Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Redes Sociales   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Política   ·   Teoría Crítica   ·   Comunicación   ·   Gobierno   ·   Derechos Humanos   ·   Libros



Inflación en Marzo: el salario se destruye en 1,6%


Inicio > Economía
06/04/2011


1506 Visitas



Marzo mantiene la inflación a niveles promedio de los últimos doce meses, e igual que Febrero, señala los aspectos materiales que sostienen un proceso contractivo inflacionario de la economía de los últimos nueve (9) trimestres, desde finales del 2008. El peso de la inflación causada por desgaste institucional de un BCV abocado en el financiamiento subrepticio del déficit fiscal, ha promovido una mezcla letal en los salarios e ingresos de la gente, mucho dinero, en circulación a niveles explosivos, poca producción, y un represamiento económico impuesto por el desmantelamiento acelerado de los derechos de propiedad.


 

Un aspecto interesante de la fuerza del impuesto inflacionario marcado por esos precios es que la presión inflacionaria se mantiene inclusive en condiciones de no variabilidad de la tasa de cambio, en ninguno de los mercados y distintos arbitrajes para la adquisición del dólar. Acotemos que los venezolanos vivimos en condiciones de una fuerte represión política en lo económico que mantienen al aparato productivo en condiciones no solo de indefensión frente al Estado –gobierno sino frente a la violencia política y el deterioro de la infraestructura de servicios. En particular el sector eléctrico caracterizado hoy por un fuerte racionamiento del flujo eléctrico que afecta no solo los hogares sino directamente al sector productivo.

 

Otro aspecto interesante que devela el evidente carácter monetario y político de la inflación es que la presión de precios se mantiene y en condiciones de fuerte desempleo y crecimiento del empleo disfrazado, o subempleo.

Lo interesante es que a pesar de esa desaceleración, el promedio anual mantiene la inflación esperada entre 28.4% y 31.5% para final del año. Recordemos, según expreso el Ministro de economía en su “interpelación” en la Asamblea Nacional que en el gobierno se conforman con la existencia de una “inflación inercial” y “estructural” y que de acuerdo a los números estaría en lo mencionado arriba.

 

Como leemos esa medida de precios e inflación y que significa? Esos indicadores informan que los precios se inflaron en Marzo en 1.6% ?, lo cual desde luego está muy lejos de ser inercia, o cualquier otra ficción matemática. Lo que ocurre es más sencillo y la gente lo siente en casa, y es que “estructural e inercialmente” el bolívar está comprando 1.6% menos que lo que compraba en Febrero pasado.

 

Si anualizamos estas magnitudes, es decir, la vemos en un periodo de un ano, para dimensionar el tiempo de modo más sensible y para que sean comprendidas más fácilmente por la gente de a pie, digamos que para este año, el poder de compra del bolívar que hoy irresponsablemente emite el BCV para pagar las facturas tanto del gobierno como de PDVSA, caerá en un 32.4%, la más alta del mundo!. Así, sin esfuerzos se aprecia que el deterioro del poder de compra de la moneda marca el ritmo de empobrecimiento que produce esa inflación.

 

Y entonces, como definimos inflación ?

 

Con estos elementos en las manos, definamos entonces de manera sencilla y apreciable por cualquier mortal que, por inflación se entiende como un proceso prolongado de caída del poder de compra de la moneda, en este caso el bolívar; en contraste con una definición que rueda por los medios y otros rincones de la opinión pública como de “un proceso acelerado de alza en los precios”, ya que esta definición algo confusa no permite que la gente aprecia las causas y eventualmente pueda observar la fuente de ese proceso de caída del poder de compra del bolívar.

 

Así, apreciado de esta manera, no es difícil concluir que el BCV se mantiene imprimiendo sin reglas monetarias ni instrumentos dirigidos a mantener el poder de compra del bolívar que el BCV emite. Y esa impresión monetaria no se produce porque el sector privado de la economía, consumidores y empresas, este activo invirtiendo para producir y, que la gente adquiera empleos, que trabaje y genere renta e ingreso, de manera que el ritmo de ingreso se mantenga por debajo de la inflación y así se detenga el deterioro del poder de compra y en consecuencia el empobrecimiento. Nada que ver, el entorno es un gobierno con finanzas deficitarias y un BCV servido de artificios contables y monetarios disponiendo de sus impresoras haciendo que el dinero fluye, pero dinero sin valor, como lo acotamos en nuestra definición de inflación.

 



Etiquetas:   Economía

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
19210 publicaciones
4807 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora