Tributo al conocimiento

73.- Reflexión: Tributo al Conocimiento.                       

 

.- Reflexión: Tributo al Conocimiento.                       
Para llegar al conocimiento se requiere tener educación, cultura y aprendizaje. Esta se recibe en casa. Después en el aula recibimos la cultura necesaria que complementa nuestra formación.

Sin embargo como podemos saber que nuestra preparación es la correcta y el conocimiento por adquirir es el debido.

Si hay unos principios y son únicos. No todos los siguen por eso el mundo está como esta. Nadie en sus cabales por más dinero o menos dinero que tenga puede afirmar que estamos cada vez mejor. Enfrenemos la realidad, cada estamos peor y decimos que está bien, ni modo.

Para entender sabiduría y doctrina, conocer razones prudentes y así recibir y dar razones con consejos prudentes, tener justicia, juicio y equidad.

Dar sagacidad a los simples de los cuales estamos llenos y a los jóvenes inteligencia y cordura hay que oír al sabio y su saber aumentara y el entendido adquirirá consejo.

Además entender proverbio y declaración, palabras de sabio y sus dichos profundos se debe partir del temor al Maestro. Aquí es donde los insensatos desprecian la sabiduría y la enseñanza correcta. Hay maestros que no lo son y creen que enseñan culpando a los alumnos.

La instrucción del padre con la dirección de la madre no debe ser despreciada, al contrario deben ser como collares que siempre debemos vestir selladas al cuello y nos van a servir para no ser engañados por genios engañadores que pululan por el mundo con milagros que no más que espejismos decepcionantes con fines tenebrosos.

Ten la seguridad de que serás acechado por ellos, trataran de llevarte a los peores sitios provocando la perversión en ti para hacer el daño a los demás.

Te ofrecerán roda clase riquezas, te propondrán derramar sangre sin motivo de inocentes, te llevaran por caminos oscuros y veredas turbias, te mostraran casas llenas de despojos para que en las contiendas participes y seas un engañador más como ellos.

Sus pies corren hacia el mal, siempre presurosos a la tina de la codicia la cual quita la vida a sus poseedores y no piensan en el desperdicio que hacen de sus propias vidas. Como no quieren ir solos te buscan con argucias y complicidades.

Pero debo decirte ante todo esto que el conocimiento, la sabiduría está en las calles, su voz está en las plazas alzando la voz también en las entradas de las ciudades, lista para ser escuchada por los prudentes y sabios de corazón. Como el viento y el calor fluye en el espacio.

Los simples siempre amaran la simpleza, los burladores desearan burlar y los insensatos aborrecerán la ciencia. Ellos no aceptan la reprensión para poder aprender y sin esta no hay conocimiento cierto.

Desechan mano amiga, reprensión, consejo sabio, no atienden ni escuchan sino como torbellino de calamidades desprecian ese llamado que todo corazón recibe en el camino de la vida.

No se extrañen que después sean ustedes rechazados, pidan clemencia por lo que despreciaron, lloren tiritando de miedo en la soledad interna de su cuerpo que inútilmente ocuparon por un lapso muy corto de tiempo.

No serán escuchados y serán despreciados como ustedes lo hicieron en su momento con lo que tuvieron ante sus ojos y no quisieron ver, sus oídos que no quisieron escuchar y reprensión que no admitieron por necedad.

El verdadero conocimiento parte de ese temor señalado que necesitamos todos para ser mejores. Ese conocimiento nos hará más seguro de nosotros mismos y así poder instruir.

El predicador económico.

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales