Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Muerte   ·   Periodismo   ·   Pandemia   ·   Cultura   ·   Criptomonedas   ·   Bitcoin   ·   Lectores   ·   Contagios



A los nopales, el águila y la serpiente


Inicio > Cultura
17/08/2012

1182 Visitas






Tierra y mas tierra ¿Cuándo engendraras algo que en verdad valga la pena?

 

Tienes el don de hacer cuanto te plazca y precisamente en esta parte de tu viña decides crear solo nopales, el águila y una serpiente y ¿Qué quieres, acaso que retracte mis palabras para alabar tus oídos sordos que solo escuchan lo que quieren escuchar? sin embargo el eco de muchas voces te han de llegar.

 

Y esta es precisamente la crítica que tengo para ti, eres desleal y te vendes a tí misma, ahora estas en el profundo foso del que quizás nunca salgas mas. 

 

¡Cuánto te desprecio! sí, tu campo se distorsiona y es que esos nopales ya no sirven mas, ¿por qué no terminas con todo y vuelves a iniciar quizá así hagas algo mas? pero allá tú y todos tus mexicanos.

 

Siembras y eres fértil, más en vano, las naciones no te buscan, eres conejillo de indias de allí nadie te salvara.

 

Y sin embargo te llamas venturosa, tú “Patria” llena de pestes y de dolores, ¡cuánta hambruna!, ¿no puedes sino engendrar sufrimiento y angustia sin fin? por eso te llamo desleal y traidora de aquellos que engendran tu nombre, maldigo tu nombre: México, por favor no miento y bien lo sabes caminas hacia un abismo y temo estas en el borde, no me queda sino verte caer y más que eso:

 

¡Desfallecer!

 

No es posible olvides al niño de tus entrañas, que permitas trigo y cizaña permanezcan juntos después de la siega, eres peor que el perro de cuatro patas que dice tener tres, despreciable te piden pan y das la piedra ¡Que aborrecible eres!

 

Te entregan su espalda y tú clavas el puñal de muerte, quieres grandeza pero solo arrastras ruina y una pena tras otra, quieres servir para algo: vete y no vuelvas nunca, tú que no creces y que solo atormentas, peor que los abrojos eres, no cumples tu creación.

 

¡Al grito de guerra! Debería ser al grito de llanto y de espanto y es que tienes tanto de malo que pocas son las virtudes que te ensalzan, si tuvieras mas las exaltaría más solo puedes dar tierra la das a algunos y maldita sea ¡La quitas a otros!

 

Traes al  mundo hijos que son débiles porque no les das desde su nacimiento que comer, en vez de darle tu pecho les sellas la boca para que mueran de hambre, solo les vez sufrir, agonizar y morir.

 

Mi crítica para ti es que solo engendras gusanos, que solo sabes a mentiras y para colmo te llamas libre y prometes una y otra vez paz y justicia, cuando ni siquiera sabes pronunciar bien tu nombre.

 

En ti cantan tu himno de la muerte, cantan por piedad, pero como han de tenerla si les marcas el destino de honor a la causa inerte.

 

Al verte con tu sudor en la frente, al sentir ese aire que solo quema, al ver tus ríos secos, al ver indigentes y muchas cosas como niños huérfanos solos que lloran y que no tienen el consuelo ni la ternura de nadie, digo: ¡México esta maldito! solo para él la muerte, en este la viuda llora, en él su mar dulce sedienta y se muere uno de sed y así todo es desolación y el mar se torna muerte; ¡hay de ti pescador, hay de ti pez que mueres, a pesar que solo hiedes el pescador te come, te alcanza flotando herido de muerte la terrible aflicción y él solo exclama: ¡hay, te maldigo a ti madre naturaleza, en otros países el pez vive y nada libremente aquí solo puedo comerte podrido y así dolerá mi vientre, mas en medio del dolor que me produzcas espero sobrevivir y lamento tener que llevarlo a madres que comerán este pescado de angustia y que allí de esa fuente produzcan frutos podridos para darlos al infante.

 

Se dice que una vez te intentaste levantar, más tú  fuerza solo era en realidad debilidad, que la anemia impedía el correr de tus venas y que siempre te faltaron ganas para todo nunca emprendiste del todo en realidad nada, y así aún preñada en  soberbia te atreves a levantarte, ciertamente tus ciudades serán tomadas y tus hijos pisoteados ante tu cara, tu oro saqueado y el fino tejido será desgarrado, tu oro escondido se hará deleznable polvo en la mano, mas polvo para ti y te excusas dices todo es hecho de polvo entonces ¡todo, tengo todo dices! más el polvo es polvo a menos que lo produzcas a bien, ¿como no sabes comerás polvo y en el desmayaras? así llegara tu final que si al fin ya de una vez dejaras de existir, así ¡Oh, qué bien harías!, ya has mentido demasiado y tus falsas promesas son peores que muchas serpientes y no te creas tu domador de fieras que solo domas la muerte que te quiere como su preciado premio, pues ante ti clama tu gente, la que dice por compromiso "Te amo" mientras en los dedos haces la señal de yo miento.

 

Siento estremecimientos por tu ahogo, porque faltas a todo, porque no eres nada, que pérdida de existencia de tu parte, ojala hicieras algo bueno.

 

Comprendo tu fatalidad, considero que sabes perder, mis letras no te salvaran aunque te alabare en mentira sin cesar.

 

Guerra, solo en ello sueñas, no tienes descanso piensas empeorando las cosas las has de mejorar, que retrasado estas con razón nunca alcanzaras a ser potencia mundial.

 

Siendo que es fácil despreciarte y solo hallar en ti desdén, me llega hondo hasta la columna que teniendo dos andes en un pie.

 

Más que simples cosas son grandes las que acongojan de tí, lamentablemente eres parte de este mundo, me arrepiento hacer nacido en tí, de tener que encontrar que mi cuna esta maldita, es un lecho lleno de gusanos y los gusanos no deja de corroerte, te muerden, ¿quien pone calaveras con los bebes, quien se deja picar por el escorpión con la intención de morir bravamente? Solo tú haces semejantes locuras y así quieres que te sigan como si la corrupción no estuviera en tus venas, de impunidad esta llena tu cara y solo sangre chorrea de ella.

 

Miro a tu frente y esta tu rostro lleno de vergüenza, eres repugnante, eres una escoria y no te salvas de la critica que ojala fuera de la buena lo siento por ti, y por tu gente.

 

Constantemente eres presa fácil para ser corrompido ya que el dinero lo deseas a toda costa aún teniendo que sacrificar la vida de los demás, que angustia verte tirada en la calle pidiendo limosna pudiendo trabajar, mejor te dañas arrancándote las costras para dar lastima y las das por eso te preferiría muerta nación que verte que mendigando y dando pena.

 

Tierra caliente a veces fría, sí, principalmente fría ya que no sientes a tu gente ojalá alguien te miraran con envidia solo te miran el vientre que estas vacía y no tienes ni un solo diente, tristeza verte dan ganas de llorar, no sé como llegaste a país que ni siquiera sabes gobernar eres una fiera sin rumbo prefieres la soledad, te dan la mano y la rechazas quizás no sea así ya nunca mas, ¿cómo ayudar al que no desea ayuda?, muérete si eso quieres solo estorbas y no dejas avanzar.

 

Mi desprecio es para ti y para toda la gente que sufre por tu causa y su destino cruel, afrenta demasiado pesada.

 

Este libro fue elaborado para criticar al país de México inspirado por Schopenhauer que critico Alemania.







Etiquetas:   Historia de Edad Contemporánea   ·   Literatura   ·   Reflexión

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21923 publicaciones
5259 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora