Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Escritores   ·   Lectores   ·   Salud Mental   ·   Immanuel Kant   ·   Empresas   ·   Periodismo   ·   Libros   ·   Urbanismo   ·   Nuevas Tecnologías   ·   Medio Ambiente



Reingeniería jurídica de las PYMEs


Inicio > Economía
25/05/2012


1854 Visitas






El año 1998 a través del Centro Negocios Internacionales presentamos a CONUPIA una propuesta político-técnica que apuntaba a obtener de las políticas públicas un apoyo medular para la promoción de las pequeñas y medianas empresas y su capacidad asociativa. Llevamos la idea a las autoridades de la época, la difundimos en artículos de prensa, se la hicimos llegar a candidatos presidenciales para obtener una voluntad política que llevara mayor eficacia en las políticas públicas implementadas durante los gobiernos democráticos.





Han transcurrido casi 15 años desde ese primer intento y quizás el terreno actual sea más fértil gracias a la gran interacción que hoy existe en las redes sociales.





En la promoción hacia los sectores empresariales es necesario ir a las causas y no a los síntomas del problema de desarrollo PYME. Habida cuenta que estos establecimientos familiares o unipersonales mantienen una estructura societaria de personas, el riesgo financiero que ello implica es socialmente delicado, ya que de ocurrir una situación de crisis o quiebra, es la familia dueña de la PYME la que se arruina. Este hecho elemental hace que la PYME sea calificada como "sujeto de crédito riesgoso" y que los bancos las traten como grupo de riesgo, exigiéndoles respaldar su crédito con avales de los propios socios, lo que involucra el patrimonio personal de las personas que integran una empresa pequeña o mediana, bajo la figura societaria de "responsabilidad limitada" o de empresa unipersonal.





Esta característica en la constitución de las PYME es la limitante principal para que pueda acceder a los flujos de ahorro que circulan de manera abundante en nuestra economía, pero que se concentra en empresas que se estructuran jurídicamente como Sociedades Anónimas.





Por ello, la asociatividad de estos establecimientos productivos es también entrabada por su constitución societaria, que es de personas y no de capitales. 





El apoyo a las PYMES debiera apuntar a la promoción y reingeniería, de manera tal que puedan acceder a inversionistas y llegar a valorar sus respectivos proyectos con los criterios financieros que se utilizan en los mercados de capitales. 





Promover así la capacidad asociativa requeriría fortalecer primero su capacidad de gestión, sus competencias corporativas para el manejo de proyectos y luego su titularización, abriéndose de manera segura a la recepción de socios en inversión.





En tal sentido, propuse y reitero la estrategia siguiente: generar un Programa Nacional para la Reingeniería y Fortalecimiento de las Pymes el cual se concibe como un plan opcional y voluntario para alcanzar la modificación social de las pymes para llevarlas a la calidad jurídica de sociedades anónimas cerradas, que les permita sentarse a la mesa a discutir alianzas estratégica, de joint venture, de asociación vía consorcio, participación en cluster u otras formas de colaboración en función de proyectos conjuntos.









El Programa de Reingeniería Jurídica de las Pymes que he propuesto, significa centrar los apoyos en una asistencia técnica que las lleve a una nueva forma societaria. 

Simultáneamente, implantar en las nuevas empresas el sistema de gestión por proyectos, que permita ingresar a la empresa con su proyecto o plan de negocios, a un banco de proyectos que podría promoverse con contrapartes nacionales o extranjeras, del tamaño y visiones compatibles con el proyecto, para potenciar esas iniciativas compartidas como emprendimientos sustentables.





La clave del Programa es la reconversión jurídica y la focalización de un plan de negocios que pueda, a nivel de perfil, ingresar a un portafolio de oportunidades para inversionistas de mediano porte que se interesen por participar en ellos.





Pasando estas etapas, lo principal del Programa de Fortalecimiento planteado es que el Estado oriente un porcentaje de los Fondos previsionales acumulados que mantiene el sistema de AFP, Administradoras a través de FIDEs, Fondos de Inversión para el Desarrollo de Empresas (Incubadoras de Empresas), que puedan entrar a los proyectos perfilados con capital de riesgo, permitiendo que las PYMES seleccionadas puedan relacionarse por ejemplo,  en joint ventures con socios externos para aprovechar los espacios abiertos por los Acuerdos internacionales que mantiene Chile con el mundo..





Si Chile tiene un gigantesco ahorro interno que pertenece a todos los chilenos afiliados al sistema de AFP, el cual supera los 100 mil millones de dólares, que circula de manera concentrada a través de las grandes empresas del país, permitiéndose que se invierta en el exterior, en bolsas de valores del mundo desarrollado, sería de elemental equidad y una corrección efectiva del modelo, fijar desde el Estado una disposición que permita que una mínima parte de esa energía financiera blanda circulase como capital de riesgo hacia el sector PYME. Significaría disponer de un fondo de capital de riesgo que podría apalancar a las empresas decididas a profesionalizarse y buscar estrategias de internacionalización.





Para canalizar un programa como el descrito se propone la descentralización territorial del mismo y la participación de las cámaras empresariales, que podrían ser contrapartes técnicas, lo que podría significar un gran salto adelante del modelo chileno en materia de redistribución del ingreso.





El punto principal por donde partir, sería sensibilizar a la autoridad económica para imprimir la voluntad política necesaria para tocar un punto clave de la concentración de la riqueza en Chile, el cual se refleja como una situación de cuasi monopolio en la utilización del ahorro interno de todos los trabajadores chilenos por parte de un puñado selecto de grandes empresas que transan sus acciones en la Bolsa.





Propongo un debate ciudadano sobre esta propuesta. Espero que a través de las redes sociales alguien recoja el guante. 

________________________________________

Periodismo Independiente, Hernán Narbona Véliz, 25 de mayo de 2012.  









Etiquetas:   Políticas Públicas   ·   PYME   ·   Fondos de Pensiones

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
17692 publicaciones
4520 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora