Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Escritores   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Reseña   ·   Libros   ·   Lectura   ·   Poesía   ·   Amor   ·   Novela   ·   Seguridad



Desmontando el discurso de Herrera Campo


Inicio > Política Nacional
04/10/2012


853 Visitas



Estoy seguro que si lo vuelve a leer se ruborizará, porque ha hecho un discurso lleno de obviedades vacías, al menos ese era el comentario generalizado de esta mañana en los círculos políticos y en el ámbito de los analistas más avezados.


Se acaba de celebrar la V Conferencia de Presidentes autonómicos. A la vista de las fotos y de las expresiones de la cara de los asistentes, parece que todos están conformes porque piensan que han dado una imagen de tranquilidad a los mercados, a la  ciudadanía y a los inversores.  Lo cierto es que ni nuestros socios comunitarios ni los contribuyentes ni ellos mismos se creen la situación. Si para algo ha servido ha sido para saludarse, comer, cobrar dietas, disfrutar a costa del contribuyente y hacernos creer que las cosas irán a mejor, cuando sabemos que el Estado de las Autonomías ha fracasado hace tiempo. Las propias comunidades autónomas son un problema, nunca han sido la solución a la crisis y ni siquiera forman parte de ella. 

Mi objetivo, después de leer y estudiar la intervención íntegra de mi presidente, es desmontar esa. Y lo voy a hacer a lo largo de los próximos días, por partes, por ideas y por párrafos, pero con sensatez y haciendo ver al presidente que aún quedan muchas duplicidades y triplicidades que son un coste innecesario e interesado, un atentado a la realidad y una mentira en su propia intervención en la V Conferencia.

Quienes le han escrito el discurso viven de esa mentira y de la irrealidad en que están instalados. He vuelto a sentir vergüenza al escuchar a mi presidente alabar a las autonomías, como si fueran la solución a algo o para algo. Estoy seguro que si lo vuelve a leer se ruborizará, porque ha hecho un discurso lleno de obviedades vacías, al menos ese era el comentario generalizado de esta mañana en los círculos políticos y en el ámbito de los analistas más avezados. Si algunas de sus ideas han sido aceptadas es porque a todos ellos les interesa para seguir ahí: si se quedan ‘a la intemperie’, algunos apenas tienen dónde ir por sus propios medios. Y sin apenas, salvo que el partido les vuelva a apoltronar en otro ‘trono’ de buen sueldo y mejores prebendas.

En principio, quiero decir que no es muy importante, y ni siquiera rentable, esta Conferencia de presidentes autonómicos. La prueba es que hacía tres años que no se reunía y, aunque hubieran pasado otros tres, todo hubiera seguido igual. Puede ser el máximo órgano de cooperación política entre el Gobierno de España y los de sus Comunidades Autónomas y las Ciudades de Ceuta y Melilla, pero sirve de poco porque jamás salió de ella nada interesante ni rentable. Ni siquiera alguna idea que permitiera encarrillar la crisis: una crisis donde están metidas hasta dentro las propias autonomías; unas  autonomías que han olvidado la lealtad institucional entre ellas, como han olvidado a la ciudadanía, aunque no lo olvidan como contribuyente porque representa a la vaca que da la leche de la que se mantienen en sus ‘reinos de taifas’.

Ahí tienen el inicio de la intervención de mi presidente: Herrera Campo, don Juan Vicente: “(…) creo sinceramente que la estabilidad de nuestro marco constitucional, la unidad, el trabajo y la cooperación de todos, y la lealtad recíproca, son factores que siempre nos hacen más fuertes”. No por contundente es cierta la afirmación, porque la unidad la ponen en dudas algunos sectores decimonónicos, el trabajo apenas existe y la cooperación sigue siendo una entelequia; no hay más que mirar a Cataluña o al País Vasco. Respecto a la lealtad hay mucho que discutir, porque el egoísmo se está apoderando de algunas comunidades que, además de pretender ser Estado o Nación, quieren ser más que las demás. Incluso, han olvidado hasta la cooperación interterritorial.

De la V Conferencia no han salido resoluciones para acabar con la gravedad de la situación que reina en España. Lo único razonable que ha dicho Herrera Campo es que estamos ante “una auténtica emergencia nacional”. Lo de siempre: palabras vacías para la galería y para el entretenimiento de periodistas poco agudos y nada experimentados en el análisis político.

Si alguien pensaba que de esa reunión iba a salir una solución al empleo o a las expectativas de los jóvenes, que son quienes más sufren, entonces es que estaba muy desazonado, desconcertado y engañado.

En nada ha avanzado mi presidente hasta aquí. Si acaso se ha ‘columpiado’ y nos ha permitido a los analistas reírnos de su acostumbrada palabrería, así como de sus pisadas y reiteradas intenciones. Lo dicho: nada de nada. Pero es que en los párrafos que toca comentar mañana es más de lo mismo.

En la Junta de Castilla y León se han acostumbrado en muchos departamentos, desde hace tiempo, a holgar por la mañana y pasar eso mismo a limpio por la tarde. Doy fe.



Etiquetas:   Política   ·   Castilla y León

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
19226 publicaciones
4820 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora