LA COMPETITIVIDAD DE LOS PAISES

 

. Capacidades que hacen que sus productos y servicios sean capaces de penetrar y conquistar otros mercados, ganando la voluntad de los mismos. Por supuesto que también influyen los recursos naturales, esos que son vitales e insustituibles para el mercado consumidor mundial. Pero la calidad y capacidad de las personas es mucho más determinante al momento de hablar de competitividad. Porque los recursos naturales se terminan agotando o siendo desplazados por otros insumos derivados de la aplicación de nuevas tecnologías, mientras que el recurso humano de calidad es insustituible. Transformándose en un recurso solo reproducible con la mediación de un sistema educativo altamente eficiente. Es decir aquel sistema del cual egresan personas sólidamente formadas.En virtud de esto, todo lo que influya negativamente en conseguir un recurso humano de calidad, en cantidad, reducirá o deteriorará la competitividad de un determinado país. Lo que luego influirá negativamente en los resultados que ofrecen las sociedades y en cómo se invierten los fondos públicos y en como mejoran o se empobrecen los servicios esenciales.Por lo que, la educación es vital al momento de producir, si cabe la expresión, personas muy bien capacitadas, que cuando se integren a la sociedad productiva, dejen el sello distintivo e indeleble de su intervención.Ese logro de personas formadas y capacitadas, luego influirá en el desempeño de toda la sociedad. Porque en la competitividad no solo influye lo que las personas capacitadas logran producir, sino como estas personas se comportan en todos los aspectos de la vida en sociedad. Para hablar con claridad podemos decir que si bien es importante lo que producen, también es importante cuando menos dañoso es su proceder en todos los aspectos de su vida. Ya que sobre las espaldas del Estado, recaen las consecuencias derivadas de esos daños que deberá finalmente atender cuando las personas integrantes de su comunidad se comportan irresponsablemente. Es por eso que debemos poner atención a los resultados que ofrece la educación, porque estos nos están indicando, si los métodos y las pedagogías que empleamos en los trayectos educativos son los adecuados o si por el contrario tenemos razón cuando sospechamos que estamos transitando un camino equivocado. Al no quedar satisfechos con lo que vemos del desempeño de los egresados, cuando ingresan al mercado laboral, o cuando intentan seguir carreras universitarias.Eugenio Garcíahttp://garenioblog.blogspot.com

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales