EL Equipo

CENA DE NEGROS

 

. Vázquez

 

El equipo…

 

Enrique Peña Nieto presentó un equipo de transición muy amplio, dicen los que gustan de leer señales en la política que es el circulo cercano, los que tendrán cargos de subsecretarios hacía arriba o ya “por lo menos” de directores generales de paraestatales como Pemex, la CFE, el Infonavit y otros.

Más allá de las lisonjas que se leen y se escuchan por todo territorio nacional de los llamados a la mesa, el trabajo de los mexicanos es empezar a escudriñar el pasado de cada uno de ellos, que han hecho para merecer tal distinción, a que se puede apostar con ellos, y en esencia, si podemos aspirar al primer mundo con un grupo de políticos de esa clase.

Imposible decir si son buenos o malos, lo más que se puede distinguir es que son un grupo de amigos, los que trabajaron en su campaña, y los que, por lógica, tienen el derecho de ser los primeros a ingresar al reparto del pastel.

Por esa razón es que el trabajo de todos los mexicanos es más grande, es deber empezar a buscarle pecados a los mencionados en la amplia lista del equipo de transición, encontrarles sus filias y sus fobias, su manera de trabajar, que tan efectivos han sido en sus anteriores encomiendas, que tanto se puede esperar de ellos.

Más aún, también debemos estar preparados para no permitir los excesos que se dan en cada nuevo gobierno, vigilar muy de cerca a cada uno de ellos, de sus familiares, de sus amigos, de sus compadres, y hasta de sus novias o novios para que no empiecen a saquear a la nación con tanta impunidad como lo han hecho los que se van, y los que ya se fueron en cada uno de los sexenios anteriores.

Si, en este momento si son importantes los nombres, porque son los que de una u otra manera ejercerán el poder, los que tendrán en sus manos el futuro de los mexicanos, de nuestros hijos, para que mejor lo entienda.

En el caso de Tamaulipas se ven dos nombres, Felipe Solís Acero que nació en Reynosa aunque no tienen amigos cercanos por este territorio, y Mercedes del Carmen Guillén Vicente, ella si con experiencia en diversas esferas de la administración estatal y en el Congreso del Estado.

¿Qué podemos esperar de ellos?, quizá, y por lo pronto, que se lleven a más tamaulipecos a hacer política y a ejercer poder en el Distrito Federal o donde sean requeridos, y que de ahí bajen más recursos al Estado.

Y sin embargo hay que esperar, el primero de diciembre se conocerá a ciencia cierta el área de influencia de cada uno de los llamados a la mesa del señor y será hasta después de cinco o seis meses cuando se les conozca en su justa dimensión, cuando se sepa de que están hechos, si tienen la frialdad e inteligencia suficiente para trabajar en las grandes ligas de la política nacional o pedir que se vayan a sus casas.

Por lo demás hay que entender que el equipo de Peña Nieto no es exhibido para que reciba una calificación aprobatoria o de reprobación sino más bien para que le sigan la huella a cada uno de ellos.

Ojalá en todo este proceso se incorporen los seguidores de Andrés Manuel López Obrador, que entiendan que la contienda electoral ya terminó, que no existe una sola posibilidad de que tomen por asalto la presidencia de la República y que harían un mejor servicio a la comunidad convirtiéndose en auditores sociales del trabajo gubernamental, en quienes descubran quienes sí y quienes no deben estar en ese equipo de Enrique Peña Nieto.

Les dejo el twitter @gatovaliente para que nos siga, también el correo electrónico y la cuenta de facebook a sus órdenes para lo que guste y mande… marcovazquez20001@hotmail.com

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales