Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Ética   ·   Filosofía   ·   Poesía   ·   Medio Ambiente   ·   Cultura   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Biografía   ·   Filosofía Social



Nuevos rostros para una tercera alternativa


Inicio > Política Nacional
21/07/2012


1359 Visitas



¿Qué tienen en común Patricio Herman, Franco Parisi, Marco Enríquez Ominami, Iván Fuentes, Jorge Bustos?


 

Son personas que, en diferentes regiones de Chile, levantan una opción alternativa e independiente del esquema binominal imperante. Expresión de una nueva política emergente, son personas que sin pertenecer ni a la Alianza ni a la Concertación están planteando alternativas, tanto a nivel de espacios locales como a nivel de refundación republicana.

 

Patricio Herman, Presidente de la Fundación Defendamos la Ciudad, levantando una candidatura a la Alcaldía de Santiago, con un historial de denuncias a la colusión de políticos con el poder inmobiliario para apoderarse de áreas verdes de Santiago; Franco Parisi con una propuesta académica sólida representando una alternativa para corregir el modelo, terminar con la concentración de la riqueza, denunciando los abusos del sistema financiero y previsional; MEO, cruzando una etapa menos mediática, organizando un nuevo Partido Progresista que busca consolidar una propuesta de cambio constitucional que sustituya el capitalismo salvaje; Iván Fuentes líder social de Aysén, representa un movimiento ciudadano exitoso, que ha obtenido para la comunidad aysenina concesiones del poder central;Jorge Bustos, dirigente portuario de Valparaíso surge de los grupos ciudadanos que han defendido Valparaíso de la invasiva acción de inmobiliarias ligadas a la Concertación, que presenta una opción ciudadana alternativa frente a la éticamente inaceptable postulación de un ex Alcalde porteño que dejó secuelas en las finanzas municipales de Valparaíso.

 

Estos nuevos nombres son una señal de un movimiento cívico que crece y se extiende en el preámbulo de las elecciones municipales. Son caras nuevas que se levantan y que parecen demostrar una tendencia promisoria: el rescate de la política del manejo pragmático que han hecho del poder los partidos tradicionales, con malas prácticas, clientelismo y populismo, que son repudiados por la comunidad nacional por no ser confiables.

 

Los acontecimientos políticos de estos últimos días han sido el gallito de RN y parte de los parlamentarios de la Concertación con Hacienda por el sueldo mínimo. Enseguida se vivió la votación del informe de Comisión sobre el lucro en las universidades. Ambos episodios demostraron una pérdida de recursos sin sentido. El manejo concentrado del poder en la Presidencia de la República y las discusiones bizantinas de un Parlamento que cuenta con mínimas atribuciones, comprueba que el juego autocrático en el marco de la Constitución del 80, es amortiguar las tensiones sociales, dar algunos analgésicos y que todo siga su curso normal, sin sorpresas.

 

Pero si se mira la evolución del movimiento social, se comprueba la ineficacia del sector anarquista que ha sido hegemónico en el movimiento, ya que, con su asambleismo difuso, donde no existe una participación transparente de los actores de una movilización, se ha ido quedando en consignas genéricas,  marchas hasta el desgaste, tolerando cada vez que esas marchas se las tomen sectores marginales y violentos que sólo buscan robar y destrozar. Entrampados así en la acción violenta y la respuesta represiva del Estado tras cada marcha, les cuesta salir de la dinámica de ocupar las calles. Por esta falta de propuestas el movimiento social pierde tiempo precioso que podría orientarse a la organización efectiva de una plataforma política que trabaje como tercer alternativa frente al duopolio que representa el binominal, proponiendo con seriedad cambios estratégicos dentro de la institucionalidad. Cabe recordar que son 4 millones de nuevos votantes potenciales los que se incorporan al sistema electoral y quien tenga ideas y capitalice esa energía podría dar vuelta la política, caminando luego sin violencia hacia reformas políticas profundas. Si, por el contrario, se pretende generar una asamblea constituyente desde la calle, sin negociación política – esencia de la democracia- se está en un terreno inviable y sin destino, salvo que se quiera generar un escenario nihilista de demolición institucional.

 

La inmadurez política y también mucho de ignorancia cívica, son causas, a mi juicio, de una actitud errática del movimiento social,que  ha dejado en parte a esa movilización social como una retórica poética o una catarsis visceral y hedonista, donde te diste el gusto de sacar fuera tu bronca y ahora esperas que de nuevo se acumule, sentado a la berma de la institucionalidad, sin asumir compromisos, con desidia y apatía. Hay en esto una suerte de contaminación social un reflejo de lo que somos como sociedad, con generaciones que se han formado en la distorsión a la verdad, con muy escasa concreción de resultados. Hay una gran inoperancia, que no es culpa de los dirigentes, es mera herencia de una sociedad que vivió 16 años de dictadura y 20 años de relativismo populista; una juventud que requiere cambiar el modelo, o, al menos, morigerar las características de capitalismo salvaje y depredador en que hoy se desenvuelve la sociedad.

 

Se extraña la falta de profundidad de la movilización, más allá de ocupar las calles. No han surgido a partir de ese potencial, campañas masivas que hayan empujado  a una acción coordinada, por ejemplo,  de boicot a los hitos emblemáticos del lucro, por su grado de abusos y corrupción, por malas prácticas metódicas y persistentes.

 

Se extraña que la dirigencia juvenil no haga un llamado a acciones efectivas que duelan al sistema. Si se propone  terminar con Universidades mercantiles, que no resisten un chequeo de calidad mínima, que no tienen profesores de jornada completa, que  dictan clases sin  contar con bibliotecas, que nada investigan, que inventan carreras sin destino,  porqué no coordinar un renuncia masiva de alumnos desde esas entidades  exigiendo ser recibidos por otras entidades más serias, para evitar de una buena vez seguir sosteniendo con las mensualidades de decenas de miles de alumnos a entidades podridas desde sus cimientos.

 

Si la premisa es que debe haber sintonía entre la sociedad civil y los representantes de elección popular, los nexos naturales del movimiento social debieran darse con esto que se está incubando como tercera vía, equidistante de la Alianza y la Concertación. Si los nuevos rostros que van surgiendo son capaces de capitalizar esa energía, principalmente a través de las redes sociales, podría haber resultados sorprendentes a partir de las próximas elecciones.

 

Lo interesante es el compromiso con las ideas que se proclaman, lo cual significa una madurez, adherir a esa idea y tener la persistencia necesaria para trabajar por ellas, ejerciendo en comunidad la fuerza legítima de la soberanía popular, con la práctica constante de la no violencia activa, lo cual no es sólo salir indignados, tocar cacerolas, desahogarse y luego seguir en la rutina individualista y despiadada del sistema.

 



Periodismo Independiente, Hernán Narbona Véliz, 20 de Julio de 2012.

Una mirada libre a nuestro entorno







Etiquetas:   Elecciones   ·   Democracia   ·   Movimientos Sociales   ·   Partidos Políticos

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18875 publicaciones
4749 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora