Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Escritores   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Libros   ·   Reseña   ·   Filosofía   ·   Privacidad   ·   Ética   ·   Inteligencia Artificial   ·   Robótica



Chile, la aventura conjunta de convivir - Parte 4


Inicio > Cultura
09/09/2012

928 Visitas



CULTIVAR LA DOCTRINA DEL ESFUERZO


El costo social de los procesos de ajuste estruc­tu­ral que ha venido viviendo nuestro continente, ha impactado sobre el hombre ameri­cano provocando el desmorona­mien­to de sus seguridades básicas, lo cual ha conllevado la desorientación de una talvez endeble escala de valo­res.

El desempleo, con la consecuente incorporación del jefe de hogar a la economía informal. El descalabro de los roles clásicos en la pareja, con la mujer incorpo­rándo­se al trabajo, y el hombre cayendo en cuadros depresi­vos a raíz de una inseguridad laboral que lo ha sor­prendi­do, sin opcio­nes, a una edad madura. La cesan­tía atendi­da con programas pater­nalistas, el hombre que baja sus brazos y espera que le sigan dando. La margi­nalidad empan­tanando a la digna pobreza de otrora, con efectos paralelos, como el alcohol de las botillerías de urgencia, o la droga que se distribuye por las esquinas de las barriadas. En fin, todo un cuadro de descomposición ética, que podría resumirse en un desfi­ladero por donde el hombre urbano transita con graves riesgo para su digni­dad, para su calidad de persona.

La desesperanza reptando por los pechos ha condu­cido a laberintos depresivos y alienantes que se tradu­cen en abulia, apatía, falta de ganas; agotamiento espiri­tual que fácilmente deriva en el alcoholismo, la mendicidad, la aceptación de la prostitución, la ho­rrenda decaden­cia que conduce a ámbitos de tenebrosas aristas. Allí está el hombre con sus llagas como cruda expresión de la negación del más elemental derecho: la vida y la dignidad elemental de toda persona.

La enorme tarea de la sociedad toda es mejorar las condiciones de vida de esos hermanos que han caído en el túnel de la miseria. Es el desafío patrio para traer a la sociedad chilena una seguridad, una perspec­tiva que vaya neutralizando esos nudos gordianos de la marginalidad.

Pero el esfuerzo debe promo­ver al hombre hacia su dignificación. Entregándole herramientas para subir hacia escaños de mayor dignidad, centrando los esfuer­zos del gasto social, sin populis­mos, en la educación, para una mayor autonomía en la solución de sus propios proble­mas.

Recuperar la doctrina del esfuerzo significa enfrentar los desvalores del facilismo, del oportunis­mo, del cortoplacismo.

Significa cimentar una convivencia que sea real­mente antropocéntrica, que salga de los esquemas merca­dotéc­nicos para entender que tras la generación y distribu­ción de la riqueza está el hombre.

El hombre de carne y espíritu, que desea realizar­se en el trabajo, que busca crecer y cubrir sus múlti­ples aspiraciones. Necesidades que no son todas cuan­ti­fica­bles ni pueden ser atendidas con parámetros de oferta y deman­da.

EQUILIBRIOS NECESARIOS

Hay elementos fundamentales en las aspiracio­nes e intereses del ser humano, como la necesidad de perte­nencia, de realización, de servicio público, de poder, tras los cuales despliegan su es­fuerzo los hombres durante su respectivo proyecto de vida. Por lo tanto, el buscar oportunidades para Ser, para alcanzar una mayor autoestima, para proyectar en forma corpora­tiva como nación un proyecto de país, un horizonte de convi­vencia, todo pasa por el perfeccionamiento de la cali­dad de la sociedad y del Estado como su máxima organi­zación.

En la aspiración a ser felices los hombres buscan mucho más que cosas materiales. Pero las sirenas elevan sus cánticos cotidianos a través de las parabólicas o el cable y los arrecifes son atractivos. El sentido de pertenencia pasa a ser suplido por la tenencia de una tarjeta plástica.

"Debo, luego existo", pareciera ser uno de los mensa­jes subliminales que distorsionan el ethos cultu­ral de nuestra sociedad. El consumismo puede convertir­se en una expresión compulsiva de nuevas soledades, de neo-angus­tias que van estresando los estómagos anoréxi­cos de los "yuppies de la city" .

En la nueva sociedad de mercado es preciso actuar con la cabeza despejada. Las altas tasas de endeuda­miento de los sectores medio bajos y populares está preocupan­do a las autoridades. Es que el consumismo cala en inversa proporción al grado de conciencia o educación de las personas. Es un fenómeno extendido, que dificul­ta colocar en el centro de interés colectivo temas que no redi­túen en términos mercantiles.

La descripción de estos hechos no significa rehuir las propias responsabilidades por caer a menudo en los embrujos de las luces de neón, por correr de pronto tras titulares, oropeles o bisuterías.

"Taquillar" es un verbo de los tiempos modernos, que conju­gan, sin demasiado pudor, políticos, artistas, intelec­tuales, académicos y poetas. Talvez los más discretos sean los propios empresarios, cuyo estilo de hacer negocios les lleva a publicitar en sus campañas sus bienes o servi­cios, pero no a publicitarse ellos mis­mos.

La doctrina del esfuerzo es la expresión de una actitud de amor hacia lo que cada cual debe realizar. Es una invitación a desplegar los propios sueños y a luchar por ellos, pese a los distractores que preten­den hacernos perder el norte. Trabajo concienzudo, coopera­ción para ser mejores. Construcción solidaria de nues­tras comunes aspiraciones de progreso, manteniendo en el empeño nuestra identidad.



Etiquetas:   Emprendimiento   ·   Democracia   ·   Cooperación   ·   Trabajo

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
17665 publicaciones
4515 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora