Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Mauricio Macri   ·   Devaluación   ·   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   Inflación   ·   Crisis Económica   ·   Sociedad   ·   Escritores   ·   Periodismo   ·   Utopias   ·   Emigración



De la responsabilidad de una nación


Inicio > Política Nacional
05/09/2012

1156 Visitas



En esta ocasión no pienso demeritar –como acostumbro- el trabajo de nadie, si Calderón dijo que “hubo fallas durante su sexenio pero que se va tranquilo”, ya es cosa suya y de su conciencia, si Enrique dijo que “su gobierno estará a la altura del país”, ya tendremos seis años para hacerle notar que hay poco de su pasado y de su venidero “trabajo” que podría estar a la altura de una raza tan fregona como lo es la mexicana, si nos pusieron como senadora a una ex atleta olímpica que posteriormente se vio involucrada en asuntos de turbulencia fiscal, ya podremos señalarlo en su debido momento –no tardaremos mucho en definitiva-, si los máximos representantes el Tribunal Electoral decidieron poner por los suelos su valía y nombre con la ratificación del “triunfo” priista, vaya, eso es algo que todas y todos esperábamos, ¿a poco no?


 

Lo que debemos hacer ahora nosotros, los mexicanos comunes y reglamentarios, es, inicialmente brindarle el privilegio de la duda a quien será el próximo presidente de nuestra nación, o sea, ¿quién quita que en uno de sus acostumbrados deslices intelectuales le da al clavo, y nos saca del atolladero en que sus compinches, sus parientes, sus subalternos, sus antepasados y él mismo nos metieron?, porque hay que considerar algo muy importante, el país que heredará dentro de pocos meses –música de suspense cabaretero por favor-, llega a sus manos deshilachado, empobrecido, saqueado, hambreado, ensangrentado, dividido como pocas veces se ha visto –media nación está deseosa por juzgarlo e insultarlo sin tregua durante seis años-, más despierto y politizado –efecto de aplausos y fanfarrias por favor-, harto de la clase política, subversivo, contestatario y dispuesto a defenderse a capa y espada –cual mexicas de a deveras- de cualquier extraño enemigo que osare pasarse de rosca con la nacionalada –al menos eso es lo que me gustaría creer-

 

Enrique puede o no –cada quien su criterio- ser todo lo malo que se ha dicho de su persona, de él dependerá corroborarlo, engrandecerlo o desmentirlo, pero esa ya será chamba suya, la nuestra, como pueblo –que no pueblo suyo ni de su partido, ni de sus patrocinadores, sino pueblo libre y de respeto- debe ser la de redoblar los esfuerzos por convertirnos –con la ayuda del futuro presidente o sin ella- en ese México que muchos deseamos y soñamos, la cosa no es tan complicada, los verdaderos mexicanos –los que alimentamos a nuestros saqueadores- debemos unirnos y convertirnos en lo que durante tantos años, ellos han temido… en una NACIÓN.

 

Antonio Andrade

www.antonioandrade.com.mx

@antonio_andrade



Etiquetas:   Felipe Calderón   ·   Enrique Peña Nieto

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18439 publicaciones
4674 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora