Aparta ese cáliz ( o la educación)

El último día de clases el maestro les habló así a sus estudiantes:

 

.

–        Profesor  –dijo uno de sus alumnos–, los niños mueren en Siria y  sin embargo usted nos habla  de sueños.

A lo que el maestro contestó:

–        Ya todos tus dientes te han crecido pero me temo que todavía no estás preparado y no podré dejarte ir.

                                                                  

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales