Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Coronavirus   ·   Salud   ·   Fake News   ·   Crisis Económica   ·   Posverdad   ·   Economía   ·   Sociedad   ·   Trabajo   ·   Pandemia   ·   Salud Pública



1 seguidores

¿Facebookadictos anónimos?


Inicio > Cultura
03/10/2012

1126 Visitas



Alguna vez una psicoanalista me comentó que la adicción a las redes sociales de internet se está volviendo cada vez más fuerte y preocupante, más que el alcoholismo y el tabaquismo. La gente asidua al facebook, twitter y demás redes sociales las ve como una vía de escape, como la intromisión a un mundo en el que se atreven a expresar de forma más abierta todos sus pensamientos, desde los más frívolos hasta los más perversos. Es un mundo donde todo es fácil, en el que todo lo pueden arreglar haciendo “click” en un botón: para borrar comentarios que les desagradan, para dar a conocer su gusto por el “enlace” que alguien más publicó en su “cuenta” o simplemente para compartir ese mismo mensaje en su propio “muro” o “biografía”. Entran a un  mundo donde tienen un especie de avatar y cuando menos se lo imaginan dejan de interactuar como antes con la gente real, la de carne y hueso, que se encuentra a su alrededor. Son un escape a la angustiosa responsabilidad que conlleva estar en el mundo.


Aún recuerdo la primera vez que abrí una cuenta en una red social, fue por ahí del año 2005, se llama, ¿o llamaba? (desconozco si todavía existe), Hi5. Todo en esa red era exagerado, demasiado, tanto que terminaron empalagándome los colores chillones (nacos, ¿kitsch?) de las cuentas de mis “amigos”. Recuerdo mi pantalla tapizada de rosa o verde fosforescente con florecitas, mariposas o demás imágenes ñoñas a los lados. Sin embargo, ahí seguía, me conectaba diariamente con el pretexto de que gracias a Hi5 podía contactar con gente a la que no podía ver seguido, amistades y familiares que viven en ciudades lejanas, que al igual que yo “subían” fotos y comentarios sobre lo que hacían durante el día o sobre cómo se sentían. Mantuve abierta mi cuenta de Hi5 durante casi tres años, hasta que facebook llegó a mi vida y a la de la mayoría de los terrícolas cibernautas.

La imagen que mejor representa lo que a la mayoría le (nos) ha pasado con facebook es una caricatura que hace escasas semanas un amigo publicó en mi ex “muro” (ahora “biografía”): un hombre alto, con cara somnolienta, como autómata o sonámbulo, trata de alejarse de su computadora, objetivo que se lo impide una cadena que al final tiene un gancho azul con forma de la letra f del logo de facebook, el gancho está aferrado a la pata de la mesa donde se encuentra la computadora, es imposible salir, nada le permite escaparse de la enajenación facebookera: una vez que entras a facebook es imposible salirte. Sí, como si fuera un cartel de narcotraficantes.

La dependencia a “socializar” a través de estas redes de comunicación tiene sus altos grados de negatividad. Amigos estudiantes, escritores e investigadores me han comentado, algunos con angustia, que antes tenían más tiempo para hacer sus trabajos y tareas. El tiempo les rinde menos porque a la mayoría les es imposible mantener cerrada su cuenta de facebook durante sus horas de estudio o trabajo. Yo mismo me he descubierto leyendo textos y viendo de reojo hacia la pantalla de mi lap top para ver los mensajes que mis amistades me dejan en el chat o para ver si aparecen nuevas “notificaciones” en mi biografía. Así de patético. 


Sin embargo, también he encontrado ejemplos de personas que han aprendido, tras meses de terapia psicológica o por pura fuerza de voluntad, alejarse del facebook sin la necesidad de cerrar su cuenta (algo que, ya he dicho, es prácticamente imposible hacer, el cartel de facebook siempre está al acecho para persuadirte de volver a abrir tu cuenta). A veces me los imagino en un grupo parecido a Alcohólicos Anónimos (Facebookadictos Anónimos) contando los pesares que han enfrentado durante estos años que han tenido cuentas en facebook. ¿Será necesario llevar el programa de los 12 pasos para sacar a facebook de nuestras vidas?



Etiquetas:   Redes Sociales   ·   Twitter   ·   Facebook   ·   Internet   ·   Adicciones

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
19526 publicaciones
4885 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora