Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Perú   ·   Periodismo   ·   Escritores   ·   Libros   ·   Cultura   ·   Lectores   ·   Literatura Latino Americana   ·   Muerte



El Sistema de Defensa Antimisil: todos a favor y en contra.


Inicio > Política Internacional
24/05/2012

1368 Visitas



La cuestión del emplazamiento del escudo antimisiles estadounidense en Europa, una vez más ha exacerbado las tensiones en las relaciones entre Rusia y los Estados Unidos. Las negociaciones se encuentran en un callejón sin salida, pues Washington se niega a facilitar  garantías jurídicas,  de  que  los misiles  no  serán  desplegados  contra  Moscú.


En opinión  de expertos europeos, el escudo antimisil, se crea para limitar los posibles daños que  pueda causar acciones militares de cualquier adversario potencial, sobre todo los que  están   dotados de  misiles  balísticos, capaces  de  alcanzar a los  Estados Unidos y sus aliados.Pero no solo eso, en la práctica, con la instalación del escudo antimisiles, Washington tendrá la oportunidad de ejercer presión sobre los países de la OTAN y de otros Estados aliados de  diferente manera  y en diferentes situaciones. Y tal función  por  lo visto, puede convertirse en la principal. Aparte de ello, el sistema antimisiles  le  permite  a la OTAN conservar  la capacidad de utilizar las fuerzas armadas convencionales contra cualquier  adversario dotado de armamento atómico.

El asunto gira en torno a los casos de "intervenciones para restablecer  el orden internacional", que supuestamente puedan ocurrir en virtud de acciones agresivas por parte de Estados poseedores de armas nucleares contra sus vecinos. Se entiende que se  trata de países  como  Irán y Corea del Norte. Según algunos analistas europeos, un efectivo ABM, permitirá que los países que  no  está dotados de armas nucleares,  decidan  renunciar a su adquisición y que al mismo tiempo ello crearía condiciones propicias para el logro acuerdos sobre el desarme nuclear.

De lo que no se habla en Europa y  en otras latitudes,  es sobre el  avance  de las   investigaciones  relativas  al  perfeccionamiento del nivel ofensivo del sistema  de defensa  antimisil. La  mejora  en  la calidad de ojivas nucleares y de los complejos de defensa  anti misiles  para superar a los misiles rusos a conducido a los estrategas estadounidenses a la renuncia al uso de ojivas cinéticas en el sistema antimisiles, obligándose a volver a examinar las bondades de la explosión nuclear. Sin embargo, como muestran los cálculos, incluso el uso limitado de algunos cientos de ojivas nucleares “limpias”, provocará la destrucción de  la capa de ozono y la  acumulación del humo las capas superiores de la atmósfera a lo largo de muchos años, acarreará consecuencias desastrosas para el cambio climático, la agricultura y la salud de las personas. En efecto, las  consecuencias de una hecatombe  nuclear, produciría una catástrofe  a la  humanidad  tal,   que la temperatura bajaría de manera drástica, inmediatamente después de la explosión y la oscuridad sería casi total, además de que las cenizas y otras partículas producidas por los incendios y detonaciones alcanzarían y permanecerían en la estratosfera, oscureciendo la luz del sol.

De esta manera, un conflicto nuclear de  cualquier envergadura, sea este global o localizado,  tendrá resultados fatales, pues produciría una nube gigante de polvo radiactivo sobre gran parte de la tierra,  situación de la  que   son conscientes  tanto  Rusia, como Estados Unidos.

Por lo tanto, cualquier intento de reducir los  efectos  del  uso de las armas nucleares utilizando el Tratado ABM, "la  bomba limpia" o bomba de neutrones, o la  bomba de  carga miniaturizada (minibomba nuclear B 61-11 o mini-nuke); tendría consecuencias desestabilizadoras para la seguridad  internacional. No hay duda de que  el desarrollo  de cualquier tipo de armas nucleares miniaturizadas y  el  lanzamiento  del  reciente programa de defensa antimisiles, se  implementan con la intensión confesa de esquivar tanto el Tratado de no proliferación mundial, como  el Tratado sobre Misiles Anti-balísticos o ABM (Strategic Arms Limitation Talks), de 1972, vigente  hasta el 2002.

En la  actualidad, tal parece  que el proyecto  de  defensa antimisil  estuviese sincronizado  con la función  de  inducir  a socios  y no socios, a abocarse   a considerables  e  innecesarios   gastos de  defensa. Esto  deja la sensación de que, los Estados Unidos y, en particular, los países de  la OTAN pertenecientes a la zona euro, buscan salir de la crisis financiera, a través de la implementación de programas militares faraónicos,  al tiempo  que  de  paso, obligan  a Rusia,  a  realizar inconmensurables  gastos  militares sin sentido y  así desviarla del cumplimiento de objetivos estratégicos para el  desarrollo  de  su economía.

En resumen, es evidente que el despliegue unilateral de las instalaciones del sistema antimisiles norteamericano en Europa, dificulta  los esfuerzos para contrarrestar  amenazas comunes, entre ellas la proliferación de las armas nucleares y de misiles. Precisamente esto es lo que debe  considerarse  como el  mayor peligro y no  la  supuesta  amenaza   nuclear de  terceros Estados, enfoque  este, propio  de la  época de la guerra fría.

 

Por: Euclides E. Tapia C. Profesor Titular de Relaciones Internacionales de la Universidad de Panamá





Etiquetas:   OTAN   ·   Conflictos Armados   ·   Escudo Antimisiles

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21904 publicaciones
5259 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora