Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Libros   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Periodismo   ·   Poesía   ·   Lectura   ·   Italia    ·   Mundo   ·   España   ·   Cambio Climático



"Es la economía !Estúpidos!"


Inicio > Política Nacional
20/08/2012

1166 Visitas



Nomás no aprendemos de la historia.


 Muy conocida y también comentada, aquí, en México, es la frase que encabeza este artículo y que llevó al expresidente norteameriacano Bill Clinton a ocupar la Casa Blanca, pero al parecer a nosotros la historia, incluso la más reciente, nos pasa simple y sencillamente desapercibida. El presidente Felipe Calderón Hinojosa (FCH) se enfrascó, quizá con razón, en una larga y sangrienta guerra contra el narcotráfico tratando de hacer, tal ves, de una forma estéril, la talacha sucia para el vecino del norte, que, dicho sea de paso, nos ve como su patio trasero y solo voltea para acá cuando siente que se está reproduciendo muy rápido la fauna nociva y se puede pasar para su lado. Y ensimismado con esta lucha, con un pésimo, o nulo, equipo de comunicación social en la presidencia, se olvidó de otro gran tema, que por pegarnos en el dia a dia, tenemos muy presente los mexicanos, el de la economía, y no me refiero a la macro, sino a la micro, a la que nos pega directamente en nuestros bolsillos como el precio de las gasolinas, la electricidad, el huevo, las hipotecas, el tomate verde, el pollo y algunas otras cosillas que necesitamos para poder subsistir. 

Desde arriba nomás se ve el paisaje, pero no los detalles.

También es famosa la premisa de que si se quiere ver el paisaje hay que subir a la cima para poderlo contemplar completo, en toda su extención y belleza, pero si lo que se pretende es reparar en los detalles, entonces es indispensable bajar para conseguir verlos y apreciarlos en forma correcta. !Bien! Pues durante todo el sexenio del presidente Calderón se estuvo hacendo énfasis en la solidéz de la macroeconomía y se habló de "blindajes" contra golpes externos e internos. Mi percepción es que sí hay mucho de cierto en esto, incluso el Bancoi de México llegó a apalancar al peso mexicano con cañonazos de 300 millones de dólares diarios para protejerlo contra los especuladores y se estableció una suerte de control de cambios, aunque no les gusta llamarlo así, fijando montos máximos de compra y endureciendo los requisitos para poder comprar grandes cantidades de dólares norteamericanos o euros.  Pero cuando menos dos factores han pegado fuertemente al poder adquisitivo de todos aquellos que no formamos parte del "selectísimo y cómodo grupo de los 300 empresarios que tienen acceso al presidente" como dijo alguna cez el ex-banquero Agustín Legorreta y son el de las alzas en los precios de las gasolinas y en la electricidad (este último especialmente en la zona centro después de la extinción de la Compañía de Luz y Fuerza del Centro).  Mi recibo de luz pasó de setecientos cincuenta pesos bimestrales a cuatro mil ochocientos (!Casi nada!) y nomás no hay poder humano que los haga rectificar. Cabría añadir un tercer elemento, que es el del aumento, paulatino, pero constante, en los costos de las hipotecas y de las ya de por sí jugosas comisiones bancarias.

Mientras el paisanaje "aguantando vara", como suele decirse por ahí.

Hubo un momento, más o menos a principios del sexenio, que pareció como que al presidente le había caído el veinte cuando les dijo a los grandes empresarios algo así (no recuerdo las palabras textuales, mas tengo presente el hecho) como que todo eso del Teletón y los donativos estaba muy bien, pero que sería mejor que ya pagaran sus impuestos correctamente al igual que todos los demás. Estaba más o menos de moda, entre los periodistas de economía, hablar del famoso régimen de "consolidación fiscal" que, en muy resumidas cuentas, les permite a los gigantes aplicar las pérdidas de algunas de sus empresas a las jugosas ganacias de las realmente productivas y de mayor lucro, entre otras cosillas por el estilo. El golpeteo de algunos periodistas y comentaristas, ¿chayoteros?, contra el presidente no se dejó esperar, pronto, muy pronto, hubieron reuniones privadas con los empresarios y ceremonias públicas en Los Pinos donde fumaron la pipa de la paz y nadie volvió a hablar del asunto ni por equivocación.  En pocas palabras, esos 300 se quedaron con su régimen de privilegios y a nosotros nos apretaron las pinzas con que nos tienen bien sujetos. Mientras... el paisanaje aguantando vara y viendo como su ya de por sí escazo dinerito le alcanzaba y alcanza, para comprar cada vez menos y de menor calidad. !Uff! Ya me imagino como estuvieron los cocolazos allá arriba, segurito que le pusieron las peras a veinticinco al primer mandatario para obligarlo a recular como lo hizo.

Ahora que el P.R.I. promete "Reformas Estructurales"...

Y ahora es cuando la cosa se pone buena, porque ya terminaron !Afortunadamente para todos nosotros! las campáñas electorales, incluída la presidencial, y ya veremos como no es lo mismo criticar y decir que "se es incapáz para gobernar" y que "es hora de quitar al mal gobierno" que cumplir lo prometido. Porque resulta ser que hace falta dinero, mucho dinero, para hacer siquiera algo de lo prometido y más para conseguir un mayor crecimiento de nuestra economía. La única vía por la cuál el gobierno que desafortunadamente presidirá el niño bonito, mujeriego, y al parecer también hombreriego, copetón, podrá allegarse recursos extras es por la vía de los impuestos, es decir, volvernos a cargar la mano a los causantes cautivos (dudo que a los grandototes los molesten ni con el pétalo de una rosa y a los múltiples grupos "populares" que tampoco pagan impuestos tampoco pues como es previsible, no querrán enemistarse con los llamados "poderes fácticos" en en eso el Rev. Ins. es maestro).  Que la Peña nieto contrató a un general colombiano, quesque experto en el combate al narcotráfico y no sé cuántas otras monerías, bueno, como gople estrictamente mediático y propagandístico se entiende, que seguramente maquillará y le cambiará la marca y envoltura a la estrategias seguida por su antecesor panista, también se antoja obvio, pero que no pierda de vista la verdadera y gran preocuación de los mexicanos que no tenemos acceso al presidente ni se olvide de las palabras de Mr. Clinton: "Es la economía !Estúpidos!





Etiquetas:   Política   ·   Cultura   ·   Sociedad

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

1 comentario  Deja tu comentario


Luz Escutia, Comunicación Me parece un buen texto, comparto los puntos de vista. Un gusto leerle.

Saludos
Luz Escutia




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
19284 publicaciones
4837 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora