Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Psicología   ·   Escritores   ·   Periodismo   ·   Libros   ·   Reseña   ·   Psiquiatría   ·   Psicopatología   ·   Trastorno de Personalidad   ·   Psicoterapia   ·   Psicoanálisis



Se formaliza el movimiento “yo soy 132”


Inicio > Política Nacional
04/06/2012

1333 Visitas



Confesiones.


 

Tal vez si después de las protestas surgidas por la visita del candidato presidencial, Enrique Peña Nieto a la universidad Iberoamericana, la respuesta de los dirigentes del Partido Revolucionario Institucional, Pedro Joaquín Coldwell y del Verde Ecologista, Arturo Escobar respectivamente, en contra de los estudiantes, hubieran sido más moderadas, el asunto como tal hubiera terminado ahí.

En el transcurso de todo proceso electoral, estas muestras de participación deben considerarse normales, independientemente de su número, fuerza y contenido, son episodios que forman parte del escenario democrático.

El error de cálculo, fue lo que provoco la inteligente respuesta de los alumnos que participaron de esta manifestación y en consecuencia, fomento la simpatía de muchos otros de diversas universidades, que terminaron por sumarse.

Porque por principio de cuentas la expresión de los jóvenes universitarios, más allá de rechazar una postura política, se circunscribe en contra de la descalificación, la manipulación informativa y el autoritarismo.

De tal suerte que tanto la réplica de ambos dirigentes partidistas y el manejo tergiversado de los medios de comunicación en relación al evento, señaladas ambas precisamente en contra del argumento motivo de la queja, alentó las manifestaciones consecuentes.

El nacimiento del movimiento “yo soy 132” no surge de una planificación, sino como respuesta a la imposición dogmatica, no era en principio una estrategia electoral, lo es ahora e influye en el proceso porque de él se derivan una serie de percepciones, que si trascienden a la expresión estudiantil.

Considerado como el parte aguas de la campaña presidencial, el movimiento creció a tal magnitud que ahora involucra no solo a estudiantes, se propagó a diversos segmentos sociales que se identifican con su postulado principal.

La fuerza del movimiento radica primero en su carácter ciudadano, en representar la voz de una enorme cantidad de expresiones que no encuentran cabida en otras estructuras, para reclamar principalmente eso, ser escuchadas.

Naturalmente después de su exitosa irrupción, sus integrantes han decidido formalizar su existencia mediante una organización funcional, que consiste en la realización de asambleas por universidad participante, para construir una agenda común.

Si bien es cierto que hoy la prioridad se fundamenta en su participación en el proceso electoral, el movimiento apunta a sobrevivir a la elección, para convertirse en un mecanismo de expresión permanente.

En estas condiciones es imposible predecir cual vaya a ser su duración, la fuerza que pueda cobrar posteriormente y sobre todo en lo que podrá transformarse, sin embargo por lo menos hasta ahora, esto que muchos han llamado ya “la primavera mexicana” ha contribuido mucho.

Por lo menos modifico la ruta del proceso electoral para ponderar la importancia de la participación social, significo el despertar de una sociedad aletargada que si acaso se conformaba en rechazar mediante la crítica individual.

Logro acaparar la atención de la clase política, normalmente ajena a la opinión social, pero sobre todo consiguió que los medios de comunicación cambiaran su postura informativa respecto de la campaña y los candidatos presidenciales.

Naturalmente ahora lo que parece más importante para muchos opinadores es descifrar a que fuerza política le será más útil el movimiento, bajo la perspectiva de poder utilizar esta coyuntura como un pronóstico, porque sin lugar a dudas está cobrando una gran influencia electoral, aun y cuando este no sea su objetivo.

Mas allá de la utilidad política o de quien pueda verse favorecido con ella, lo importante es el concepto como antecedente de una nueva forma de expresión social.

Como lo apunto desde 1977, mucho antes de la aparición de las redes sociales, el destacado sociólogo italiano Alberto Melucci: Los que se rebelan primero no son los grupos más oprimidos y disgregados, sino los que experimentan una contradicción intolerable entre su identidad colectiva existente y las nuevas relaciones sociales impuestas por el cambio. Ellos pueden movilizarse más fácil porque pueden utilizar redes de comunicación ya existentes para hacer circular nuevos mensajes y consignas y porque pueden reconocer más fácilmente intereses comunes.

Visto así, lo que el movimiento “yo soy 132” busca es una reivindicación de la libre determinación social, una exigencia de respeto, ante el repudio manifiesto a la manipulación de la clase política y los medios informativos a su servicio.

A pesar de que quienes quieren minimizar su presencia e importancia, algunos por intereses y otros por incredulidad, lo descalifican por descontado,  esta corriente ha detonado irreversiblemente un sentimiento de participación colectiva, que independientemente de sus formas y contenido, será en adelante un mecanismo recurrente para la expresión comunitaria.

Lo interesante y por demás rescatable, es que esta postura tan madura provenga de los jóvenes, como eco de una aspiración que transito en el ánimo de varias generaciones que no pudieron cristalizarla, eso es por sí solo, ya un triunfo de este movimiento.

 





Etiquetas:   Política   ·   Partidos Políticos   ·   YoSoy132

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18740 publicaciones
4728 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora