Líderes: Gustavo Rivera R.

Líderes: Gustavo Rivera R.

 

.
*Jorge Navarrete Bustamante

Para construir región se requiere de líderes positivos en los más diversos ámbitos: en la ciencia, el arte, las universidades, los sindicatos, en el deporte, en los medios, en las instituciones de colaboración o stakeholders, en la política, y también en las empresas.

Empero, para verdaderamente construir regiones, es necesario que además ellos se reconozcan como tal, cultiven confianzas, se articulen y, en conjunto, se enfoquen hacia indelebles objetivos de desarrollo regional.

Ser líder positivo no es fácil. Es generalmente producto de un pensar y de un hacer solitario, templando en ello su carácter, asumiendo riesgos, sacrificios y hasta dolor, ese que a veces sólo se supera en la intimidad y el candor de la familia desde donde es capaz de re inventarse y empezar de nuevo la cristalización de sus sueños, consubstanciados siempre con el bienestar de mucho otros seres humanos.  

En nuestra región tenemos líderes positivos de distinta características, ámbitos y perspectivas: Enrique Bravo Rocco, Alvaro Rojas Marín, Jorge López Balduzzi, Soraya Apablaza, César Aldana, Guillermo Martinez, Melania Moya, Jaime Crispi, Fernando Leiva, Alvaro Sahie, Paulina Elisetche, Fernando Flores, César Muñoz, Arnoldo Sánchez, Ricardo Baeza, Guillermo Badilla, Jorge Brito, Pedro Fernández Ch., Daniela Gillmore, Jaime Leiva, Yerko Moreno, Fernando Verdejo, Carlos Bernales, Héctor Brito, Cecilia Arancibia C., Hernán Astaburuaga, Fernando Gonzalez, Pedro Sierra, Clarisa Ayala, Raúl Palacios, Arturo Fernández, Félix Jiménez, Pablo Russo, Ramiro Plaza G., Franz Schubert, Carlos Torres F., Carmen Mella, Mario Fuenzalida, Felipe Varas, Carlos Robles, Luis Huerta T., Llilda Traverso, Eduardo Donoso, Felipe Egaña, Fernando Coloma y, por cierto, otros liderazgos emergentes y vigentes que por espacio no es posible resaltar.

¡Qué mejor sería nuestra región si todos tuvieran un punto de encuentro para unidos construir sostenibles sinergias regionales!

Es precisamente esta visión generosa la que orienta el accionar de Gustavo Rivera, sea en el campo o en la ciudad; en los ámbitos del agua, los alimentos, la energía o de las tecnologías; en la Agrícola Central, FIMAULE, los regantes, o en la Junta de Adelanto del Maule; sea en Pelarco, Talca, o en su querido Curepto.

Gustavo Rivera es un hombre de gran sencillez, esa que sólo tienen las personas brillantes; sabe escuchar y tomar decisiones oportunas; es de pensamiento estratégico, sin perder en ello la eficacia del actuar presente; es un emprendedor de verdad.

Pero su esencia está en Curepto, “donde corre el viento”, en que corriendo por esas praderas y recodos de caminos se forjó en una feliz niñez  junto a su madre y hermanos, conoció a la mujer de su vida, y formó una bella familia.

Hoy, se ha constituido en el símbolo de la reconstrucción después del sismo del 27 F, continuará dando empleo a casi 1000 maulinos, y construyendo región.

Sin duda, un líder de verdad.

MBA. Universidad de Talca.

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales