Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Escritores   ·   Sociedad Civil   ·   Medicina   ·   Pandemia   ·   Coronavirus   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Salud   ·   Automóviles   ·   Alimentos



¡Un Señor Procurador!


Inicio > Ciudadanía
09/06/2012

1100 Visitas



Por: Nelson Hurtado Obando


 Podemos estar de acuerdo o en desacuerdo, con muchas decisiones del Señor Procurador General de la Nación y de una u otra manera, ser generosos o desgraciados en la crítica, pero, hay Procurador!

 

El honroso título que recientemente le otorgó la Universidad de Salerno – Italia-, es de por sí, inmenso, envidiable.

 

Más por encima del título, está su magistral cátedra, bajo el título de “El rescate del Ethos de la política en la sociedad”, que aunque referida a Colombia, es una visión profunda de la sociedad global.

 

Tímidamente, en alguna columna, dejamos como constancia que respecto a Colombia y en el mundo, el Estado Social de Derecho fue algo efímero, algo que no alcanzó su mayor edad, pues recién parido por las distintas fuerzas de la sociedad post industrial, en profunda crisis, pronto sucumbió ante las fuerzas desaforadas de una economía de mercado, apenas sí llamada neoliberalismo. Magistralmente el Señor Procurador ha dicho que: “A tal desviación del fin querido por la política contribuye la dictadura del libre mercado que la ha convertido -como lo afirman autores italianos (2)- en una especie de mandato constitucional en cabeza de la Organización Mundial del Comercio. Esa dictadura, que se ejerce, paradójicamente, dentro del sistema democrático, abre las puertas a la inequidad social. En Colombia esto es bastante patente: con un coeficiente Gini de 0.57 en el año 2010, el país se coloca entre los más altos del mundo en desigualdad social, por contraste con los avances económicos logrados en las últimas décadas. La política, por su propia esencia de búsqueda del bien común a través del ejercicio del poder, debe ir más allá de la economía.”

 

Y el Señor Procurador, Dr. Alejandro Ordóñez M, pone los puntos claros; con gran poder de síntesis, pero más de sindéresis, pone en evidencia y desde su formación humanista, como abogado y de su hechura como jurista, devela la profunda crisis que golpea a la humanidad, a la vida en general sobre el planeta.

 

Y esa intervención del Señor Procurador, nos fortalece a todos los que hoy somos en Colombia y en muchos más países del mundo, como una especie de “palestinos”, en tanto empezamos a sentir que somos ciudadanos por habitar el territorio de una ciudad, pero somos ciudadanos sin ciudadanía. Y es que si decimos que el Estado Social de Derecho sucumbió ante la economía de mercado, ni más ni menos antes sucumbió la democracia participativa. La economía despojó a los Estados Sociales de Derecho de todas sus funciones esenciales en la regulación e intervención de los mercados, bajo el postulado de dejar de hacer todo lo que había hecho ineficientemente, de tal manera que esa dejar de hacer, es el mismo dejar hacer al mercado global y sobre todo desde la transnacionalización de capitales y su séquito de criminalidad, inseguridad y corrupción que arrastra tras de sí, dejando en cada Estado-Nación, su estela de pobreza, hambre, inequidad y exclusión, temas objetivamente abordados por el Señor Procurador.

 

¿Habrán leído los Gobernadores y los alcaldes y los diputados y los concejales de los más importantes departamentos y ciudades de Colombia, la Magistral pieza de humanismo, política, sociología y derecho del Procurador Ordóñez, de manera previa a la aprobación de los famosos “planes de desarrollo económico y social”?

 

Desde la intervención del Señor Procurador en la Universidad de Salerno – Italia-, no queda duda respecto  a lo que hemos sostenido con anterioridad, que el Estado Social de Derecho, no es más que el organizador de las más grandes, ruedas oficiales de negocios privados, a lo que concurre la hechura y promulgación de leyes, a cuya eficacia solo concurren la valuación económica de la relación coste : beneficio y cuya aplicación ha sido confiada a hordas de TECNICOS-LEGALES y por eso sentencia el Señor Procurador que: “Otro aspecto que quisiera señalar es que la política y los gobiernos están en serio déficit con las necesidades prioritarias de la sociedad, y eso lleva a que la ciudadanía se sienta engañada“

 

Y sobre la educación ha dicho el Señor Procurador: “La educación se limita a ser productiva materialmente y en apuntarle al mejor ingreso posible. Ahí la persona es la gran perdedora. Hay una secuencia que arranca en el predominio del tener sobre el ser, en una palabra: del materialismo, a cuyo amparo se cultiva el individualismo, con un falso sentido de la autonomía y con el olvido de lo colectivo, lo cual puede derivar en el relativismo ético y en la violencia y la anarquía social.”  De otra manera, nos reconforta moral y ciudadanamente, respecto de las críticas que hemos expresado a un modelo de educación económicamente dirigido al HACER, antes que al SER, y desde el dejar el retroceso de la pobreza, la inequidad y la exclusión social, al desarrollo de las TIC´s y desde la confabulación mediática, que presenta el servicio de internet, más allá de la conectividad, como signo de inclusión social, cuando vemos en las más de las veces que es novísima y sutil forma de tiranía, haciendo pareja con la TV –que ya cada gobierno local tiene su propio canal- sobre la cual, K. Popper había dicho que era el mayor peligro para la democracia y sin que a la par los ciudadanos, puedan ejercer los derechos que les otorga la ciudadanía, como el de tener en esos espacios, igual 1 hora para la expresión ciudadana, limitándose su participación en los canales oficiales a los aplausos y los agradecimientos, a los gobernantes de turno. Bien lo destaca el Señor Procurador al afirmar que: “En general, se recorta el ámbito de acción de las personas, se empobrecen las relaciones sociales, se afectan la identidad cultural, el patriotismo y el civismo, se descuidan la historia y  las tradiciones culturales, los valores religiosos y la ética, todos ellos, referentes  importantes que ofrecen a las personas una orientación para la conducta. Las personas se vuelven vulnerables a la vida fácil, a la renuncia al sacrificio, y a la falta de ciudadanía participativa y comprometida con el bien del país. Y lo que pervive de la moral, se torna algo confuso, en cuya interpretación juegan el papel desorientador de los medios de comunicación, que ejercen una especie de hipoteca sobre la sociedad” , y agregaría yo, que algunos encumbrados escritores, -íntimos de famosos dictadores-, designados en comisiones para alguna reforma al sistema de educación nacional y otros, de pobre pelambre, que solo alcanzan a revolcarse en la propia bilis que contienen y en que se contienen.

 

Dígase lo que se quiera, Europa y desde  Italia, su Universidad de Salerno, han reconocido, lo que aquí, por aquello que dijo el más grande filósofo colombiano de todos los tiempos, “Cochise”, de que “se muere más gente de envidia que de cáncer”, no reconocemos del Señor Procurador, en estas horas aciagas para la Patria: su magnanimidad!

 

 



Etiquetas:   Corrupción   ·   Economía   ·   Democracia   ·   Foro de Negocios

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
20074 publicaciones
5026 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora