“Españistán. Este país se va a la mierda”, de Aleix Saló Brat.



Este modesto libro en formato cómic me ha alegrado algunas horas de la vida anodina de funcionario en estos tiempos de zozobra administrativa (¡y lo que nos queda!). Da una visión que puede parecer irrisoria por lo fantasiosa, pero no hay que engañarse. Si se ve el video colgado en http://estepaissevaalamierda.wordpress.com/ se puede uno dar cuenta del alcance de la crisis y, sobre todo, de su origen y significado.

 

tica hacia el sistema ultraliberal que encendió la mecha de la bomba que hizo estallar la burbuja idílica en la que vivíamos muy bien acomodados, lo que parece claro es que la ley del suelo aprobada por el gobierno español de Aznar tiene gran parte de la culpa. Otra parte, como es lógico, es la idiosincrasia española, con arquetipos rescatados desde el tenebroso Capitalismo, cuales fantasmas que aún hoy nos siguen persiguiendo desde Europa. En este sentido, el autor ha sabido incluir personajes que reflejan esos tópicos españoles (banqueros, políticos, funcionarios, jubilados, parados…).

Aleix Saló dibuja de manera divertida un escenario radical y absurdo. Entiendo que, si bien la lectura profunda de este asunto no debería hacernos gracia, la verdad es que con una sonrisa empezamos a desmitificar toda esa lista incalificable de explicaciones que nos vienen dando a los españoles desde dentro y fuera de nuestro país, sobre nuestra (supuestamente) más de probada causa, pasando de ser simples culpables, al modo de la doctrina católica, a serlo porque lo dicen los protestantes europeos, díganse alemanes, en el sentido de no ser capaces (los españoles) de vivir para trabajar, como hacen ellos (los centroeuropeos).

Bendito librito éste que tiene su parte seria: la explicación a modo de epílogo y toda la serie de informaciones, algunas mejor estructuradas que otras, sobre la crisis, su origen y causantes, con referencias históricas muy acertadas (e.g., épocas medievales). En fin, que lo recomiendo encarecidamente. ¡A ver si los españoles empezamos a dejar de estar de brazos cruzados (ver últimas viñetas del capítulo dedicado al Banco Sintander)!

Y, digo yo, que si hay que morir, que sea de risa. Gracias, Aleix.



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF


UNETE











“Españistán. Este país se va a la mierda”, de Aleix Saló Brat.


Este modesto libro en formato cómic me ha alegrado algunas horas de la vida anodina de funcionario en estos tiempos de zozobra administrativa (¡y lo que nos queda!). Da una visión que puede parecer irrisoria por lo fantasiosa, pero no hay que engañarse. Si se ve el video colgado en http://estepaissevaalamierda.wordpress.com/ se puede uno dar cuenta del alcance de la crisis y, sobre todo, de su origen y significado.

 

tica hacia el sistema ultraliberal que encendió la mecha de la bomba que hizo estallar la burbuja idílica en la que vivíamos muy bien acomodados, lo que parece claro es que la ley del suelo aprobada por el gobierno español de Aznar tiene gran parte de la culpa. Otra parte, como es lógico, es la idiosincrasia española, con arquetipos rescatados desde el tenebroso Capitalismo, cuales fantasmas que aún hoy nos siguen persiguiendo desde Europa. En este sentido, el autor ha sabido incluir personajes que reflejan esos tópicos españoles (banqueros, políticos, funcionarios, jubilados, parados…).

Aleix Saló dibuja de manera divertida un escenario radical y absurdo. Entiendo que, si bien la lectura profunda de este asunto no debería hacernos gracia, la verdad es que con una sonrisa empezamos a desmitificar toda esa lista incalificable de explicaciones que nos vienen dando a los españoles desde dentro y fuera de nuestro país, sobre nuestra (supuestamente) más de probada causa, pasando de ser simples culpables, al modo de la doctrina católica, a serlo porque lo dicen los protestantes europeos, díganse alemanes, en el sentido de no ser capaces (los españoles) de vivir para trabajar, como hacen ellos (los centroeuropeos).

Bendito librito éste que tiene su parte seria: la explicación a modo de epílogo y toda la serie de informaciones, algunas mejor estructuradas que otras, sobre la crisis, su origen y causantes, con referencias históricas muy acertadas (e.g., épocas medievales). En fin, que lo recomiendo encarecidamente. ¡A ver si los españoles empezamos a dejar de estar de brazos cruzados (ver últimas viñetas del capítulo dedicado al Banco Sintander)!

Y, digo yo, que si hay que morir, que sea de risa. Gracias, Aleix.




Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar

PDF


UNETE