Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Escritores   ·   Reseña   ·   Libros   ·   Lectores   ·   Novela   ·   Periodismo   ·   Ética   ·   Bioética   ·   Filosofía Social   ·   Lectura



Frases con poco acierto que se llevan castigo cierto


Inicio > Ciudadanía
18/05/2012


1450 Visitas



Hace unos días, el ahora ex decano de Arquitectura de la Universidad San Sebastián hizo unas declaraciones que incomodaron (o debieron incomodar) a la siempre volátil opinión pública.




Fue en la revista Vivienda y Decoración, de El Mercurio y las expresiones infelices fueron la respuesta a la pregunta ¿Tiene buenos alumnos?



El arquitecto respondió con un párrafo armado pero que, para efectos de este artículo separaré en enunciados que iré comentando de forma separada.



No. Porque el perfil de la universidad es C2, C3.

Es cierto: presumir que no son buenos alumnos sólo por la casta económica de la que vienen es una canallada, sin embargo, no nos engañemos: el obrero actual generalmente no gasta su dinero comprando enciclopedias y, en caso de tener tv cable en la casa, seguramente por fomento negativo (es decir, que nadie se preocupa de incitar a consumir otros productos) los muchachos se estarán fundiendo el cerebro hace años con Jersey Shore. ¿Que alguien sea C2 ó C3 lo hace un mal estudiante? No. Pero si lo hace presumiblemente un estudiante de cultura limitada.



Yo me he pegado dos recorridos por Asia y Europa para configurar un programa de arquitectura top. Convengamos en que contar dinero públicamente no es una práctica de lo más hidalga, sin embargo, concedamos que lo dijo con la intención de que al armar el programa quizo hacerlo bien y tener bases fuertes en las que apoyarse. Un comentario prescindible.



Reconozco que me equivoqué en un tema (...) y es que no consideré el segmento y el perfil que va a esta universidad; no tiene cultura, no tiene sofisticación. Volvemos al asunto de la primera frase: el problema no es plantearlo, sino generalizar pero, como contraparte, está el hecho de que esa generalización tiene un fundamento para nada delirante. La apreciación de arquitectura que tiene un chico promedio que sea C2 ó C3, claramente estará centrada en paraderos de Transantiago, la fascinación naif con las calles París y Londres, la admiración boquiabierta de Sanhatan (para los que realmente les interesa el asunto) y las construcciones clásicas europeas para los más avezados, que quizá buscaron en google o lo pillaron al azar (tal como yo) en History Channel y se enteraron que Brunelleschi fabricó un sistema para hacer cúpulas en el siglo XV. Pero que, como regla general, los C2 y los C3 tengan cultura y sofisticación (que, digámoslo, es cultura aplicada de forma convencionalmente moderna) es claramente inesperable.



Con mucho respeto lo digo, porque los adoro y nos hemos hecho muy amigos. Un aspecto muy chileno, tratar de arreglar el discurso sobre la marcha. Introducir falacias afectivas para reblandecer un juicio que claramente era más duro... prescindible también. Un comentario baladí que, si somos suspicaces, podríamos interpretar como un paternalismo desvirtuado, clásico del filántropo que no ayuda a otros por que estén peor como un caso excepcional, sino que los encuentra constantemente peores.



Son primera generación (...), son por ejemplo, hijos de un camionero, de gente vulnerable. Ya sería tercera vez que lo comento, cae en la generalización... que tanta infelicidad ha traído al mundo desde siempre. Claro que es desgarrador que asuma que los hijos de camioneros o gente vulnerable no tienen cultura o no son sofisticados, pero ya comenté al respecto: no es que necesariamente no tengan, sino que es presumible que no tengan.



Me equivoqué en plantear un esquema muy sofisticado. Un mea culpa para cerrar nunca está demás, en especial después de decir tantas cosas que caerán mal. Además, esta frase integra el concepto de sofisticación que es el broche que sirve para la talla trillada en boca del ciudadano de a píe por el resto de la semana. Hablar de sofisticación, desvíar toda la atención de lo manifiesto para quedarse pegado con el chiste rápido, un vicio nacional innegable.



Me es inevitable, a la luz de las consecuencias que trajo la entrevista y las reacciones sulfuradas de los estudiantes (sí, los mismos presumiblemente incultos y no sofisticados) y de la sociedad en general sumado al hecho de que la Dirección de la universidad le solicitó la renuncia al decano y la aparición de un letrero enorme de disculpas que apareció en el edificio central de la institución llegar a algunas conclusiones que, lejos de hacerme sentir en una sociedad impregnada de un sentimiento febril de búsqueda de la justicia, me ilustra lo terribles que son los ánimos y las pasiones que inundan el sentir chileno.



Manifestar un comentario incómodo para una mayoría significará una sanción a futuro.

Al decano le solicitaron la renuncia: lo expulsaron de las filas de la universidad sólo por decir explicitamente una realidad que él estaba viendo.



El chileno medio encuentra que es ofensivo que se le llame hijo de camionero o perteneciente a la clase C3 ó C2.

Podría pensar en una crisis de pertenencia, pero lo veo más que nada del arribista que todo chileno lleva dentro, el orgullo mechas tiesas que no quiere que nadie le diga "hey, si tu eres C2". Ser hijo de camionero o de gente vulnerable no es deshonroso. De hecho, nisiquiera es deshonroso es ser hijo de delincuentes, sí lo es ser delincuente



El ex decano de Arquitectura de la Universidad San Sebastián se llama Cristián Boza, es chileno y se tituló de arquitecto en 1968. Imagino que en el sitio web de la USS hay más información sobre él... ah, no. Verdad que lo renunciaron por opinar algo feo.





Etiquetas:   Comunicación   ·   Entrevista   ·   Clases Sociales   ·   Arquitectura

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18703 publicaciones
4725 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora