el recambio de legisladores (Legisladores que quizá se quieran asegurar su retiro). Ese va a ser un momento crucial igual que fue en 2009 y el oficialismo lo consiguió ( no deben dejarse correr, ni por izquierda, ni con discursos peronistas, para dar quorum)

Desde esta columna no pretendemos ser opositores al gobierno, sino rescatar, como creo que es una de las funciones del periodismo: los más altos valores democráticos. 

No hay libro, texto o ensayo, como tampoco pensador, intelectual o autor, latinoamericano, ni occidental (salvo Laclau) que vean en la "permanencia en el poder" un valor democrático y de mayor calidad institucional.

De hecho todo lo que he leído, aunque no es mucho, pero estoy abierto a sus sugerencias, indican a la "alternancia en el poder" como uno de los valores y la condición más importante de una democracia.

Tomando palabras del gobierno, si "El Modelo" es tan significativo en la historia argentina y el Kirchnerismo es un movimiento político con  valores democráticos, de ningún modo estas afirmaciones pueden ser reales, si se sostienen en una sola persona.

Si es así, revisen el Modelo y también si realmente  sus ideas son democráticas.





NOTA:  2015 va a ser un año que demandará gran compromiso social y ciudadano. En esas elecciones estarán  completando su último mandato en esa función, los tres políticos más votados del país: Cristina Kirchner, Daniel Scioli y Mauricio Macri. Además de ser los que aglutinaron mayor cantidad de votos, casi no tuvieron oposición y de algún modo se los vio desde la sociedad, como irreemplazables. Y en sus cargos, habrá que reemplazarlos. 



Etiquetas:   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   Constitución   ·   Oposición

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18857 publicaciones
4745 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora