Modelo Vasco

Competitividad: Modelo Vasco

 

.

Ello se cumplió a cabalidad pues no sólo se pudo interactuar y construir redes con tomadores de decisiones vascos de los ámbitos de gobierno, empresas y universidades (como la Deusto) sino que se incorporaron a la Red de Harvard dos Consejeros Regionales del Maule (CORE), el gerente de la Corporación de Desarrollo Productivo, y profesionales y directivos del Centro de Competitividad del Maule.

La experiencia acumulada empezó a ser escuchada incrementalmente en nuestra región, por amigos empresarios y del sector público que no pudieron esta vez asistir. Es decir, lentamente se ha empezado a recorrer un camino que, si de verdad se asume con voluntad sistémica y estratégica, puede significar un giro positivo en materia de desarrollo competitivo.

En efecto, quizás uno de los aspectos fundamentales del Modelo Vasco radica no sólo una identidad distintiva o acendrado sentido de pertenencia que lleva siglos en consolidación -consubstancial a un reconocido sentimiento y efectiva autonomía-,  sino al sistemático trabajo estratégico en que delibera, construye y luego implementa territorialmente, con una misión de posicionamiento competitivo a nivel mundial, y con una realista visión de bienestar para su poco más de dos millones de habitantes.

Ello lo han logrado con creces; sobreponiéndose esforzadamente al impacto de la guerra Civil Española (donde fueron duramente enclaustrados y reprimidos, y en que Guernica no es más que un cruento y doloroso botón de muestra), sino que sobre todo con inteligencia y coraje dan un “salto cualitativo” una vez terminada la dictadura de Francisco Franco.

Efectivamente, hoy tienen un ingreso per cápita superior al promedio de Europa, una distribución de ingreso notable, y una calidad de vida excepcional.

Y lo lograron porque a inicios de los ´80 formaron gobiernos con equipos de reconocida experiencia empresarial y académica, pero a la vez con considerables habilidades políticas. Es decir, no entraron a la administración pública a aprender, sino que derechamente a gobernar. Así, a poco andar, negociaron transferencias de competencias desde el centro políticos a Euzkadi, especialmente en los ámbitos de infraestructura, fomento productivo, educación y salud.

Simultáneamente, el presidente Garaikoetxea trazó políticas responsables para recuperar la confianza de la ciudadanía en el quehacer público frente a situaciones críticas o de alta insatisfacción; un fuerte programa de internacionalización económica y científica, y una resuelta reconversión productiva para lo cual se creó y fortaleció la “Sociedad para la Promoción y Reestructuración de la Industria”(SPRI. 1981), y se definió una solida política tecnológica.

Continuará

MBA. Universidad de Talca.

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales