Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Mauricio Macri   ·   Devaluación   ·   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   Inflación   ·   Crisis Económica   ·   Sociedad   ·   Utopias   ·   Emigración   ·   Dignidad   ·   Valores



El falaz demonio de la impunidad al acecho


Inicio > Política Nacional
04/06/2012


1265 Visitas



Ocho años, casi el registro de una década histórica de oscuros tejemanejes socio-políticos, dieron para mucho. Los españoles más proclives a un estúpido revanchismo siendo crédulos cuando no incultos para dejar que les rescribieran la Historia de memorias históricas como cebos de distracción, decidieron en las urnas que el socialismo destructivo de un zafio gobernante como Zapatero dirigiera nuestros destinos hacia un abismo institucional y económico sin precedentes. La jugada de la malignidad que se iniciaba un 11 de Marzo de 2004 no era maestra pero sí provista de una ruindad que daba por descontada la facilidad de manipulación social que trajo unas generaciones adictas a la frivolidad, a la vida fácil y al enconamiento de la lucha de clases que, siendo obsoleta reivindicación, se convirtió en oportunista excusa para vaciar las arcas con favoritismos y prebendas sectarios. Ahora no nos resentimos, no, agonizamos.






 

El programa de desintegración socialista no acabó con la derrota electoral del PSOE, castigándose las muchas responsabilidades delictivas que han sido impunes canalladas lastrando la vida de los españoles hasta el punto de peligrar la estructura constitucional y el potencial económico que siempre nos caracterizó. A modo de río Guadiana sigue subterráneamente la estrategia de un desgaste nacional que ha socavado las resistencias más básicas. Esperan dar los golpes de efectos necesarios para revertir la situación y que los españoles, sabios ellos, carguen tintas contra Rajoy sin la memoria reciente de saber sobre las responsabilidades de los destrozos de factura socialista. Todo el programa sigue esperando el momento adecuado para seguir delinquiendo para mayor gloria de la III República confrontando con la Monarquía en un pulso que esperan ganar de cualquier modo. Ciento noventa y dos muertos sin responsables intelectuales de la matanza, avalan la intención de continuidad.

 

 El plan ahora consiste en prodigarse poco, no sea que los ciudadanos sigan teniendo muy claro quiénes son los causantes de esta brutal debacle y los acusen con el dedo, colgando las etiquetas de criminales sinvergüenzas que ostentan los verdugos de nuestras desdichas,  presumidamente mintiendo sobre cien años de honradez.

 

Rubalcaba es un elemento residual de las peores épocas de una España apañada de corrupción y sectarismo que como un Guadiana al descubierto regó la podredumbre de la política ejercida con un sin fin de manipulaciones de las que ahora nos resentimos visceralmente. Todo va perfectamente para estos canallas agazapados.

 

El papel del Rubalcaba es todo lo sucio que se quiera y deba creer, sin lugar a otra duda que no sea el  porqué no está imputado o ya encarcelado este siniestro personaje que sirvió como lugarteniente a un inepto Zapatero; ambos responsables directos de la tragedia que hoy experimentamos con nuestra economía hundida y a expensas de una carroñera Europa dispuesta a rebañar hasta los huesos de nuestro denuedos por sobrevivir.





http://www.libremercado.com/2012-06-03/rubalcaba-somos-una-oposicion-responsable-que-quiere-confianza-1276460288/

 

Sabiendo de dónde procede la repugnante sevicia que nos ha abocado a esta tormenta sin visos de mitigarse y que contempla los peores horizontes destructivos, no es de extrañar escuchar a este villano- surgido de los avernos intemporales de la bellaquería histórica cuajada de repulsivos personajes- y acusar a Mariano Rajoy de mentir por no poder arreglar una situación que ellos se aseguraron de que no tuviera solución. No hay más que recordar cómo se entregaba en los postreros días de la expulsión del gobierno socialista, cualquier cuantiosa subvención a espuertas en el objetivo implícito de saquear las arcas del Estado para dejar la peor herencia posible al Partido Popular.

 

Es tan evidente la ruina provocada por estas alimañas que aún se revisten de autoridad moral para ejercer la resistencia y la crítica social, que da arcadas asistir a tal evidencia de canallas reunidos y saberlos impunes y dispuestos a provocar aún más daños a la menor oportunidad.

 

No sorprende que la cabeza visible del golpe de Estado del 11 de Marzo de 2004, el caradura de las indecencias criminales, asomara anunciando que los españoles no merecían un gobierno que les mintiera, siendo el mentiroso con patente de corso para destrozar nuestras vidas; acaso con un pacto directo con el Satanás que permite que majaderos de esta calaña colapsen el destino de todo un país y además sigan al acecho para terminar la obra.

 

No tardará el tiempo en que- previendo el desgaste del PP, quienes asumieron con ligereza una papeleta imposible de dirimir cargando con daños propiciados por los otros- se ofrezcan los salvadores  precipitándonos al abismo de la esperanza socialista en el que, como se sabe por experiencia, jamás se toca fondo gravitando en la patraña de la justicia social mientras se chupa del bote y de nuestra sangre.





Dos gobiernos socialistas deberían habernos escarmentado. Buscamos erráticamente a los salvadores sociales en nuestros verdugos. Mienten convincentemente y gusta. No aprendemos.



Etiquetas:   Corrupción   ·   Crisis Económica   ·   Alfredo Rubalcaba   ·   PSOE

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18438 publicaciones
4674 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora