15 de agosto feriado



 

. La verdad, un buen respiro en medio de la vorágine de este segundo semestre y ad portas de comenzar un ajetreado último trimestre del año, con las festividades patrias de por medio.Luego de pasar esta mitad de agosto, se distingue en el horizonte patrio un previsible aumento de las revoluciones preelectorales, lo que esperemos sea una verdadera fiesta de la democracia y participación ciudadana. Le otorgo mucha importancia a las elecciones municipales, dado que alcalde y concejales son los referentes ciudadanos más inmediatos. Al menos, deberían serlo, por su cercanía a los problemas cotidianos de la gente.Pero falta para ello. Ahora, esta pausa en mitad de semana vendrá bien. Es feriado religioso, mariano, donde se celebra la Asunción de la Santísima Virgen. Curiosa celebración, pensarán algunos. No les dirá mucho, pero es de vital importancia. Es una consecuencia necesaria de otra celebración, la Inmaculada Concepción, que celebramos el 8 de Diciembre. Para la fe católica, la madre de Jesús es anticipo del hombre redimido, imagen de lo que espera el Creador de cada ser humano. En su sencilla humanidad se expresa la predilección de Dios por los más pequeños, abandonados y débiles. Es una genialidad divina: buscar lo más pequeño para manifestar su aprecio por el hombre.La devoción mariana acompaña nuestra historia patria desde sus inicios. No es menor que tengamos 3 feriados religiosos marianos. A los dos anteriores, unimos el 16 de julio, día de la Virgen del Carmen, patrona de Chile.Lo mariano – que no es adoración, como malentienden sectores evangélicos – es expresión de una sensibilidad humana y religiosa muy particular. Revela buena parte de la delicadeza de alma de los chilenos, que se dicen poco religiosos pero a la hora de venerar y apreciar a la madre de Jesús, no escatiman esfuerzos. Es interesante que no hay poblado que no venere alguna imagen de la Virgen, desde la Asunta en Putre, hasta la Inmaculada Concepción en Punta Arenas, pasando por la de Andacollo, Elqui, la Tirana, la Candelaria, etc.Lo mariano es seguro, garantía y camino de encuentro con el Creador. Por lo mismo, no me preocupa una disminución de la consistencia religiosa de los chilenos. En lo mariano, existen un gran seguro.Hemos vivido días agitados. Desde la llegada del Curiosity a Marte, término de los JJOO, revisión de los impuestos de los chilenos y recrudecimiento de tensiones en varias partes del globo. Que el miércoles no pase sin más. Material para lanzar una mirada a Dios hay de sobra.HugoTagle@hugotagle



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF


UNETE






15 de agosto feriado


 

miércoles es feriado. La verdad, un buen respiro en medio de la vorágine de este segundo semestre y ad portas de comenzar un ajetreado último trimestre del año, con las festividades patrias de por medio.Luego de pasar esta mitad de agosto, se distingue en el horizonte patrio un previsible aumento de las revoluciones preelectorales, lo que esperemos sea una verdadera fiesta de la democracia y participación ciudadana. Le otorgo mucha importancia a las elecciones municipales, dado que alcalde y concejales son los referentes ciudadanos más inmediatos. Al menos, deberían serlo, por su cercanía a los problemas cotidianos de la gente.Pero falta para ello. Ahora, esta pausa en mitad de semana vendrá bien. Es feriado religioso, mariano, donde se celebra la Asunción de la Santísima Virgen. Curiosa celebración, pensarán algunos. No les dirá mucho, pero es de vital importancia. Es una consecuencia necesaria de otra celebración, la Inmaculada Concepción, que celebramos el 8 de Diciembre. Para la fe católica, la madre de Jesús es anticipo del hombre redimido, imagen de lo que espera el Creador de cada ser humano. En su sencilla humanidad se expresa la predilección de Dios por los más pequeños, abandonados y débiles. Es una genialidad divina: buscar lo más pequeño para manifestar su aprecio por el hombre.La devoción mariana acompaña nuestra historia patria desde sus inicios. No es menor que tengamos 3 feriados religiosos marianos. A los dos anteriores, unimos el 16 de julio, día de la Virgen del Carmen, patrona de Chile.Lo mariano – que no es adoración, como malentienden sectores evangélicos – es expresión de una sensibilidad humana y religiosa muy particular. Revela buena parte de la delicadeza de alma de los chilenos, que se dicen poco religiosos pero a la hora de venerar y apreciar a la madre de Jesús, no escatiman esfuerzos. Es interesante que no hay poblado que no venere alguna imagen de la Virgen, desde la Asunta en Putre, hasta la Inmaculada Concepción en Punta Arenas, pasando por la de Andacollo, Elqui, la Tirana, la Candelaria, etc.Lo mariano es seguro, garantía y camino de encuentro con el Creador. Por lo mismo, no me preocupa una disminución de la consistencia religiosa de los chilenos. En lo mariano, existen un gran seguro.Hemos vivido días agitados. Desde la llegada del Curiosity a Marte, término de los JJOO, revisión de los impuestos de los chilenos y recrudecimiento de tensiones en varias partes del globo. Que el miércoles no pase sin más. Material para lanzar una mirada a Dios hay de sobra.HugoTagle@hugotagle




Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar

PDF


UNETE