Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Coronavirus   ·   Innovación   ·   Psicología   ·   Escritores   ·   Periodismo   ·   Sociedad   ·   Psicoterapia   ·   Psicoinmunología   ·   Salud Mental   ·   Salud



Según un estudio, las personas con psoriasis tienden a ser más sumisas


Inicio > Psicología
21/05/2012


6493 Visitas



La psoriasis es una enfermedad crónica de la piel que tiene un fuerte impacto en la calidad de vida del enfermo porque sus síntomas son la presencia de zonas inflamadas, de color rojizo, que suelen cubrirse de escamas platinadas, en el cuero cabelludo, los codos, las rodillas y la parte inferior de la espalda.






     Actualmente, se considera una enfermedad inmunitaria, aunque algunos medicamentos también son capaces de desencadenar o agravar un brote de psoriasis. También influyen factores hormonales, como el embarazo, el hipotiroidismo, la hipocalcemia, factores metabólicos, como la diabetes o la  obesidad. Factores digestivos: dieta o el clima, con empeoramiento en invierno y mejoría en verano, especialmente si se toma el sol.



     Dentro de los elementos que influyen en el desarrollo de la psoriasis, cobra especial importancia en el caso del estrés psíquico, uno de los factores desencadenantes mejor conocidos por los pacientes. Ellos mismos lo identifican sin dificultad como responsable de muchos de sus brotes de psoriasis. Ciertamente, esta enfermedad puede tener un impacto social importante y ha sido relacionada en numerosas ocasiones a sufrimiento psicológico como sentimientos de vergüenza, timidez, baja autoestima o estigmatización. Teniendo todo esto en cuenta, no es sorprendente que algunos autores la propongan como una enfermedad psicosomática por el estrecho vínculo entre estrés y exacerbación de las lesiones de psoriasis.



     La Facultad de Psicología de la Universidad de Málaga ha presentando un estudio con el fin de investigar el modo en que los perfiles de personalidad afectan a las enfermedades dermatológicas. El objetivo es estudiar la presencia de perfiles de personalidad diferenciales entre la población dermatológica afectada de psoriasis y la población normal no dermatológica.



     Para ello, se seleccionaron a 36 sujetos con psoriasis en el Hospital Universitario Reina Sofía de Murcia, pero se excluyeron a aquellas personas con transtornos psicológicos severos: Psicosis, Trastornos facticios o simulación, trastornos neu-rológicos, etc. por lo que los datos obtenidos no deberían ser atribuidos a síndromes psiquiátricos. Para evaluar los estilos de personalidad se empleó el cuestionario Mips que se centra en el estudio de los estilos de personalidad en tres áreas: metas motivacionales, modos cognitivos y relaciones interpersonales. Tras una comparación de medias utilizando la muestra normal representativa de la población española como valor de contraste para cada una de las escalas de personalidad se encontraron diferencias en personalidad entre la muestra normal y la psoriasis en las siguientes variables: Individualidad, Protección, Intuición, Innovación, dominio y aquiescencia.



    En cuanto a las conductas interpersonales encontraron que estas personas presentan menos discrepancia que la muestra de referencia. Son menos dominantes y más aquiescentes. Globalmente podemos decir que presentan tendencia a buscar la unión con los demás, el acuerdo y a presentar poca discrepancia con las opiniones ajenas con el fin de buscar puntos de unión con el otro, pudiendo resultar dependientes, poco dominantes y sin iniciativa u opiniones propias. Una alta vulnerabilidad al estrés en estos pacientes, podría estar sustentanda esta tendencia a evitar conflictos interpersonales con los demás.



     Así, los resultados indican un perfil de personalidad más desajustado, lo que se ha relacionado con una menor satisfacción con la vida y existe evidencia que subraya el temor de los pacientes con psoriasis a ser rechazados o a ser objeto de evaluación negativa,  algo que podría estar modulado por variables de personalidad, como en otras patologías dermatológicas como el acné.

     Estos resultados son un hallazgo a tener en cuenta a la hora de tomar en consideración la dimensión global de los pacientes dermatológicos en general y de psoriasis en particular, por el posible papel que pueda jugar en el desencadenamiento, mantenimiento y agravamiento de la enfermedad. Así como el papel que pudiese jugar como actor modulador de las experiencias estresantes y calidad de vida.

     Además, tiene interesantes implicaciones para la investigación, ya que pone en juego variables de personalidad y el funcionamiento de la piel, lo que puede aportar información relevante a la hora de comprender el fenómeno de la psicosomática de las lesiones de la piel: qué mecanismos regulan su aparición y, sobre todo, qué influencias juegan las variables individuales a la hora de dar cuenta de las diferencias entre distintas personas a la hora de enfermar. Finalmente, cómo pueden ser aliviados los síntomas que puedan presentar estos pacientes a través de una comprensión más profunda de su situación psicológica.



Etiquetas:   Salud   ·   Psoriasis

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
19589 publicaciones
4895 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora