Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Alimentación   ·   Alimentos   ·   Poesía   ·   Nutrición   ·   Lectura   ·   Lectores   ·   Periodismo   ·   Escritores   ·   Libros   ·   Muerte



¿Marihuana? Hay humo en el ambiente...


Inicio > Política Internacional
26/06/2012

1431 Visitas



Es complicado respirar y arden los ojos. Intentar ver con claridad es, honestamente, difícil. Hay humo en el ambiente. Además los sonidos están muy elevados y se han convertido en ruidos indescifrables. ¿Es un recinto perdido en la nada de la década del 90 parecido a un local bailable? No. Es Uruguay.


(www.anailenprensa.blogspot.com)

Desde que el Gobierno lanzó al ruedo público sus 15 medidas para la convivencia y apostando a un mejoramiento en la seguridad de la ciudadanía uruguaya, el entorno de los orientales se ha convertido en una realidad informativa acosada por el tema de la legalización o no de la plantación de cannabis y las estrepitosas repercusiones que esto ha ocasionado.

Se perdió del eje central de la discusión y entre tanta voz elevada pocas cosas se han hecho para hablar seriamente de lo que la filosofía denomina realidad.

Mientras el humo acobarda las narices e irrita las córneas, en Uruguay siguen pasando cosas urgentes. Hoy el instituto Ceres informó que su Índice Líder (ILC), que mide el nivel de actividad en un periodo determinado, cayó 0,1% en abril. Es la segunda contracción mensual consecutiva luego de dos años y nueve meses de aumentos. El dato constituye una nueva señal de una posible contracción de la economía durante el segundo trimestre de 2012. En el mes de marzo, que también reflejó una caída de 0,1% en el ILC, había sido la primera señal de alarma.

El dólar, en tanto, sigue subiendo lentamente su cotización de pizarra y acumula una valorización de 2,9% en el mes y de 9,82% en el año. (¿Inflación?)

Los gremios estatales realizaron un paro por 24 horas que dejó un tendal de actividades sin ejecutar: desde las clases hasta el trámite burdo en cualquier escritorio del Banco de Previsión Social. Hay tanta confusión sindical que ni los propios sindicalistas se ponen de acuerdo en qué pedir y por el ello se orquesta un nuevo reclamo, esta vez por un rato y se verá cuándo.

Siguen sin solución los humedales del Santa Lucía, porque el Presidente de la República no aprueba la creación del Área Protegida por diferencias entre los ministerios de Defensa y Medio Ambiente.

La educación hace ya tanto tiempo que está huérfana que le falta poco para ser mayor de edad y emanciparse. Alianza Nacional, una de las “patas” que componen la unidad de partidos para el denominado “acuerdo educativo” dio el grito final y exigió concreciones. De lo contrario lo declarará inexistente.

La economía se retuerce y las emisiones de deuda privadas -es decir sin cotización ni oferta pública en la Bolsa- van en aumento, ya que las empresas prefieren utilizar un mecanismo más ágil para conseguir financiamiento que andar tomando café hasta el hartazgo en los bancos oficiales.

Si Usted, estimado lector, observa atentamente los párrafos anteriores, notará que se han mencionado apenas seis puntos de la realidad uruguaya, quizá porque el humo del ambiente es tan denso que parece niebla de un amanecer en invierno dificultando el tránsito neuronal.

Los uruguayos no merecen este ambiente. No necesitan la subestimación política oficialista ni la pelea de elite entre los sectores más poderosos de la macro economía. Los uruguayos que amanecen todos los días a la soledad y el desamparo de medidas que no tienen nada de concreto no quieren seguir escuchando hablar de marihuana cuando no saben qué hacer para cuidarse de los ladrones. La instancia gubernamental prevé resarcir económicamente a las víctimas y familiares de hechos delictivos, como si una bala tuviera precio, arreglando la consecuencia con fideicomisos y tapando las ausencias con billetes (¿la izquierda no ha criticado siempre el dinero?)

La realidad no se puede esconder. El humo no oculta nada, sólo lo desdibuja. Los ruidos de tantas voces confunden y desconciertan, alejan de la realidad. Por ahora el humo es metafórico y no de marihuana y el ruido es informativo y no de cacerolas.

Es Uruguay, aunque se diga a los cuatro vientos que todo funciona como una orquesta donde los músicos saben leer partituras y el director no está sordo.-





Sígueme: @anailenprensa



Etiquetas:   Salud   ·   Drogas

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
22640 publicaciones
5343 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora