Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Escritores   ·   Libros   ·   Reseña   ·   PYME   ·   Negocios   ·   Marketing   ·   Lectores   ·   Novela   ·   Estrategia de inversión



Empieza capturando un momento.


Inicio > Ciudadanía
13/09/2012


848 Visitas








Mucha veces en mi actuar por la vida me he sentido como supeditado a sentires o mensajes de mi mente inconscientes y no afines a mis principios, algo que debo corregir y como creo  no ser al único que le pasa, por eso hoy comparto contigo algo que puse en práctica con provechosos resultados .

Supón que la vida se detiene por un momento y conjuntamente tu mente. Veraz que es ella la que te está influenciando con pensamientos distintos a los escogidos por ti para llevarte a actuar, pero que si profundizas y alargas esos segundos detenidos para observarlos, encontrarás que en tu mente no está solo el escogido y que hay otros que lo acompañan, no buscados e inconscientes  siempre y que tal vez para sorpresa tuya son no deseables compañeros, nada afines con tus deseados actuares.

 

Como ese andar ya mal influenciado no es el correcto y el planeado, sigamos escarbando. Ese paro simbólico e ilusorio, ya que el tiempo para ti solo lo detiene la muerte, te da la oportunidad de identificar algunos “no decentes” conocidos olvidados, apareciendo temores, traumas, recuerdos de la niñez, vergüenzas, rencores, golpes pasados, sustos, etc. entre otros muy personales que te acompañan y que ya identificados trataremos si no de eliminarlos, por lo menos minimizarlos.

Y sorpresa agradable, fue en ese actuar donde también me encontré con fieles "amigos" como el entusiasmo, el optimismo, la determinación, la ayuda desinteresada, el compartir, la generosidad y otros muchos de los "decentes" para con ese apoyo iniciar la tarea antes enunciada, de alejar a los intrusos no deseados.

Allí fue donde me di cuenta el porqué de esa apacible mirada y esa seguridad que emanan  algunas personas, lógica consecuencia de un trabajo similar hecho en algún momento de sus vidas, a la que tú también tienes derecho y está en tus manos, ya que dependen de una decisión personal y un esfuerzo  como  el que ahora estamos ilustrando y que con seguridad cosecharás .

 

Con ese simbolismo del "momento detenido", hemos podido ver qué como consecuencia de la alocada carrera propia del siglo en que estamos, no trabajamos en nosotros y que con lo ya comentado podemos darle mayor importancia a conocernos más y al modificar el control de nuestros pensamientos  nos lleve a un actuar más nuestro y verdadero, conducentes con seguridad a un justo y placentero vivir.  Empieza "capturando ese momento" y enfréntalo, corrige y comienza a actuar no olvidando que la mente con sus recuerdos negativos son los principales enemigos de una vivir sensato y sereno, además de estar aprendiendo a usar el tremendo poder de ella para lograr frutos insospechados en tus actuares.



Etiquetas:   Reflexión

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18317 publicaciones
4649 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora