La pasada Semana Santa

Entre el sonido de latigazos, un gemido que denotaba un profundo dolor, voces que gritaban “camina… camina”, llantos desgarradores de mujeres  y carcajadas de burla de hombre vestidos de soldados romanos…. Pasaba un joven de cabellos largos, con un rostro compungido por el dolor, con gotas de sangre que se mezclaban con el sudor que brotaba de su piel, con un agotamiento imposible de evitar causado  por los múltiples golpes que le proporcionaban sus agresores…. La escena, que era apreciada por decenas de personas apostados frente a las escaleras de la Iglesia San Francisco de Paula de la Chorrera, daba inicio a la segunda parte de la obra de teatro “Jesús: hombre, maestro y señor” (el vía crucis)  preparada por el Grupo Juvenil de esta parroquia.

 

. Pasaba un joven de cabellos largos, con un rostro compungido por el dolor, con gotas de sangre que se mezclaban con el sudor que brotaba de su piel, con un agotamiento imposible de evitar causado  por los múltiples golpes que le proporcionaban sus agresores…. La escena, que era apreciada por decenas de personas apostados frente a las escaleras de la Iglesia San Francisco de Paula de la Chorrera, daba inicio a la segunda parte de la obra de teatro “Jesús: hombre, maestro y señor” (el vía crucis)  preparada por el Grupo Juvenil de esta parroquia.
Seguidamente y bajo una iluminación que se mezclaba con el silencio de la muchedumbre, que apreciaba la escena, aparecieron los Sacerdotes y Fariseos, los soldados Romanos, un grupo de aldeanas vestidos con túnicas de diversos colores, un hombre de tez trigueña con una vestimenta chocolate y cabellos entre blancos y negros un tanto asustado y desorientados… era Pedro y por supuesto, la figura principal de la noche Jesús.  Los gritos de “crucifíquenle…crucifíquenle” daban la impresión de estar viendo una de las tantas películas que esta semana trasmiten los medios de comunicación y en donde Poncio Pilatos se lavas las manos y suelta Barrabas y entrega al hombre que se suponía era el rey de Israel para que se burlaran, le golpearan y le mataran; finalmente uno de los soldados le colocaba una corona de espinas.  Así daba inició a lo que seria la primera estación “Jesús es condenado a Muerte”, del vía crucis en vivo y que luego recorrería las principales calles de La Chorrera.

Miércoles Santo

Como ya es tradición en el distrito de la Chorrera, todos los años, la Iglesia San Francisco de Paula celebra la Semana Santa, que da inicio con la procesión de La Dolorosa que marca el comienzo de estas fechas tan importante para todos los cristianos, seguido con la procesión del Domingo de Ramos que este año contó con la presencia de el Arzobispo de Panamá José Domingo Ulloa.

El Miércoles Santo el grupo juvenil que pertenece a esta parroquia presenta el vía crucis en vivo, un drama de lo que vivió Jesucristo antes de su crucifixión, como lo cuentan las escrituras bíblicas. Según los organizadores de esta magnífico drama, los jóvenes que participan en la misma se prepararon dos meses antes para presentar cada una de las escenas o estaciones que constituyen el vía crucis y así poder enseñar a los feligreses   el significado de la semana mayor de una manera más intima viendo a los personajes más importante de la Pasión de Cristo.

 

Vía Crucis

Niños, jóvenes y adultos caminaban a la par de los artistas. Rostros asombrados y otros nostálgicos eran más evidentes a medida que trascurría el vía crucis. La carcajadas de los soldados romanos, los llantos de las mujeres y el gemido casi agonizante de quien representaba a Jesús hacia de cada paso más interesante que el otro. En el fondo de los pasos de la muchedumbre que caminaba, se escuchan una música tétrica, de pronto, el ruido estremecedor de una madera muy pesada se escucha, era  Jesús que bajo la sombra de la noche y por el agotamiento de sus golpes y la pesada cruz que llevaba a cuestas caía al pavimento, la escena no era más que la segunda Estación “Jesús cae por primera vez”.  La gente no apartaba la mirada de quien yacía en el suelo. Los quejidos y movimientos eran tan reales que callaban hasta la propio ambiente nocturno y solo se escuchaba la reflexión correspondiente a este pasaje bíblico.

Trascurrían los minutos y cada vez era más evidente la pasión con que estos jóvenes habían practicado cada uno de sus personajes, por la entrega y concentración y por que no decir por la naturalidad de sus actuaciones. Poco a poco y según iba desarrollándose la obra personajes como María madre de Jesús, María Magdalena, Juan el apóstol amado por Jesús, Simón de Cirineo, la Verónica y las Mujeres de Jerusalén fueron apareciendo a medida que avanzaba el drama y correspondía  a cada una de las estaciones.

Escenas como: Jesús despojado de sus vestiduras para luego crucificarlo en el propio madero que el cargaba junto a dos malhechores. Jesús clavado en la cruz con un letreo que decía INRI. Jesús también perdonando a los que no sabían lo que hacían y encomendando su espíritu a su  padre. Jesús bajado de la cruz y tomado por su Madre en brazos envolviéndolo en sabanas blancas perfumadas y colocado en un sepulcro, completaron la 13 estaciones del vía crucis juvenil que definitivamente lleno los corazones de quienes apreciaron cada acto y a cada artista que vivieron un sentimiento que quizás no fue el mismo que Jesús vivió camino al Calvario,  pero lo que si es cierto es que los jóvenes marcaron los corazones y mentes de los que nunca habían visto el Drama de la Pasión de Cristo.

Felicidades a todos los chichos y chicas del grupo juvenil de la Parroquia San Francisco de Paula, de seguro  que las bendiciones vendrán de parte del Todopoderoso. 

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales