Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Pandemia   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Escritores   ·   Libros   ·   Salud   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Perú   ·   Economía



La realidad es ficción


Inicio > Cultura
13/08/2012

1184 Visitas






Siempre este deseo insatisfecho, esta carencia, este mar entenebrecido y estas olas que solo rugen… Solo se es una imagen defectuosa que quisiese robarse al que se refleja.

 

Solo percepción, como si eso bastara para catalogar las cosas.





Se dice se tiene nombre de aquello que es la realidad, conocido bajo seudónimos de aquello que se encarga de persuadir y deleitar los sentidos y se cree estas cosas llenan porque encienden las pasiones, entonces las peleas, disputas y conflictos llegan por la actividad humana de lo que se considera lo bueno y lo malo; bueno lo bueno, bueno lo malo, malo lo bueno y malo lo malo, es la misma cosa: cosas engañosas, aún ese paso intermedio llamado lo neutral (que existe, más como palabra misma es insuficiente) no es en realidad una intermediaria antes bien es una palabra cobarde que no se define a sí misma, que permanece muda antes que decidirse inclinarse a uno u otro lado, su lado más engañoso es que tiene esencia en sí misma, que le define como única e indiscutible, como si las palabras tuvieran fijeza inmortal, con esto digo lo moral es integro cuando lo es, pero por ello mismo se corrompe cuando la honestidad (eso de ser verídico y sin engaño) falla, ante esto llega la defensa de lo fasto y lo nefasto, con sus semejantes: la dialéctica, la retorica, los silogismos, las premisas y terremotos de pensamientos que solo tientan contra los cimientos más fuertes de la humanidad, es decir, los tabús, ¿que son los tabús? sino solo las ciencias moralizadoras, antropófagos de la humanidad con sus culturas y tradiciones.





Vivir es un engaño, no existe certificación de la vida plena se tenga lo que se tenga o carezca de lo que se carezca, que es la misma cosa, ya que tener y no tener es lo mismo, porque las cosas no son del que es su dueño, dueños no hay si no solamente incertidumbre en sí misma, no por ser mujer y estar entregada al hombre le pertenece y viceversa, siguen siendo los mismos, o sea, de nadie, solo que atontados por reglas de enamoramiento y posteriormente apuntalamiento que les enseño la educación.









Esta cultura dice lo feo no es bello y que lo bello no es feo, o sea, se ama a la mentira, mentiras somos todos, mentiras comemos y un día de estos: reventaremos.





Creerse el hombre “AMA” es una mentira, peor no se puede amar a nadie como a uno mismo, ni a uno mismo se ama por ello ni siquiera es válida esta opción, la mujer no puede ser amada por una bestia cultural llamada hombre, ni el hombre por la mujer que tienen necesidades físicas, mentales, sociales, morales, en fin, por decirlo así; lava ropa ajena.

No existen hombres ni mujeres en su estado puro y sin la cultura ni el hombre ni la mujer serian ni siquiera nombrables por su género, ni su sexo, solo si se desnuda al hombre de toda la basura que lleva encima, queda él, entonces descubrimos sin estas cosas vanas no sobreviviría y se extinguiría, no duraría un solo día, tiene que aprender el lenguaje y seducir con mentiras fingiendo amor por el objeto de interés ¡Como si en verdad le interesara! y se cree muy importante eso lo hace sentir “Bien” y el otro le sigue el jueguito y le dice al extraño “Amigo” y luego aún peor le dice cosas que llevan a la palabra cumbre: “Amor” y “Te amo” expresado quizás algún signo y/o cosas que se imagina en el corazón y es en este punto máximo donde el quiebre es peor, es aceptar se está loco en el nombre del amor, porque solo el loco cree el delirio del otro, el hombre que delira puede dar algo y recibir a cambio y participar en su ideas es un delirio compartido, hay algo en él que le sujeta a semejantes atrocidades y es el de pensar en los demás y se entraman en lazos imaginarios, uno de los peores es el de la sangre, otro terrible es el de la crianza, más la sangre solo es sangre y la crianza la mal crianza.









Es una ficción la verdad, cosas de usar mascaras, de no poder ser directo por no herir los sentimientos esto es vivir bajo sombras por eso se diga o no lo que se quiera los sujetos se hieren rápidamente, es un constante soportar.





Se quiere digamos pareja (no sé donde esta lo parejo aquí) y se siguen rituales de modelos de personalidad, bastante desgastantes de la energía vital como quitar la viveza de la soledad, ante el antagónico ser “Alguien reflejado en los ojos del que intima la vida, aunque solo la suya pretendiendo otras cosas” es áspero caminar entre ramas porque si no, no somos normales nos volvemos desviados y a esos "Los encerramos" dicen los diagnosticadores de su propia enfermedad porque no solo enferma el que enfermo, enferma también el sano que sigue sano porque enferma a otros en denominarlos locos, porque sano de la mente no están sino no medicaran mentiras, mentiras que le enferman como se enferman todos y nadie se salva, ser sano o enfermo solo sigue siendo un mito y hasta la fecha todo es leyenda.





La anarquía epistemológica nos enseña la ciencia fracasa que no logra sus propósitos la realidad construida por la ciencia se desvanece poco a poco y abruptamente también porque entra en crisis y siempre estará dada bajo observaciones que ya nada se miran igual ya que el mismo fenomeno no se repite dos veces, siempre es otro y el semejante no puede darse eso que se siguen patrones antiguos son pretextos de sus mentes debiles en creerse mentiras por ello mismo dudábamos de muchas cosas, bajo estas afirmaciones anarquistas la duda nos envuelve literalmente entonces el fenómeno no existe ni tampoco se puede medir, la lógica analítica ha fallado como fallo también la Metafísica.





Finalizo todo sistema ideológico lógico aún el mío mismo, el objeto esta vacío del lado del sujeto y del objeto mismo, dado que el sujeto solo da dialécticas especulativas, no hay totalidad ni separación en partes, estas cuestiones son vanas como vana es la ambición de preguntar y querer tener respuestas, el anarquismo epistemológico ni siquiera es suficiente, mi teoría es más que lo que es lo micro y lo omni.





Solo nos queda lo trascendental, los objetos en sí mismos que nos son negados como tambien el sujeto, solo queda “su posesión y pertenencia”, por lo tanto, es nada y esa nada es todo en el objeto sustituto.





La realidad es tan irreal que inventa un pasado, un pasado que no existe ni siquiera en el mundo simbólico aunque afirmen lo contrario tampoco un presente que lo llamaron así e igualmente al futuro, no somos la misma historia repetida en el universo, ni siquiera soy pasado, presente o futuro porque son tonterías es increíble que nos creamos o hallamos creido tantas cosas, es decir, se tiene la afinidad social en hechos ajenos a nuestra propia naturaleza, hemos desviado la nada o todo si así se le prefiere llamar a lo mismo, porque eso se quiere cambiar en bien de la culturización, aún de esta manera todo se maneja como vomito como si algo valiera más o valiera menos que lo demás, las mentes están llenas o vacías de lo que se quiera, consciente o inconscientemente hay algo allí, nunca podremos caminar aunque camináramos.





La realidad es simular lo que se nombra está bajo control, que la ciencia avanza y con ella los hombres y si se recurre llamar a la ciencia ineficaz se les llama a tales acientíficos.





Es elemental la necesidad del error, sin error y engaño nada sale “adelante” todo es una inocente tempestad.





El estudio es solo engaño de la mente jugando a atrapar imágenes, como si el pasado me hiciera diferente cuando es algo inexistente em este momento declaro el fin del pasado y la apertura de una nueva vida desde cero, y así es, soy ese que siempre es nuevo y que niega estas cosas siendo nada y en otras cosas; extrañas ideas de tibio frio.





Que falsas son las palabras, igualmente lo simbólico en ellas ya que solo nos adentran en alucinaciones breves donde nada importa verdaderamente.





La necesidad abunda como si no se pudiera dejar a uno desfallecer, más solo son pulsiones unidas unas con otras, es decir, revivir heridas constantemente.





Estas cosas, pero ¿Qué cosas? Solo eso mismo, lo incompleto, lo negativo en antagonismo con el otro lado por pleonasmo, en fin, no hay todo, con ello eso falta, falta todo es decir nada falta. 





Verse existiendo realmente dan ganas de gritar, así también de regocijarse, el todo ante la nada y viceversa dan un giro al revés, también no giran.





La realidad es estar cargándose de un lenguaje cultural aún el que no ha tenido asociación humana expresa esa carga instintiva que le llena de dolores y angustias por todos lados, esto deja al individuo asolado y destrozado y claro; feliz como dice si es que puede afirmarlo o sentirlo por otro lado.





La verdad está escondida ya que palidece de su rostro, no es tan bendita como parece.





¡Hay, solo son sombras eso de ser social, de ser sujeto de la ley e inscribirse en la cultura!





Imaginar la realidad no es muy diferente a vivirla, la realidad son imaginaciones de hombres que aspiran solo a vanidad y los ascetas mueren de envidia en secreto.





Es tan normal la confusión, pese a ello no se acepta, más que pena no conocerle y acercarse a ella, por lo mismo siempre se están haciendo enigmas con el lenguaje.





La ficción de la que hablo no es la cultura ni las religiones, las ciencias ni mucho menos el arte, va mas allá de faltas eternas o la completud inmutable, no es sino una ambivalencia de huye de ella misma y la acerca.





La verdad de todas las cosas es una cierta hambre infinita de saber. 











Etiquetas:   Literatura   ·   Reflexión

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21883 publicaciones
5258 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora