Hora de la gran decisión



 

.

 

Por supuesto, todos los gobiernos saben perfectamente donde hay que llegar a largo plazo (unión fiscal, bancaria y política). Pero se obstinan en ir tomando “mediditas” en lugar de trabajar para tomar LA GRAN DECISIÓN.

 

Ello provoca que cada vez haya una mayor desconfianza de los inversores y que cada vez la problemática sea mayor. Lo que, al inicio podía ser un gran copo de nieve, a medida que avanza la crisis europea, se transforma en una gran bola de nieve, que de no tomar la decisión necesaria en el menor plazo de tiempo posible podría incluso llegar a finiquitar la moneda única.

 

Realmente estas “cumbrecitas” no hacen más que hacernos perder el tiempo y la paciencia: marcan fecha y objetivos, y cuando estas “mediditas” llegan ya no tienen el impacto deseado que se esperaba (en el camino se han realizado numerosos globos sonda que desactivan sus efectos de cara a la opinión pública e inversores).

 

Personalmente, abogaría por anular este tipo de “cumbrecitas”. Apostaría por que los gobiernos se reuniesen uno, dos, tres meses seguidos (lo que hiciera falta) y salieran de esa reunión con LA GRAN DECISIÓN completamente concretada (unión fiscal, bancaria, y política, con eurobonos -garantía hasta el 60% deuda /PIB inicial; aunque podría ahora no ser suficiente para calmar mercados a corto plazo, creo que es lo mejor para la estabilidad de las finanzas europeas en el largo plazo y eso es lo importante-).

 

Esta gran decisión o GRAN PLAN debería incluir además todas las reformas estructurales a realizar por cada país y a nivel europeo.

 

Para mí NO HAY MÁS OPCIÓN. Cuanto más se tarde en ver esto, mayores repercusiones tendrá la problemática generada y mayor será la exigencia por parte de los inversores.

 

En mi opinión, únicamente tendrá éxito un GRAN PLAN por tres motivos:

 

-   Comunica mejor y de forma más contundente la trascendencia y alcance de las medidas tomadas. Es decir, comunica y convence sobre el proyecto europeo.

-   Como convence, los inversores no tienen motivos de desconfianza

-   Posibilita una actuación ÚNICA y FUERTE del BCE en apoyo de la moneda única y del proyecto europeo, lo cual puede acabar de convencer a inversores con movimientos drásticos en prima de riesgo y financiación pública y privada (si existen inversores no convencidos, al ser cuantiosas las pérdidas con la actuación del BCE y otros agentes, se activarán los stops oportunos que harán deshacer posiciones en los mercados de derivados, con el consiguiente efecto positivo adicional al comentado).

 

Desconozco lo avanzados que están los gobiernos en la elaboración de todo lo expresado. Ni siquiera si lo han contemplado, aunque han tenido tiempo suficiente para tenerlo todo muy bien trabajado y estudiado.

 

Lo que es cierto para mí, es que HA LLEGADO LA HORA DE TOMAR LA GRAN DECISIÓN, ya sea en forma de GRAN PLAN instrumentado completamente o en forma de GRAN PLAN VINCULANTE por parte de los respectivos gobiernos, a concretar específicamente. Lo idóneo es lo primero (ya hemos visto numerosos ejemplos negativos derivados de la falta de concreción). Aunque, de no estar preparado todo, si no se quiere anular la cumbre prevista para este mes, se podría optar por lo segundo (por favor concreten lo máximo posible).

 

Por último, quería realizar una apreciación muy personal. No es conveniente que los dirigentes europeos hablen en términos de unos países respecto a otros (ya sea solidaridad, control o lo que sea). TODOS deberíamos estar pensando que:

 

-  TODOS SOMOS EL MISMO PAIS (EUROPA)

 

-   TODOS DEBEMOS TRABAJAR EN LA MISMA DIRECCIÓN

 

-   NUESTRO FUTURO SERÁ PRÓSPERO si pensamos y actuamos atendiendo a esta NUEVA REALIDAD

 

Según mi opinión, los gobernantes deberían ser los primeros en defender y comunicar esta nueva REALIDAD, como paso previo e ineludible para una (para mí, NECESARIA) construcción de una CONCIENCIA NACIONAL EUROPEA de todos los ciudadanos europeos.

 

 



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF


UNETE






Hora de la gran decisión


 

desde hace años, los diferentes gobiernos europeos se han empeñado en ir detrás de los mercados, acudiendo a numerosas “cumbrecitas”, tomando en cada una de ellas en el mejor de los casos algún que otro acuerdo.

 

Por supuesto, todos los gobiernos saben perfectamente donde hay que llegar a largo plazo (unión fiscal, bancaria y política). Pero se obstinan en ir tomando “mediditas” en lugar de trabajar para tomar LA GRAN DECISIÓN.

 

Ello provoca que cada vez haya una mayor desconfianza de los inversores y que cada vez la problemática sea mayor. Lo que, al inicio podía ser un gran copo de nieve, a medida que avanza la crisis europea, se transforma en una gran bola de nieve, que de no tomar la decisión necesaria en el menor plazo de tiempo posible podría incluso llegar a finiquitar la moneda única.

 

Realmente estas “cumbrecitas” no hacen más que hacernos perder el tiempo y la paciencia: marcan fecha y objetivos, y cuando estas “mediditas” llegan ya no tienen el impacto deseado que se esperaba (en el camino se han realizado numerosos globos sonda que desactivan sus efectos de cara a la opinión pública e inversores).

 

Personalmente, abogaría por anular este tipo de “cumbrecitas”. Apostaría por que los gobiernos se reuniesen uno, dos, tres meses seguidos (lo que hiciera falta) y salieran de esa reunión con LA GRAN DECISIÓN completamente concretada (unión fiscal, bancaria, y política, con eurobonos -garantía hasta el 60% deuda /PIB inicial; aunque podría ahora no ser suficiente para calmar mercados a corto plazo, creo que es lo mejor para la estabilidad de las finanzas europeas en el largo plazo y eso es lo importante-).

 

Esta gran decisión o GRAN PLAN debería incluir además todas las reformas estructurales a realizar por cada país y a nivel europeo.

 

Para mí NO HAY MÁS OPCIÓN. Cuanto más se tarde en ver esto, mayores repercusiones tendrá la problemática generada y mayor será la exigencia por parte de los inversores.

 

En mi opinión, únicamente tendrá éxito un GRAN PLAN por tres motivos:

 

-   Comunica mejor y de forma más contundente la trascendencia y alcance de las medidas tomadas. Es decir, comunica y convence sobre el proyecto europeo.

-   Como convence, los inversores no tienen motivos de desconfianza

-   Posibilita una actuación ÚNICA y FUERTE del BCE en apoyo de la moneda única y del proyecto europeo, lo cual puede acabar de convencer a inversores con movimientos drásticos en prima de riesgo y financiación pública y privada (si existen inversores no convencidos, al ser cuantiosas las pérdidas con la actuación del BCE y otros agentes, se activarán los stops oportunos que harán deshacer posiciones en los mercados de derivados, con el consiguiente efecto positivo adicional al comentado).

 

Desconozco lo avanzados que están los gobiernos en la elaboración de todo lo expresado. Ni siquiera si lo han contemplado, aunque han tenido tiempo suficiente para tenerlo todo muy bien trabajado y estudiado.

 

Lo que es cierto para mí, es que HA LLEGADO LA HORA DE TOMAR LA GRAN DECISIÓN, ya sea en forma de GRAN PLAN instrumentado completamente o en forma de GRAN PLAN VINCULANTE por parte de los respectivos gobiernos, a concretar específicamente. Lo idóneo es lo primero (ya hemos visto numerosos ejemplos negativos derivados de la falta de concreción). Aunque, de no estar preparado todo, si no se quiere anular la cumbre prevista para este mes, se podría optar por lo segundo (por favor concreten lo máximo posible).

 

Por último, quería realizar una apreciación muy personal. No es conveniente que los dirigentes europeos hablen en términos de unos países respecto a otros (ya sea solidaridad, control o lo que sea). TODOS deberíamos estar pensando que:

 

-  TODOS SOMOS EL MISMO PAIS (EUROPA)

 

-   TODOS DEBEMOS TRABAJAR EN LA MISMA DIRECCIÓN

 

-   NUESTRO FUTURO SERÁ PRÓSPERO si pensamos y actuamos atendiendo a esta NUEVA REALIDAD

 

Según mi opinión, los gobernantes deberían ser los primeros en defender y comunicar esta nueva REALIDAD, como paso previo e ineludible para una (para mí, NECESARIA) construcción de una CONCIENCIA NACIONAL EUROPEA de todos los ciudadanos europeos.

 

 




Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar

PDF


UNETE