Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Tecnología   ·   Poesía   ·   Innovación   ·   Libros   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Reseña   ·   Periodismo   ·   Música   ·   Naturaleza



Ríos de sangre


Inicio > Política Internacional
08/05/2012

1265 Visitas



Los años no han menoscabado en nada la perversa habilidad de Fidel Castro, acaso la han extremado en sus mañas para la intriga y la manipulación. Prueba de ello, si es que hacía falta alguna, es la reciente "reflexión" publicada en Granma, en la que anuncia "ríos de sangre" para Venezuela, si el "gobierno bolivariano" perdiera el poder.


Como estamos a cinco meses de las elecciones presidenciales, es obvia la referencia a los resultados electorales. Obvia pero no explícita, porque Castro atribuye el supuesto de pérdida del poder a un derrocamiento promovido por Estados Unidos. Curioso, así mismo, que el sátrapa admita la posibilidad de que "el Presidente no logre superar la enfermedad".

Lo que Castro astutamente quiere comunicar, es que si el régimen bolivarista dejara de imperar en Venezuela, sea por derrota comicial, sea por falta absoluta del hegemón, sea por la lucha de poderes que se libraría en sus entrañas, en nuestro país ocurriría una matanza de proporciones bíblicas. El "aviso" tiene por destinatario formal al señor Obama, pero esa es la maroma para enviarlo a su verdadero destino, nosotros los venezolanos.

La amenaza fidelista, además de constituir una escandalosa intromisión pública en los asuntos internos de Venezuela --lo que en la práctica no aplica porque esos asuntos están en sus manos privadas desde hace más de 13 años--, lo que busca es reiterar una matriz política de la propaganda roja: sin Chávez vendría el caos, la violencia, la anarquía... por ende es preferible que se quede...

Claro, esta vez con el añadido particular de que ello podría ser imposible por causa de la "variable oncológica", y entonces Fidel enfatiza cual Maquiavelo tropical que lo más importante sería la permanencia del "gobierno bolivariano", es decir uno presidido o no por el señor Chávez.

Y es que en eso andan los hermanos Castro Ruz, qué hacer y qué decir para adelantarse a los acontecimientos, evitar que puedan perder el control que tienen sobre el petro-estado venezolano, intervenir para ello en el proceso electoral, en los cuarteles, en el ambiente de opinión, en lo que sea con tal de prolongar el continuismo de un régimen confiable en Venezuela.

Y nada más eficaz para eso, de seguro piensan, que el anuncio de violencia masiva y sanguinaria. No es fácil emparejar semejante y despreciativa irresponsabilidad. Sobre todo porque para ellos, los Castro Ruz y sus camarillas vene-cubanas, Venezuela sólo tiene una importancia utilitaria y jamás intrínseca: hay que expoliarla cueste lo que cueste a los venezolanos, incluyendo, si fuera menester, ríos de sangre...

Que por lo demás, eso es lo que hemos tenido y tenemos a diario con el régimen bolivarista, ¿o es que los 20 mil asesinados al año no reflejan la tragedia de la dolorosa destrucción de la nación? Pero no satisfecho con eso, Fidel Castro quiere seguir dominando a Venezuela a través del "gobierno bolivariano", con o sin el actual mandatario. ¿Dejaremos que se salga con la suya?





Etiquetas:   Hugo Chavez   ·   Fidel Castro

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
19028 publicaciones
4772 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora