Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Escritores   ·   Lectores   ·   Salud Mental   ·   Immanuel Kant   ·   Empresas   ·   Periodismo   ·   Libros   ·   Población Activa   ·   Tecnología   ·   Urbanismo



Chile, quejumbres profesionales


Inicio > Política Nacional
12/08/2012


1198 Visitas



He tenido la suerte de conocer en mi vida, por mi trabajo, muchos países y realidades, he seguido la crisis de Europa y esto me ha hecho apreciar la vida en mi país, Chile, donde existe la actitud generalizada de quejarnos siempre y ver sólo la mitad del vaso vacío.






Es real que somos un país de catástrofes, que hemos vivido grandes tragedias y hemos tenido la resiliencia para recuperarnos. Es efectivo  que en medio de reconstrucciones continuas se van quedando muchas personas rezagadas, tuvimos terremotos en  tres gobiernos, el de Pica, el de Tocopilla y luego el del Maule y Bío Bío con el horrible tsunami. En política tenemos una democracia a medias, consecuencia de acuerdos tomados entre gallos y medianoche al inicio de los noventa; necesitamos cambiar la desigualdad bajando la brecha entre ricos y pobres, logrando que los ricos tributen, tal como se les exige en otros países.





Tenemos que trabajar más, imponer una doctrina del esfuerzo y no del aprovechamiento. Sucesivos reportajes nos muestran que estamos rodeados de sinvergüenzas, de personas que se hacen pasar por indigentes, de personas que obtienen subsidios y arriendan sus viviendas sociales. Hemos vivido la realidad de ex autoridades que, a última hora, cortan trajes a la medida de las multinacionales y después aparecen en conspicuos cargos en el exterior. Estamos frente  a la mala práctica de funcionarios que se enquistan en el Estado para cumplir desde posiciones de poder, los encargos de grupos económicos que buscan eludir el pago de impuestos. Hemos visto cómo directorios de empresas multinacionales se pasan por el aro a los accionistas minoritarios; hemos comprobado que le han metido la mano al bolsillo a medio Chile ya que resulta que esos accionistas minoritarios son las AFP, que administran el dinero de todos los chilenos; al filo de la ilegalidad les vemos seguir sin escrúpulos su labor exfoliadora del ahorro acumulado, al cual no se da acceso a la clase media. Tenemos evidencias recientes de fiscalizadores que son puenteados para evitar que apunten donde se debe o se opongan a favorecer desde la Administración a determinados agentes externos. Vivimos en un capitalismo salvaje donde el poder lo detentan unas pocas familias que mantienen sus redes y están alertas a cualquier política pública que pudiere afectar sus intereses.





Es cierto que si miramos estas situaciones, si asumimos la dialéctica del poder en nuestro país, el tema da para caer en una depresión sicológica. Sin embargo, si más allá de mirarnos el ombligo, atisbamos lo que ocurre en el resto del planeta, nos daremos cuenta que, más allá de haber construido un estado de cosas que no nos gusta ni nos conviene como sociedad, en términos de participación internacional podemos comprobar que estamos menos mal que muchos países.





Mal que mal, Chile es visto, según las reglas del juego de los organismos financieros internacionales, como un país estable, que se mantiene elegible para la inversión extranjera y con bonos soberanos de sólida presencia en los mercados de capitales. Cuidándonos de elogios que buscan felicitar a esos  Estados que abren sus puertas irracionalmente, regalan soberanía y sacan leyes a la medida de los intereses foráneos, en una permeabilidad impresentable, podemos decir que en Chile, la movilización ciudadana está provocando cambios y se está viendo una acción más efectiva de fiscalización, toda vez que han saltado al tapete delitos a la fe pública como la serie de abusos de la Polar, el perdonazo de multas que hizo el SII a Johnson’s; la operación rechazada por la Superintendencia de Valores y Seguros de la venta de activos sobrevaluados desde Endesa España a su filial local, Enersis Chile, en un trato no transparente e inconsulto que se da entre empresas vinculadas.





Otro gran tema es el de la educación. En esta materia, cabe destacar que se ha llegado a fondo en la investigación y detección de las malas prácticas para desviar ganancias de las universidades privadas a sus controladores. La investigación de la Fiscalía a la Universidad del Mar ha adquirido ribetes que remecen al sistema. Saltan los nombres de personeros de todo el espectro político relacionados a este negocio desde que partió en los ochenta el sistema de Ues privadas. La autocrítica ha llegado también a las universidades públicas que también entraron al juego de inventar carreras sin destino. Si evaluáramos los avances, desde la frustración que dejara la revolución pingüina en el gobierno de Bachelet, remontándonos al Crédito perverso que se entregara en el gobierno de Lagos al manejo de la banca¸ podríamos afirmar que objetivamente la situación ha mejorado, han bajado los intereses a los endeudados CORFO, se ha aumentado el número de becas a alumnos de Pedagogía. Los profesores, por su parte, han recibido bonos y son ahora evaluados como todos los funcionarios del Estado; en resumen, ha habido avances objetivos y negarlos sería una obstinación política sesgada por la desesperación.





En medio de estos escenarios de dulce y agraz, la idea fuerza de gobernar con y para la clase media está puesta en el tapete por los candidatos presidenciales alternativos, MEO y Franco Parisi. Hasta aquí se ha seguido con el asistencialismo, donde hay verdaderos profesionales de la mendicidad, que practican la obtención de subsidios falseando u ocultando información. La labor de cruce de datos que ha hecho el Ministerio de Desarrollo Social ha permitido ir limpiando las bases de datos de delincuentes que han engañado por décadas la fe pública.





Sería utópico escuchar de la clase política opositora una crítica que reconozca los avances del Gobierno. Eso va en contra de los discursos electorales que quieren vender imágenes, congelarlas y sacarlas a circulación cuando sea la campaña. Mientras tanto, totalmente divorciados del acontecer  cotidiano de las diversas regiones de Chile, esos políticos repetidos por décadas, pretenden capitalizar los reclamos sociales y vender el mensaje de que estamos mal y mañana peor. Pero, simultáneamente, saben aprovechar las ventajas del binominalismo para asegurarse continuidad en el sistema representativo.





Rechazando a los que se quejan y quieren que todo se lo haga el Estado, la clase media tiene sus propias percepciones y expectativas. Para ella, que paga más impuestos que los grandes conglomerados, no existe la práctica del populismo, sino la del esfuerzo y el emprendimiento honesto, paga sagradamente impuestos y por eso rechaza la corrupción, venga de donde venga y quienquiera sea el que la realice.





El boom chileno es percibido como una tabla de salvataje y eso explica los enormes flujos migratorios que se están produciendo. Si tantos extranjeros buscan mayor tranquilidad e ingresos en Chile, sin entrar al tema que amerita un análisis ulterior, algo indica que Chile en el contexto internacional camina a paso más firme que el resto.





En verdad, veo el vaso medio lleno.



Periodismo Independiente, 12 de agosto de 2012.





Etiquetas:   Elecciones   ·   Política   ·   Reforma Tributaria   ·   Sociedad

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
17692 publicaciones
4520 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora