Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Periodismo   ·   Alimentación   ·   Alimentos   ·   Cultura   ·   Corrupción   ·   Salud



El desprestigio del profesorado


Inicio > Pedagogía
07/07/2012

6078 Visitas



Comparto con vosotros un pequeño extracto del segundo capítulo de mi libro "Familia y Escuela, Escuela y Familia" donde hablo del desprestigio actual de la profesión docente y qué están haciendo algunos países para mejorar constantemente sus sistemas educativos dando valor y cuidando la figura "del profesor". Espero que resulte de vuestro interés.






       El des-prestigio del profesorado









Como muy bien señala Victoria Camps en su extraordinario libro“Creer en la Educación”, Península 2008: « En general, la perspectiva social del trabajo docente no es buena: es un trabajo mal retribuido y, por lo tanto poco valorado. Así se recrimina a los profesores por trabajar pocas horas, porque tienen demasiadas vacaciones, porque no se comprometen del todo con las tareas escolares. Muchos padres culpan a los profesores de los problemas de sus hijos: porque no les dedican suficiente tiempo, porque no tienen interés, etc. Esto lo único que provoca es un mayor distanciamiento entre padres y docentes.



El profesorado por su parte se queja de la falta de reconocimiento social, y no le falta razón».  Lo que asevera Victoria Camps en su libro es totalmente verídico pues el sentir del profesorado es que no hay reconocimiento social a su labor. Más adelante veremos que, gracias a alguna institución, se está intentando que esto no sea así y cambien un poco las cosas.





Esta pérdida de prestigio social del profesor la podemos observar, por ejemplo, en la ausencia de docentes en debates televisivos o radiofónicos, en las páginas de opinión de los periódicos, etc. Es decir, en todo aquello que no sea el ámbito de una aula o un centro.





Pongo algunos ejemplos clarificadores de lo que afirmo: Hace unos años, cuando surgió el insistente debate sobre la conveniencia o no de impartir Educación para la Ciudadanía en los centros pude observar con gran asombro que, en numerosos debates televisivos y radiofónicos donde se hablaba del tema la ausencia del profesorado era notable. Yo pensaba: “¿Cómo puede estar debatiéndose un tema escolar y no contar con la presencia de ningún profesor?,  ¿No van a ser ellos los encargados de impartir la asignatura? Algo tendrán que opinar, digo yo”.





Otro ejemplo lo puede comprobar usted mismo: Compre cualquier revista que trate el tema de la educación infantil en un kiosco o navegue por páginas educativas de la web. Comprobará con asombro que los contenidos son elaborados por psicólogos, psiquiatras, psicopedagogos, etc.(a los que tengo mucha estima y valoro mucho su trabajo) Pero de  nuevo, la presencia de profesorado es nula.





¿Se imagina usted una publicación sobre salud y vida sana donde no apareciese la colaboración de ningún médico? ¿Y una tertulia televisiva sobre medicina sin la presencia de un galeno? Sería impensable. Pues bien, con el profesorado sí está ocurriendo esto. Como suele decir a menudo el Juez de Menores Emilio Calatayud “hemos perdido el norte”. Estamos totalmente desnortados. Estos hechos nos confirman la tremenda desconfianza hacia la escuela y el profesorado por parte de la sociedad(padres, medios de comunicación, etc.) Y esto tiene que cambiar de manera radical. No tiene que sorprendernos después que cuando se realice cualquier Reforma Educativa no se tenga en cuenta la voz deprofesorado.  Se debe empezar a contar con la presencia del profesorado en todos estos foros de reflexión y que la sociedad vaya tomando conciencia del valor que tienen los profesionales de la enseñanza y el trabajo que realizan. José Antonio Marina en una entrevista reciente (contraportada diario El País del 10 de Diciembre de 2007) expresaba lo siguiente: “Los docentes aparecen como unos monigotes, cuando la realidad es otra. Aunque somos administrativamente funcionarios del Estado, somos de hecho funcionarios de la sociedad, es decir, tenemos que defender si es necesario la sociedad frente al Estado. Somos intermediarios críticos, no correa de transmisión de las directrices ministeriales”. Me encanta esa expresión:Funcionarios de la Sociedad. Es una verdadera lástima quela sociedad no los vea así.





Una de las percepciones del profesorado es que los padres no hablan con cariño y con respeto sobre la escuela y el trabajo que en ella se realiza y eso está provocando un enorme desánimo entre ellos. Personalmente considero que se debería luchar por que la carrera de Magisterio fuese una Licenciatura y además el maestro tuviese un reconocimiento económico importante como se hace en otros países que están obteniendo unos resultados muy positivos en educación.







Pero no tenemos que centrarnos únicamente en la parte económica sino luchar por una formación de calidad del profesorado pues según se desprende del último informe Mc Kinsey en el que se busca responder esta cuestión¿Por qué algunos sistemas escolares obtienen consistentemente mejores resultados y mejoran más rápido que otros?





Se llega a la siguiente conclusión: “La calidad de un sistema educativo tiene como techo la calidad de sus docentes.

Para ello, los países que obtienen un mejor resultado actúan del siguiente modo:





1. Atraen  a los mejores: Eligen a sus docentes entre el 30% de los mejores licenciados  de secundaria y limita los cupos para formar profesores, de manera de garantizar que sólo los mejores ocupen las vacantes.





2. Desarrollar a esos aspirantes hasta convertirlos en los mejores maestros. Muchos de los sistemas educativos exitosos, basan su instrucción en prácticas en las escuelas. Por ejemplo, Singapur tiene docentes senior para guiar el entrenamiento en los colegios.





3. Brindar la mejor educación posible a todos los niños. Se han desarrollado enfoques para que las escuelas puedan suplir los déficits  que arrastra cada estudiante como, por ejemplo, verificar que el financiamiento esté dirigido a los que más lo necesitan. Además, monitorean permanentemente a las escuelas. En Hong Kong, por ejemplo, la tarea la ejerce una oficina independiente de las escuelas y del Estado.







Por este motivo,  hemos de intentar que los que tengan acceso a los puestos de trabajo docente sean siemprelos mejores y poseedores de una gran vocación. En un interesante artículo de Miguel Ángel Santos Guerra se destaca algo que para mí es importantísimo: “Una mejor selección de los docentes llevaría a la enseñanza a las personas que de verdad tuviesen deseo y capacidad de ejercerla con solvencia y buena disposición. En Primaria habría que conseguir que cursasen la carrera aquellos que desearan acceder a ella como primera opción. En Secundaria creo que sería bueno que accediesen a la docencia aquellas personas que, al comenzar la carrera, tuvieran el deseo de integrar un equipo educativo en una institución docente. No me gusta que aquellos que querían ser químicos o literatos o matemáticos o geógrafos acaben siendo por accidente docente de forma vitalicia”.





Vamos a trabajar todos para cambiar la visión social del trabajo docente. Es necesario recuperar el prestigio social del profesorado. Para ello es necesario empezar a trabajar por mejorar las relaciones entre las familias y la escuela. Es tarea de todos conseguirlo. ¿Nos ayudas?









Óscar González

www.elblogdeoscargonzalez.com.es

www.ogonzalez.es









Etiquetas:   Educación   ·   Profesores

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

2 comentarios  Deja tu comentario


Alejandro Prado Martinez, Derecho Muy real la apreciación que haces Óscar sobre esta contraproducente actitud de la sociedad hacia la educación, donde básicamente plantean que “los profesores son parte del problema, pero no parte de la educación”
Pues entonces que alguien me explique cómo se puede educar (sobre todo considerando que los padres han olvidado que ese rol también les pertenece).



Eliseo Sebastian Tames, Gestión y Auditoría Ambiental Debo felicitar al autor de esta importante columna y ojalá que pases su lectura precisamente personas que manejan el timón de la administración en general. Es que es inaudito tener como directora, por ejemplo, a alguien que no pudo lograrse de ingeniero químico y hoy más de 20 años en la docencia directriz por ser pariente de grupos políticos. Increíble.
Huelgan comentarios estimado Óscar que como le digo en un interno personal, a Ud. muchos sanos gremios lo esperan, aparte de su Blog que una excelente ventana de difusión de sus ideas claras y precisas. ¡Bien hecho!
Atentamente
www.eliseosebastian.com




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21257 publicaciones
5200 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora